21 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Lástima que no se tuvo en cuenta la “Falacia de la Preexistencia”


Por lo general las ART, ante una hernia de disco originada por un accidente de trabajo, sólo se limitan a realizar una RMN y manifiestan: “hay pre existencia”, “es enfermedad inculpable” ignorando por completo la defifinición de accidente de trabajo y el texto completo del artículo 6, inc. 3 b, de la ley 24557.

El problema

Comienza cuando un trabajador de cualquier empresa tiene un típico accidente de trabajo cuando levanta algo pesado, y de pronto al hacer un esfuerzo siente un agudo dolor en la columna lumbar y no se puede mover. Ante esta situación la Empresa lo lleva a la respectiva ART, quien a través de sus prestadores, le realizan los correspondientes análisis clínicos y es medicado con anti inflamatorios y posteriormente le hacen una RMN de columna lumbar.

Allí comienza el calvario de este empleado primero y del empleador después.

En la RMN, los especialistas “ven” subjetivamente que hay “predisposición”, en realidad lo que ven a veces que el paciente tenía artrosis. A esta situación ellos le llaman “predisposiciÁ¶n”, arguyendo que tenía artrosis anteriormente. Y casi seguro que es así, si el paciente tenía artrosis eso no significa nada. Este paciente ya tenía la artrosis y con ella trabajaba normalmente y no le afectaba para nada.

Entonces le comunican que esto es una enfermedad inculpable y así se lo hacen saber al empleador, además le comunican que por esta razón no lo pueden atender. Y lo peor que la mayoría de las veces tanto el empleado como el empleador, creen que tienen razón y no hacen nada.

Las ART, en general ignoran “olímpicamente” la definición de accidente de trabajo que la misma ley 24557, que dice específicamente que un accidente de trabajo es un acontecimiento súbito y violento ocurrido por el hecho u ocasión de trabajo, o en el trayecto entre el domicilio del trabajador y el lugar de trabajo (in itinere). Y también ignoran lo que dice el artículo 6, inc. 3 b, de la ley 24557, en segundo párrafo.

La misma ley, que ellos citan, constituyendo de esta manera una “falacia” que todos creen que es una realidad.

Y así estamos: queda el individuo sin atender con una hernia de disco en su columna y la empresa queda “pagando”, por que seguramente después vendrá el juicio para ella, siendo que aportó todos los meses.

De esta manera son dos los perjudicados el empleado en su cuerpo y el empleador en su bolsillo. 

Seguinos en Facebook, Twitter o Google +

 

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *