21 de noviembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Un estudio muestra una alta prevalencia de problemas auditivos

El Colegio de Fonoaudiólogos de la Provincia realizó el año pasado un estudio del que participaron 286 personas, de las cuales 139 presentaban audición normal y 147 (51% de la muestra), algún tipo de pérdida auditiva, sea ésta unilateral o bilateral, de distintas magnitudes -desde leves a profundas-.

Así lo informó la entidad que, sorprendida con el alto número de personas con dificultad en su audición y, además, la gran cantidad de jóvenes entre ellas, lanza hoy la campaña “Pará la oreja y escuchá”, que busca promover la reflexión en la comunidad sobre la importancia del cuidado de la salud auditiva.
Cabe recordar que los datos del estudio se obtuvieron en las jornadas de control -abiertas y gratuitas- que se llevó adelante el año pasado junto a profesionales de toda la provincia, tanto en la ciudad de Córdoba como el interior. En esta edición se propusieron concientizar sobre la problemática en el marco del Día Nacional de la Audición, que se celebra cada 28 de marzo en conmemoración de la primera cirugía auditiva realizada en el año 1933, por el Prof. Dr. Juan Manuel Tato.

“Lo que detectamos nos resultó un dato sorprendente porque es muy alta la cifra de personas con alguna pérdida auditiva. Por eso, este año queremos destacar que se puede cuidar la audición desde la gestación hasta la adultez. Lo importante es que la prevención y el cuidado de la salud auditiva se pueden y se deben realizar en todas las etapa de la vida. Desde el primer mes de vida ya podemos evaluar la audición y realizar el seguimiento correspondiente”, afirmó la fonoaudióloga Débora Serlin, integrante de la comisión organizadora de la campaña.

Otro momento trascendental para evaluar la audición y realizar las pesquisas oportunas es al ingreso escolar, sea en los niveles inicial o primario. En el caso de personas que trabajan expuestas a un alto ruido ambiental deben conocer que existen maneras de cuidar su audición y es fundamental la utilización de protectores auditivos creados para tal fin.

La audición puede disminuir con la edad y es por eso que la evaluación periódica anual es importante en los adultos mayores para realizar el tratamiento que se considere oportunamente. Cabe destacar que la prevención, el diagnóstico, la intervención y el tratamiento auditivo oportuno es posible siempre que la persona cuente con información al respecto, conozca todas las alternativas y recursos que existen en la actualidad y pueda acudir al profesional siempre que lo crea necesario.
“Este año queremos empezar a comparar con los datos de la campaña en 2017. Buscaremos no sólo controlar sino también comparar”, subrayó Serlin. Además, afirmó que la intención es averiguar si la persona con afección se atendió previamente o no con un profesional. Si no tuvo atención, quieren conocer si tiene acceso a medicina y, al igual que el año anterior, derivarla a un otorrinolaringólogo para que realice el diagnóstico.

Información y evaluación

La primera parte de la campaña se realizará durante esta semana completa, mediante difusión de información sobre cuidados de la audición teniendo en cuenta las diferentes edades del individuo. A través de la web oficial de Colegio, cfc-cordoba.org, Facebook.com/ColegioFonoCba y por medio de folletos impresos en instituciones de salud, escuelas y centros vecinales de la ciudad y el interior de Córdoba.
La segunda parte de la iniciativa se llevará a cabo durante julio y tiene como objetivo evaluar la audición de personas que estén expuestas a ruido laboral o recreativo.

Abuso de auriculares

Por otra parte, en referencia al segmento adolescente y juvenil, los especialistas piden que bajen el volumen de los auriculares. La exposición a música y ruidos muy intensos durante un tiempo prolongado puede causar daños irreversibles en la audición; sin embargo, hay formas de evitarlo y protegerse.
Días atrás, el Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata (Buenos Aires) advirtió de que se teme que toda una generación padezca sordera debido a los daños auditivos que ocasiona el mal uso de auriculares y equipos tecnológicos para reproducir música. Laura Flores, vicepresidente de la entidad, había señalado que se trata de lo que ya los especialistas denominan Generación S, de sordos, que existirá en un futuro próximo debido al mal uso de accesorios tecnológicos. Destacó que “los altos decibeles son nocivos para las células ciliadas del oído, que una vez que se mueren no se recuperan”.

Desde 2001 en Argentina existe una ley nacional (Nº 25415) que cubre todos los procedimientos necesarios para la detección y tratamiento de problemas de audición. “Esto es importante para favorecer la adquisición y desarrollo del lenguaje”, afirma el colegio profesional local. Sostiene que la audición puede disminuir con la edad, por lo que es importante realizar una revisión anual de la audición.

Fuente: comercioyjusticia.info

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *