17 de abril de 2021

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

OIT: ¿Puede China envejecer y enriquecerse al mismo tiempo?

En 2013, habrá más de 200 millones de personas mayores de 60 años en China. Esta cifra representa más de la población total de países como Indonesia, Japón, Brasil o Rusia, algunas de las naciones más pobladas del mundo.

Para 2050, se estima que el número de personas de edad en China alcanzará los 487 millones, o cerca un tercio de la población total.

El desafío no sólo se deriva del tamaño de la población de personas mayores, sino también del ritmo creciente de envejecimiento de la sociedad china.

Este último es el resultado de la combinación de dos factores: el boom de la natalidad de las décadas del 50 y 70, y la abrupta introducción de la política de un hijo único a finales de los años setenta.

Protección social para todos, ¿pero es eso suficiente?El rápido envejecimiento tendrá un impacto profundo en todos los aspectos de la sociedad china, incluso en el mercado laboral y en el sistema de protección social. El bienestar de todas las personas, y no sólo de los ancianos, dependerá de cómo el país enfrente este reto.

China está cerca de alcanzar la cobertura universal en términos de pensiones para sus 200 millones de personas mayores, pero sólo un tercio de ellas tiene jubilaciones que cubren adecuadamente sus necesidades básicas. El resto depende de sus familias para subsistir.

Es verdad, otorgar pensiones a todas las persona contribuye a reducir la pobreza durante la vejez. Pero la cantidad relativamente baja de dinero que reciben las dos terceras partes de los jubilados explica porqué, entre otras razones, la proporción de personas de edad que viven en la pobreza en China sigue siendo mucho más alta que en Japón.

De manera que existe la necesidad de continuar a mejorar los niveles de pensiones ““ y la calidad de los servicios de salud ““ en particular para quienes perciben bajos sueldos, las personas mayores en las zonas rurales, las mujeres y otros grupos vulnerables.

Con el aumento de la expectativa de vida y mejores servicios de salud, incrementar la edad de jubilación actual* no sólo parece posible sino también inevitable. Esto ayudaría a China a enfrentar mejor la creciente presión de financiar las prestaciones de seguridad social.

Es indispensable una fuerza de trabajo calificadaEl envejecimiento también tiene, y seguirá teniendo, un impacto importante sobre la fuerza laboral.

En China, el número de trabajadores en relación a la población de edad avanzada está disminuyendo. Este número representa (no sólo en China sino en muchas otras sociedades) el potencial de capital humano del país para producir la cantidad necesaria de bienes y servicios para toda la población.

Pero este es sólo el aspecto cuantitativo. En el mundo globalizado de hoy, una fuerza de trabajo calificada es un factor clave para determinar la calidad así como la cantidad del crecimiento económico.

China no puede conformarse con ser la fábrica del mundo. Debe invertir más en la educación y formación de su mano de obra, a fin de producir más y mejores bienes y servicios. Esto beneficiaría a todos los grupos, incluso a las personas mayores. De este modo China podrá crecer vieja y rica al mismo tiempo.

* La edad de jubilación varía de acuerdo a regímenes diferentes. Es de 50 años para las trabajadoras, 55 para las mujeres que ocupan cargos directivos y 60 para los trabajadores (hombres) bajo el sistema de pensiones de ancianidad para los trabajadores urbanos.

Fuente: OIT

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *