16 de diciembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

OIT: Más de la mitad de los trabajadores latinoamericanos no están cubiertos por la seguridad social contributiva

Más de la mitad de los trabajadores latinoamericanos no están cubiertos por un sistema contributivo de seguridad social que los cubra de los riesgos relacionados con la enfermedad, el desempleo y la vejez, según un nuevo informe de la OIT. El informe exige una acción decisiva para cerrar las brechas existentes y futuras en la cobertura de la seguridad social.

El Panorama Laboral temático de la OIT: Presente y futuro de la protección social en América Latina y el Caribe Perspectivas laborales: presente y futuro de la protección social en América Latina y el Caribe ) muestra que los sistemas existentes en la región se encuentran en una encrucijada, marcada por la necesidad de aumentar el número de personas cubiertas, el nivel de beneficios y la capacidad de garantizar la sostenibilidad de esos sistemas.

“Estamos hablando de unos 145 millones de trabajadores que no contribuyen en una región con una población que envejece, lo que podría afectar su futuro y el de sus familias”, dijo el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe José Manuel Salazar-Xirinachs, quien presentó el informe en la Ciudad de México. “En los últimos años, ha habido un progreso innegable, pero todavía hay grandes brechas en la cobertura que deben abordarse con urgencia”.

El análisis de la OIT abarca una gama de beneficios, desde pensiones para personas mayores hasta seguros de desempleo, cobertura de salud o transferencias en efectivo que garantizan ingresos para familias con hijos, incluyendo cobertura contributiva y no contributiva.

Según el informe, la cobertura de los sistemas contributivos de pensiones basados ​​en los registros de empleo aumentó de 36.6 a 44.6 por ciento entre 2005 y 2015. Si bien esto puede verse como un desarrollo positivo, la cifra también revela que el 55 por ciento de la población trabajadora nunca hecho contribuciones.

El informe también revela enormes diferencias en la cobertura contributiva * por sector y región. La cobertura beneficia principalmente al público (que llega al 80 por ciento) y a los empleados privados (62,5 por ciento), mientras que solo el 15 por ciento de los trabajadores por cuenta propia y el 26,6 por ciento de los trabajadores domésticos están cubiertos.

La cobertura también es marcadamente más alta en la región del Cono Sur (incluido Brasil), donde alcanza el 58.6 por ciento, en comparación con los países andinos donde alcanza el 31.4 por ciento o Centroamérica y México donde alcanza el 31.2 por ciento. En solo seis de los 16 países incluidos en la muestra, más del 50 por ciento de los empleados están cubiertos por un sistema contributivo de protección social.

Salazar enfatizó que “la protección social es un componente fundamental del desarrollo económico y social, que es clave para la lucha contra la pobreza y la desigualdad”. Para abordar las incertidumbres generadas por el futuro del trabajo, pidió medidas urgentes “para reducir las deficiencias en la región”.

“Los datos nos recuerdan que vivimos en una región con un alto nivel de informalidad, que tiene un impacto directo en la participación en los sistemas tradicionales de protección social porque la mayoría de estos trabajadores no hacen contribuciones. Casi la mitad de los empleados en América Latina y el Caribe se encuentran en la economía informal “, agregó Salazar.

El informe indica que la cobertura contributiva de las mujeres ha mejorado más que la de los hombres durante 2005-2015. A nivel regional, la tasa para las mujeres alcanzó el 45.3 por ciento, mientras que fue solo el 44.2 por ciento para los hombres.

El informe también enfatiza que “como región con una desigualdad exacerbada, América Latina transfiere las importantes desigualdades en sus mercados laborales a la seguridad social”. Concluye proponiendo diez puntos para guiar el debate y la acción de los gobiernos y los actores sociales relacionados con las reformas de los sistemas de protección social en la región.

Fuente: ilo.org

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *