05 de diciembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

México: Discriminación laboral a discapacitados

A pesar de los avances en la cultura de la discapacidad, es de conocimiento público todos los problemas a que se enfrentan las personas con discapacidad en el ámbito laboral independientemente del tipo de discapacidad que padezca (motora, sensorial,) para tener un trabajo digno, es necesario detener actos de discriminación de que son objeto, tanto en el sector público como en el privado.

Ante el panorama antes descrito el Diputado local Carlos Germán De Anda Hernández plantea que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social promueva el derecho al trabajo y empleo de las personas con discapacidad en igualdad de oportunidades y equidad, que les otorgue certeza en su desarrollo personal, social y laboral.

Para lo anterior es necesario elaborar e instrumentar el programa nacional de trabajo y empleo para las personas con discapacidad, que comprenda la capacitación, creación de agencias de integración laboral, acceso a bolsas de trabajo públicas o privadas, centros de trabajo protegido, talleres, asistencia técnica, formación vocacional o profesional.

Además por ley se debe dar la inserción laboral de las personas con discapacidad en la administración pública de los tres órdenes de gobierno, a través de convenios con los sectores público, social y privado.

Más allá de lo que marca la Constitución que establece que “A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria,comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos”.

El legislador apunta que no obstante las disposiciones constitucionales antes mencionadas, es del conocimiento público que todos los problemas a que se enfrenta éste grupo vulnerable, en consecuencia, de suyo, existe una violación flagrante a los derechos humanos de dichas personas.

Aunado a lo anterior, a nivel nacional, estatal y municipal, existen personas con discapacidad que si bien es cierto, son Profesionistas y/o cuentan con algún oficio, no tienen las oportunidades laborales para desarrollarse como tales, lo que provoca que vivan de una manera por demás precaria; y lo que es peor, alejados de la sociedad de la cual forman parte.

En este contexto, se debe hacer cumplir el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborables que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad.

Fuente: elmercurio.com.mx

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *