21 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

El origen de las aguas minerales, garantía de calidad y seguridad alimentaria

Las aguas minerales son aguas muy singulares y están reguladas por una legislación específica. Para obtener el calificativo de “Agua Mineral Natural” requieren el cumplimiento de exigencias muy estrictas, con un largo y exigente expediente administrativo en el que intervienen las autoridades competentes en Minas, en Sanidad y en Medio Ambiente.

Cuando se habla del origen de las Aguas Minerales Naturales, debe tenerse en cuenta que se refiere siempre a aguas de origen subterráneo. Por este motivo, son aguas puras en origen, con una composición mineral siempre constante que mantiene en el tiempo. Además, no pueden recibir ningún tipo de tratamiento químico o microbiológico para su consumo.

En cuanto al envasado, se realiza a pie de manantial en condiciones de extrema asepsia, lo que permite que lleguen al consumidor con la misma pureza, composición mineral y propiedades saludables que tienen en la naturaleza.

Todos estos factores hacen que puede afirmarse que el Agua Mineral Natural es uno de los productos alimentarios más controlados y de mayor calidad. Así lo indica Jorge Lorenzo, Responsable del departamento de Aguas, Envases y Medio ambiente del Centro Nacional de Tecnología Alimentaria (CNTA), laboratorio reconocido por la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición – AECOSAN.

“El Agua Mineral Natural dispone de muchos factores que la hacen uno de los productos alimentarios más segurosEl primero es su pureza original y, para asegurarla, se realiza un estudio muy cuidado del acuífero. Otro factor importante es la estabilidad del citado acuífero, que permanece con una composición básica que permite detectar cualquier cambio. Y, además, se realizan diariamente multitud de controles que garantizan la seguridad alimentaria”, enumera.

Lorenzo recalca que se realizan numerosos análisis diarios, tanto microbiológicos como físico-químicos. Estos controles son realizados tanto por lotes como por horas de envasado de manera que, a diario, se realizan multitud de análisis tanto por las empresas en las propias plantas envasadoras como en laboratorios externos.

“Todos los análisis están normalizados por criterios internacionales, de manera que se realizan con el máximo rigor, asegurando unos resultados de calidad y que son extrapolables a cualquier parte del mundo”, señala Jorge Lorenzo.

Como recuerda Jorge Lorenzo, los indicadores que deben vigilarse están recogidos en la legislación aplicable a este producto en el Real Decreto 1798/2005. “Son, fundamentalmente, parámetros microbiológicos y químicos -que indican la composición del agua- y parámetros físicos, que indican su estructura. El etiquetado también es muy importante, porque permite que el consumidor pueda saber, en todo momento, tanto la procedencia del agua envasada como su composición o características”. Debe recordarse que el Agua Mineral Natural es, junto con los alimentos infantiles, uno de los productos alimentarios más reglamentados, en cuanto a seguridad, información al consumidor y calidad alimentaria.

Sobre el Instituto de Investigación Agua y Salud

El Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) es una entidad científica y divulgativa sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo desarrollar actividades de investigación y difusión sobre la importancia de la hidratación en nuestra salud y las características de las aguas minerales, a través de la realización de Estudios e Informes Científicos.

Fuente: prevention-world.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *