13 de diciembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

La ecología del árbol solar

Los tilos del centro de Viena tienen desde hoy un nuevo vecino que marca el camino del futuro: el «árbol solar», un nuevo tipo de farola experimental que aúna lo último del diseño, la ecología y el ahorro de energía. El creador del proyecto es Ross Lovegrove, tenido por muchos como un visionario desde que participó en la creación del Walkman de Sony o el ordenador de sobremesa iMac de Apple.
El primer árbol solar, un cuerpo lumínico que funciona de forma autónoma gracias a sus placas fotovoltaicas y con forma vegetal pretende ser eficiente y sencillo, y su diseño está al servicio de la funcionalidad del objeto.
La parte industrial del proyecto se desarrolló con la cooperación de las empresas Artemide y Sharp, que dotaron al objeto de una nueva tecnología que permite almacenar la electricidad hasta tres días y con la que se logra una potencia lumínica de 34 vatios.
Diez placas solares se extienden hacia el sol gracias a diez brazos que asemejan ramas.
“Los árboles solares transmiten más que luz”, dijo Lovegrove sobre su proyecto, son una apuesta por “la innovación ecológica y la alegría de una nueva estética posible a través de los procesos digitales. Traen la naturaleza al gris urbano y dirigen nuestros sentidos con optimismo hacia el futuro”, asegura el creador.
En un principio, la instalación se mantendrá hasta el 29 de octubre, aunque el director del MAK está negociando con el municipio de Viena su exposición permanente y quiere incluso colocar de cinco a ocho “árboles solares” más, que se expondrán ante el museo y la Universidad de Artes Aplicadas.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *