20 de noviembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

El ausentismo y el reposo Laboral

El reposo laboral a veces puede ser ABSOLUTO y a veces puede ser RELATIVO. Es absoluto cuando el paciente tiene que quedarse en cama, levantándose únicamente para sus necesidades personales, es el caso que se da por ejemplo en la hepatitis, o en una bronquitis, etc. Es relativo cuando el paciente a los fines de llegar a un diagnostico preciso, debe realizar estudios tales como análisis, radiografías, etc. También puede ser que habiéndose llegado a un diagnostico, se necesite que el empleado realice fisioterapia, psicoterapia, etc.

O sea que ese periodo de tiempo en el cual el empleado está imposibilitado de realizar sus tareas habituales por prescripción médica, DEBE SER USADO por el empleado a los fines de su curación. EL REPOSO se inicia con la enfermedad o accidente y termina con el alta médica y el reingreso del empleado a su trabajo.

Si bien es cierto que existen tablas de valoración de incapacidades temporarias, para justificar los días de inasistencia del empleado, las mismas son orientativas y el Médico del Trabajo deberá valorarlos por si mismo de acuerdo a su experiencia en el tema en cada caso en particular. Cada enfermedad vivida por pacientes diferentes es un caso especial, de allí que es muy cierto aquel conocido aforismo que afirma: “no hay enfermedades, sino enfermos…”

No podemos pensar que en medicina las cosas se resuelven en forma matemática. A veces dos más dos suman tres o cinco, la Medicina y las Matemática no son ciencias afines y el resultado que hoy tenemos con un paciente mañana puede ser distinto con otro.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *