17 de enero de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Obvio: embisten contra ley ART (fin a industria)

Sin embargo, la norma nacerá con la decidida oposición del sindicalismo agrupado en la CGT y en la CTA. Ayer, los respectivos secretarios generales de ambas organizaciones de trabajadores, Hugo Moyano y Pablo Micheli, se reunieron en la histórica sede de la calle Azopardo (ver nota aparte).

Los sindicalistas cuestionan justamente la anulación de la «doble vía», una verdadera pesadilla para los industriales que -según datos que manejan las centrales empresarias- hizo florecer la industria del juicio y provocó que hoy se acumulen en los juzgados acciones legales por más de u$s 20.000 millones.

El Gobierno asegura contar con el quórum para sesionar (los votos, obviamente, los tiene) y espera un rápido trámite en el recinto. Esto, pese a que los diputados que responden a Moyano (su hijo Facundo, secretario general del gremio de los empleados de peajes) y Omar Plaini (canillitas) no asistirán a la sesión plenaria de mañana.

En tanto, los empresarios velan las armas, todavía incrédulos de que después de una lucha de casi ocho años la pesadilla de la industria del juicio esté por terminar. Una alta fuente de la Unión Industrial Argentina (UIA) le confesó a este diario que la ley remitida por Cristina de Kirchner «contempla casi todas nuestras inquietudes y resuelve casi todos los problemas que crearon los dos fallos de la Corte Suprema».

Esos fallos, cabe recordarlo, prácticamente derogaron la anterior ley de accidentes de trabajo, al habilitar la «doble vía» y al declarar inconstitucionales los topes indemnizatorios. Ahora, de aprobarse la ley, los trabajadores accidentados podrán optar por cobrar la indemnización que fijará la norma y que se actualizará a razón del 20% anual, o acudir a la Justicia (ya no la laboral, sino la civil: se accionará por daños y perjuicios, no por el accidente).

La mayor objeción que hacen los sindicalistas opositores es que no se pone el énfasis suficiente en la prevención para evitar los accidentes y aseguran que los montos indemnizatorios son bajos. Por su parte, los empresarios se quejan de que siguen teniendo que hacerse cargo de los accidentes «in itinere» (los que se producen cuando el trabajador va a o regresa de su lugar de tareas), sobre los que no tienen control alguno. Como siempre sucede, la ley no dejará conformes a todos, pero claramente su sanción será una victoria para los empresarios.

Fuente: ambito.com

SEGUINOS EN FACEBOOK, TWITTER Y GOOGLE +

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *