20 de septiembre de 2019

Nueva ART: Caminos Protegidos S.A
El clan Moyano compró una empresa aseguradora por 10 millones de pesos

El 8 de julio puede perder el liderazgo de la CGT, pero sin trabajo no se va a quedar. El sindicalista K Hugo Antonio Moyano y el clan familiar que encabeza acaba de comprar una importante compañía de seguros, por la que pagó más de diez millones de pesos.

La flamante adquisición es Juncal Compañía de Seguros Sociedad Anónima. El objetivo de la operación parece estar claro desde el mismo nombre de fantasía con el que rebautizaron a la compañía: “Caminos Protegidos Sociedad Anónima”. Es decir, la idea consiste en ofrecer los servicios de seguros de transporte, seguro de vida y ART al creciente sector de los camioneros, un tercio de ellos afiliados al gremio que conduce la familia.

Todos los integrantes del directorio pertenecen a la cúpula de Camioneros o son familiares de trabajadores del gremio, o de la Federación Nacional que administra el propio Hugo. Además, la dirección donde funcionará la aseguradora es la misma en donde opera la Mutual de Camioneros. Esta información está disponible en la Inspección General de Justicia (IGJ) y en la página web de la Superintendencia de Seguros de la Nación.

Con el sello de Juncal el Sindicato de Choferes podrá asegurar camiones, emitir pólizas de vida e intervenir en seguros patrimoniales de todo tipo. Si lo deseara, en un año no sólo recuperaría la inversión, sino que cosecharía ganancias siderales.

Sólo con las pólizas de vida colectivas contributivas, que pagan los empleados, podría obtener millones de pesos. La ecuación es sencilla.

De entrada, la potencial cartera de clientes la tiene bajo el brazo: son los 140 mil afiliados que declara tener el Sindicato. Si todos ellos se aseguraran con Juncal, recaudaría más de 50 millones de pesos. El cálculo se obtiene con un promedio por beneficiario de 360 pesos anuales. Si además el gremio ganara como clientes a todos los choferes que trabajan en el país -se calcula que hay 450 mil en total- sacaría una tajada de 160 millones de pesos al año.

Las primas colectivas no contributivas, que abonan las empresas por obligación pueden engrosar la caja camionera. Las primas que se pagan, en promedio, son de 500 pesos anuales. Para 140 mil camioneros la cifra que mueve el negocio es de 70 millones de pesos. Para la totalidad de los conductores, el movimiento de dinero es superior a los 220 millones de pesos anuales.

El otro sector de seguros en el que puede invertir Juncal es el de bienes patrimoniales, que es aún más rentable: la cobertura de un camión le cuesta al propietario en promedio 12 mil pesos al año. Si se tiene en cuenta que hay en la calle 450 mil vehículos, este mercado, en su conjunto, mueve más de 5 mil millones de pesos anuales.

¿Qué tan difícil podría ser para Juncal meterse en este rubro? No mucho, el Sindicato controla la mano de obra de las transportistas. ¿Utilizarán, como otras veces, a los choferes para presionar a las empresas? ¿Cuánta resistencia a comprar seguros de Juncal podrían oponer los dueños de los camiones, si los choferes afiliados al Sindicato hicieran un paro de actividades? En la actualidad son 12 las aseguradoras que se disputan esa clientela. Para los que ya operan en el rubro, “se trata de un sector complejo, con alto riesgo, por lo tanto no es para cualquiera”.

Pero las imágenes de los sindicalistas bloqueando las plantas cementeras, obstaculizando el transporte de bebidas o paralizando la distribución a los supermercados chinos permiten recordar que, en la práctica, quienes están en el Sindicato de Camioneros no son precisamente “cualquiera”.

La ART es otra veta a explorar por la flamante propiedad del gremio. Aunque para eso debe establecer, como obliga la legislación, una aseguradora de riesgo del trabajo, es decir, una empresa aparte. Sin embargo, esto no sólo no está fuera del alcance de los Moyano sino que en las compañías rivales creen que los sindicalistas quieren echar mano allí.

Otros directores titulares y suplentes de Juncal también ocupan cargos en el gremio: Omar Pérez es el secretario de Políticas de Transporte; Raúl Altamirano es el secretario fiscalizador; Octavio Argüello es vocal 1º; Claudio Norberto López es el secretario de Acción Social; Roberto Luis Boscolo es secretario gremial interno; Gabriel Aparicio es revisor de cuentas titular; Marcos Walter Vivas es el secretario de Organización; Osvaldo Luis Gabrielli es vocal; Miguel Angel Enríquez es secretario de la Mutual; y Pedro Elías Mariani es secretario gremial de la Federación Nacional de Camioneros.

Un abogado del grupo Juncal, Federico González Gale, confirmó que una de las tres empresas que gestionaban fue vendida en febrero, aunque dijo desconocer al comprador “porque no participé de la transacción”. Sin embargo, otro ejecutivo de Juncal reveló que fue el propio Hugo Moyano el que participó de la operación. “Ellos nos dejaron como domicilio de referencia el Sindicato. Estoy justamente tratando de ubicarlos para acercarles documentación de la empresa que compraron”, precisó.

Nota completa: Perfil.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *