20 de septiembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

EEUU: La NFL pagará US$ 765 millones por demandas por daños cerebrales

Es un deporte de contacto y, como tal, conlleva riesgos físicos. Pero muchos de los que practicaban fútbol americano profesionalmente no habían sido advertidos por los posibles daños cerebrales y por eso demandaron a la NFL ““la National Football League de Estados Unidos-, que deberá pagar 765 millones de dólares en resarcimiento; una cifra histórica aunque muy reducida en comparación a los más de 9.000 millones que ingresaron la pasada temporada.

Según una nota publicada en el diario español ABC, la NFL ha llegado a un acuerdo el jueves pasado, una semana antes del inicio del campeonato, para pagar una cantidad histórica de 765 millones de dólares a los más de 4.000 jugadores retirados. El pago se utilizará para realizar exámenes médicos a los retirados, compensar a las víctimas de los problemas derivados de las conmociones cerebrales y para establecer un programa de investigación médica a los ex jugadores y sus familias.

“El acuerdo conlleva la oportunidad de mejorar el fútbol americano y evitar un largo, costoso e incierto litigio”, explicó Layn Phillips, designado como mediador por la juez Anita B. Brody, que ordenó a las partes negociar para evitar que el caso llegara a ser juzgado en la Corte Federal. Así, las 32 franquicias que componen la NFL pagarán alrededor de 24 millones de dólares; dos tercios en los tres próximos años y el resto en plazos de 700.000 dólares durante 17 años. Los jugadores recibirán, en principio, una media de 170.000 dólares, aunque la cantidad diferirá según las patologías y el recuento final de afectados.

En el artículo se destaca que desde hace más de una década que los ex jugadores sufren las dramáticas consecuencias médicas, con una tasa de Alzheimer, demencia y todo tipo de enfermedades relativas a la memoria significativamente mayor a la del resto de la población. La investigación realizada determinó, además, que esos golpes en la cabeza dañan el tejido cerebral, derivando en algunos casos en el traumatismo craneoencefálico crónico (conocido como CTE por sus siglas en inglés), descubierto en los cerebros de docenas de ex jugadores profesionales, incluidos los dramáticos casos de Junior Seau, Dave Duerson o Ray Easterling, que decidieron suicidarse.

Si tuviera un hijo tendría que pensármelo mucho antes de dejarle practicar este deporte; vamos a tener que afrontar el hecho de que probablemente el deporte cambie para reducir su violencia”, había dicho el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, antes del último Super Bowl. Por lo menos, ahora millones de padres ya conocen los riesgos y quienes deseen igualmente practicarlo tendrán un apoyo económico en caso de que sufran algún daño cerebral.

Fuente: clarin.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *