23 de julio de 2019

Le obsequiamos cinco semillas de algarrobo

Por Dr. Hugo Francisco Rostagno

El objetivo es ayudar a revertir ecológicamente el problema que hemos creado, le sugerimos que lo haga con algún niño presente para tratar de crearle conciencia ecológica, haciéndolo responsable de ayudar con su regado y cuidado. De esa manera todos contribuiremos a disminuir el famoso “calentamiento global”.

1) El Algarrobo. “El árbol”
Los algarrobos reciben diferentes nombres, en quichua, se lo denomina “Tacku” que significa: “el árbol”.
Es un árbol muy antiguo con alrededor de 45 especies en América, Africa, Europa y oeste de Asia. La mayoría se concentra en zonas áridas y secas de Sudamérica. Argentina es el centro de mayor diversidad, con 28 especies. Se supone que el centro de radiación parte desde el Chaco más húmedo y avanza hacia el sur y oeste, con el centro de polimorfismo en Argentina.
Las especies del género “Prosopis” o algarrobo blanco son arbustos de tamaño mediano o árboles que pueden llegar a tener una altura de 20 m con troncos de más de un metro de diámetro. En su mayor parte tienen espinas en las ramas y las hojas, igual que las de muchos otros árboles leguminosos. Sus flores son pequeñas y generalmente se encuentran agrupadas en espigas de diferente largo.
Distintos tipos de Prosopis, se encuentran en lugares tan secos que dificilmente puedan sobrevivir otras plantas. Pueden tolerar y aun crecer con rapidez en suelos salinos o de baja fertilidad. Generalmente necesitan un mínimo de 250 mm anuales de lluvia, pero algunas especies se adaptan a zonas donde la pluviosidad apenas llega a los 75 mm anuales, aunque siempre debe contar con aporte de agua del subsuelo. Soportan fácilmente largos períodos de sequía produciendo igualmente abundantes vainas.

 

2) Efectos sobre el ambiente
Estudios realizados han demostrado que el suelo situado bajo la copa de los algarrobos tiene mayor calidad que los que están fuera de su influencia debido a que mejoran tanto la fertilidad como la penetración del agua y la retención hídrica.
La presencia de los algarrobos mejora las condiciones de los suelos salinos diminuyendo el pH y la salinidad por la protección que ejerce sobre algunas condiciones climáticas adversas, por el aporte de nutrientes y de materia orgánica de las hojas y las ramas, y por el estímulo que produce sobre la actividad microbiana del suelo. La concentración del ganado debajo de las copas en busca de sombra produce un aporte adicional de fertilidad mediante sus deyecciones. Además, el algarrobo actúa como nicho ecológico de distintas especies vegetales al aportarles condiciones favorables.

 

3) Importancia
Las bondades del algarrobo lo colocan cercano a ser el árbol ideal, ya que trae aparejados muchos beneficios de diferente índole.
Estabiliza el ambiente bajo su influencia, reduciendo los daños por heladas, vientos desecantes o soles quemantes. Disminuye los riesgos de oscilaciones climáticas bruscas. Algunas especies de Prosopis son excelentes para el control de la erosión, para fijar dunas en la costa, estabilizar médanos, para ser utilizados como rompevientos y para reforestar tierras baldías.
Puede ser colocado en banquinas de rutas ya que no necesita gran cantidad de agua, y también puede ser utilizado para forestación debido a que su copa tiene un crecimiento relativamente rápido.

Los algarrobos son especies que se adaptan a diferentes condiciones, ambientes y sistemas productivos. Contienen gran variabilidad genética por lo que dentro de una población de algarrobos se encuentran individuos con comportamientos distintos: florecen y fructifican en épocas diferentes y crecen a ritmos distintos. Esta variabilidad es una garantía frente a los cambios externos y permite mejorar notablemente ciertos atributos deseables, como lograr mayor produccion de frutos y mayor crecimiento maderero.
La cantidad de usos alternativos y la plasticidad de los Prosopis, lo convierten en un excelente aliado de cualquier sistema de producción agropecuaria de zonas sub-húmedas.

El fruto es una legumbre o vaina, que tiene entre 16 y 30 centímetros de largo por algo más de 1.5 cm. de ancho y 8 mm. de espesor. En promedio cada vaina pesa unos 12 gramos y consiste de tres componentes principales, que son la vaina exterior, la pulpa y las semillas, Estas están encerradas dentro de una cáscara difícil de abrir y en promedio hay 25 por cada vaina. Todos los componentes del fruto del algarrobo tienen uso. Se calcula que cada árbol rinde unos 40 kilos de fruto por año, con un promedio de 70 árboles por hectárea.

 

4) Producción de harina y café
Sabiendo que la única manera de hacer respetar el árbol y lograr la reforestación, es dándole al fruto un valor mayor del que tiene el árbol talado usado como leña, a principios de los años 80 la UDEP (Universidad de Piuria, Perú) comienza el trabajo de recuperación con un largo estudio para encontrar aplicaciones industriales a la algarroba que culminaron en la obtención de harina de algarroba, sucedáneos de café, alcohol, polvo soluble instantáneo y fibras dietéticas.
Por su sabor, contenido de azúcar y color, la pulpa se presta para hacer harina, con la cual se produce pan dulce y bizcochos de muy agradable sabor. La misma harina puede ser usada como ingrediente complementario de alimentos, como postres y helados. Otro de los usos es un polvo soluble que produce una bebida similar a la cocoa, que se puede mezclar con cereales y con cocoa, añadiéndoles propiedades nutritivas y un sabor especial.

 

5) Ecosistema
La vida en el planeta consiste básicamente en transformar la energía solar y reciclar la materia. La energía solar ingresa en el sistema a través de las plantas. Estas plantas pueden captar y asimilar una cierta cantidad de energía solar y transformar esa energía lumínica. La materia que ingresa a la planta proviene del aire y del suelo”.
Esta formación de alimento una vez que la planta muere, sirve de alimento de otros organismos que se alimentan de las plantas y, a su vez, esos organismos sirven a otros. De modo que se forma lo que se denomina una cadena alimentaria y a medida que va pasando el alimento de un organismo a otro, pierde una cantidad de energía, y finalmente queda un residuo. De esta forma se completa el ciclo. En el caso del algarrobo, es un integrante ideal para ayudar al ecosistema de nuestro planeta.

 

6) Nuestro obsequio
En la naturaleza para germinar, la semilla del algarrobo debe pasar por el tracto digestivo de un animal (cabra, burro, vacuno, oveja) y puede permanecer varios años en el suelo hasta encontrar agua suficiente para crecer.
Al ser tan dura la semilla, necesita un tratamiento previo para romper el letargo. Bastará con sumergirlas en agua, entre 24 y 48 horas antes de sembrarlas o rasparlas en un lija de papel, como quien prende un fósforo.
El primer año es la época más delicada para esta planta, siendo atacada en ocasiones por pulgones y otros insectos. El regado no debe ser excesivo, protegiéndole de la luz directa durante el primer año, para posteriormente transportarlo a un sitio más soleado. Puede estar en envase durante dos o tres años y pasarlo a un envase mayor o transplantarlo directamente al campo. Su gran capacidad de resistencia, la poca exigencia de agua, la valorización de terreno que genera, y su gran belleza y porte, hacen de esta especie un árbol ideal para nuestra tierra.
Con cinco semillas de algarrobo, que hoy le obsequiamos, queremos hacer “germinar en cabeza de nuestros niños”, la idea de la importancia de los árboles, a quienes debemos cuidar y proteger. Pero es sólo “un obsequio” que usted puede tomarlo o dejarlo, pero no se olvide que somos todos responsables del calentamiento global que tenemos en el mundo en este momento.

Ayúdenos a ayudarnos.

Bibliografía:
• Jean Giono: “El Hombre que Plantaba Árboles” (1953)
• Rick Parker: “La Ciencia de las Plantas” (2000)
• Lecciones hipertextuales de botánica: www.unex.es/botanica/LHB
• Algarrobal de la Amistad “Medardo Avila Vasquez”
• Conferencia Ing. Agr. Jorge Aliney, Rio Cuarto
• Catedra de Silvicultura, Facultad de Ciencias Agropecuarias, UNC

Universidad Nacional de Córdoba – Facultad de Ciencias Agropecuarias
Cátedra de Silvicultura – Conservación y producción de recursos forestales nativos – El Banco Nacional de Germoplasma de Prosopis y el Vivero Forestal Educativo

En EMPRESALUD.ng, conscientes de la importancia de la Cátedra de Silvicultura de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, de la Universidad Nacional de Córdoba, entrevistamos a la Ing. Agr. (MSc) Graciela Verzino y la Ing. Agr. (Dra) Jacqueline Joseau, responsables de la misma para que nos aclararan algunos conceptos sobre el algarrobo y el Banco de Germoplasma. Agradecemos la desinteresada colaboración prestada como la donación de 15.000 semillas de algarrobos, cinco de las cuales están hoy en su revista.

-¿Cuándo se considera una semilla de buena calidad?
-U
na semilla de buena calidad es aquella que responde a las características botánicas de la especie, tiene alta viabilidad, vigor y da origen a plantines uniformes. El Banco Nacional de Germoplasma de Prosopis (algarrobos) fue el primer proveedor de semillas de este género y, actualmente, es el más importante, ya que ofrece germoplasma de calidad y origen conocidos.

-¿Qué significa germoplasma?
-E
s toda parte de un ser vivo que tiene capacidad para regenerar un nuevo ser. La semilla es el ejemplo más claro, pero también una estaca o una yema puede ser germoplasma. El Banco Nacional de Germoplasma de Prosopis (BNGP) es un reservorio de semillas que surgió en el año 1985, con el objetivo principal de conservar la variabilidad genética existente en especies del género consideradas prioritarias. Paralelamente, el Banco se propuso proveer semilla de alta calidad fisiológica y genética para investigación, educación y producción comercial al mismo tiempo que ordenar la información obtenida para alimentar los programas de mejoramiento genético.

-¿Las semillas se pueden comprar, aquí?
-S
í, actualmente el BNGP, con sede en la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (inscripción INASE Nº 5527/K), ofrece para la venta semillas de origen y calidad conocidos de algarrobos, caldén, ñandubay y otras especies del género. La disponibilidad de semilla varía de año a año, ya que la cosecha se realiza sobre ejemplares superiores de bosques espontáneos de distintas regiones del país. Se pueden obtener de 16.000 a 24.000 plantines por kilo de semilla, dependiendo de la calidad del material (tamaño y peso de la semilla, poder germinativo y pureza). El BNGP, además, dona muestras de semillas con fines educativos y de investigación.

-¿Aquí también funciona un vivero?
-E
xactamente, en forma coordinada con el BNGP funciona el Vivero Forestal Educativo (VFE), cuyos principales objetivos son la capacitación de estudiantes primarios, secundarios y universitarios en técnicas de producción de plantines forestales y la producción de plantines forestales de especies nativas y exóticas de buena calidad para la venta.
El VFE, con diecisiete años de experiencia en la actividad forestal, produce anualmente más de 30 especies distintas de árboles y arbustos originarios de nuestro país y de otros países del mundo. Además, brinda capacitación y asesoramiento al público en general, cursos extraprogramáticos de actualización y de posgrado y visitas interactivas a colegios primarios y secundarios.

Es de destacar que para informes y consultas, los lectores se pueden dirigir a:
Ing Agr (MSc) Graciela Verzino, gverzino@agro.uncor.edu, Ing Agr (Dra) Jacqueline Joseau jajoseau@agro.uncor.edu o a los teléfonos:
(0351) 433-4105 /16 /17 /18 int 412 de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad Nacional de Córdoba, Cátedra de Silvicultura. Av. Valparaíso s/n, 4º piso, Of. 416 – Ciudad Universitaria.

El lirbro “El Banco Nacional De Germoplasma De Prosopis”, lo podemos conseguir en la Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad Nacional de Córdoba.

 

Múltiples usos del algarrobo
El algarrobo es un árbol muy útil y de múltiples usos, por lo que tiene una gran importancia económica. Los principales beneficios que brinda son:

  • Controla el avance de los desiertos y de las dunas, pues modera los vientos.
  • Produce sombra y modera el calor del clima tropical. En las zonas rurales se le suele tener junto a las casas.
  • Produce madera muy dura y resistente. En los sitios arqueológicos se han encontrado vigas de algarrobo que han resistido miles de años. En la actualidad se usa su madera para construcciones rurales de casas, cercos y establos.
  • Produce excelente leña y carbón de leña, muy utilizados en las zonas rurales.
  • Las vainas, conocidas como algarroba, son utilizadas para forraje de los animales caprinos, vacunos, ovinos y equinos, por su alto contenido de proteínas y carbohidratos.
  • Las hojas que caen al suelo se usan como abono orgánico y reciben el nombre de “puño”.
  • Es una excelente especie melífera, o sea, para la cría de abejas y la obtención de miel.
  • Es muy apreciado como planta ornamental, tanto en las ciudades (parques y avenidas) como en las zonas rurales.
Como hacer una buena planta de algarrobo a partir de estas semillas
Sr. Adulto:
Busque un niño de su familia o vecino y trate de inculcarle la necesidad de devolver a la naturaleza lo que el hombre le ha quitado.
Estamos tratando de dar la oportunidad que cada niño en edad escolar pueda plantar un árbol, del que sería propietario y lo cuidaría a través del tiempo. De esa forma el niño se sentirá responsable de su cuidado. Nuestro país necesita más árboles que den sombra, sujeten la tierra, atraigan la lluvia, den alimento a los animales y adornen nuestro paisaje.
Las sociedades que plantan y tratan con esmero a sus árboles son aquellas que construyen su futuro.
Si está de acuerdo con lo anterior y ya tiene los niños, le pedimos que:


1) B
usque cinco botellas de plástico que deberá cortar en la unión del tercio inferior con los dos tercios superiores.

2) De vuelta la parte superior de manera que quede la boca hacia abajo.

3) Ponga una piedra primero de manera que no se caiga la arena que irá después, no la ponga ajustada para que pueda drenar el agua.

4) Agréguele cuatro o cinco centímetros de arena.

5) Posteriormente agréguele tres partes de tierra negra mezclada con una de arena, casi hasta el borde del envase.

6) Previo a sembrar la semilla ráspelo un poco sobre un papel de lija fina o la remoja en agua durante 24 hs. Siembre una semilla por envase y tapela con dos centímetros de arena.

7) Debe regarse cada dos o tres días durante el primer mes y luego cada siete a diez días.

8) Más o menos a los diez o quince días comenzará notarse el brote de la plantita.

9) Cuando tenga treinta centímetros de alto, pasela a una maceta, cortando el plástico sin sacarle la tierra que la rodea. Cada quince o veinte días hay que realizar “movimientos de cancha”, recortar las raíces que han crecido fuera del envase.

10) A partir de los tres meses de edad ya podrá llevar el plantín a un terreno definitivo.

“Bosque Disperso”: Programa de Rotary Club Jardín y de Fundación Rotary Jardín
Este es un Programa que viene realizando el Rotary Club Jardín de Córdoba desde hace varios años y que aparenta un contrasentido, nos dice el Presidente de la Fundación Rotary Jardín Dr. Victor Rostagno, pues un bosque es por antonomasia “un conjunto de árboles reunidos natural o artificialmente ¿Cómo podría entonces concebirse un bosque disperso? . El concepto ha surgido de la observación de la realidad, en Argentina han sido desmontadas una cantidad de hectáreas igual a tres provincias de Córdoba, en los últimos años. ¿Cómo podrían recuperarse esas enormes cantidades de tierra para generar bosques? Imposible, de tal modo que el concepto de “BOSQUE DISPERSO” se transforma en una necesidad.

Este programa que desarrolla el mencionado Rotary Club Jardín y la Fundación Rotary Jardín en forma conjunta con el Colegio Profesional de Martilleros de la ciudad de Córdoba y Corredores Públicos, en un todo de acuerdo con el desarrollo sustentable que consiste en generar un centro, donde se plantan algunos árboles y todos los participantes que quieran ayudar, se llevan en su mano un ejemplar de un árbol nativo haciéndose cargo de esa vida, cada uno decidirá donde será plantado y como lo cuidará.

De esta manera el bosque está disperso en la realidad, pero sin embargo permanece unido por la voluntad y el espíritu de los hombres que asumen el desafío de recomponer el daño causado al planeta por nosotros mismos, y se transforman en “Defensores del desarrollo sustentable”.
EMPRESALUD.ng, a partir de hoy se ha sumado a este esfuerzo que realiza este Rotary Club, y con la ayuda de la UNC, específicamente la Facultad de Ciencias Agropecuarias, y ante la imposibilidad material de regalar un árbol con la revista se decidió, regalar cinco semilla de algarrobo. Esto es para que usted lector adulto junto con un niño de su conocimiento, se entretengan positivamente realizando la germinación y el cuidado del arbolito, y a su vez el niño cree conciencia ecológica para el futuro. Tenga en cuenta que está creando vida para los próximos 30 años. Esto se ve enmarcado en la frase que siempre tenemos en cuenta que “Lo que se aprende de niño, no se olvida jamás”.
Creo firmemente que es hora de dejar de quejarnos y esperar siempre que todo lo solucione el estado y que pasemos a formar fila con aquellos que realizan cosas necesarias y positivas para la sociedad. El tema del calentamiento global, es un problema de todos, no es patrimonio de nadie en particular, somos todos responsables de esta situación, y en nuestras manos está aportar un grano de arena para su solución.

Adelante busque un niño, siga las instrucciones plante las cinco semillas y hagalas germinar en cinco arbolitos, de acuerdo a las instrucciones, no se preocupe ahora donde las plantará, tiene un año para pensarlo.
Sus hijos y nietos se lo agradecerán.

Curiosidad
Es digno de mencionar que el quilate, unidad de peso para metales preciosos, recibe su nombre del árabe querat, semilla del algarrobo, que fue usada para tal fin en la Edad Media. Los árabes las usaban para pesar joyas y medicinas valiosas, pues todas suelen pesar 20 mg. y le dieron el nombre de karats, del que proceden los vocablos quilates o kilates en español, carats en francés e inglés y krats en alemán.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *