21 de noviembre de 2019

Consejos en nutrición para mantener el rendimiento psicofísico en el trabajo

En la Argentina, el tema no ha logrado tener entidad en la agenda de las empresas y son pocas las que históricamente se han ocupado del tema. No obstante, en los últimos años se verifica una preocupación creciente.

Una dieta balanceada mejora el rendimiento del trabajador y disminuye considerablemente los costos empresariales. Se ha comprobado que fomentando el consumo de frutas y hortalizas, la disminución de grasas y sodio, y la promoción del ejercicio, no sólo mejora la calidad de vida sino que reduce significativamente el ausentismo laboral. 

Según la OMS, “los programas de actividad física y alimentación saludable en el ámbito del trabajo pueden reducir en el corto plazo el ausentismo de 6 a 32%, los costos de salud entre 20 y 55% e incrementar la productividad hasta un 52%”.

Debiera concebirse al ámbito laboral como uno de los sitios donde puede trabajarse el cambio de hábitos alimentarios, aceptando que resulta imposible pretender que un trabajador se alimente adecuada y saludablemente y realice actividad física, sin incorporar dichas rutinas a la jornada laboral. 

Desde el punto de vista nutricional, el rendimiento intelectual se logra a partir de un aporte de glucosa (el cerebro necesita entre 80 a 100 gr de glucosa por día) Esta debe ser ingerida a lo largo del día, no toda junta ni tener grandes ayunos. 

También es muy importante la vitamina B, que ayuda a metabolizar la energía, y los complejos antioxidantes: betacaroteno, vitamina E, zinc, selenio, manganeso, hierro presentes en una alimentación rica en frutas y verduras.

Fuente: DocSalud.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *