16 de julio de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Estudio reciente revela que el 38% de los bomberos voluntarios de Córdoba sufre estrés laboral

En el marco de la Maestría en Salud Mental (coordinada por las facultades de Psicología y Ciencias Médicas de la UNC); Diego Rosas, un psicólogo egresado de la Universidad Nacional de Córdoba, realizó una investigación que revela que 38% de los bomberos voluntarios de la Provincia de Córdoba presenta un malestar emocional ligado al estrés.

Rosas se desempeña actualmente como coordinador del Departamento de Psicología de la Emergencia de la Federación de Bomberos Voluntarios de la Provincia de Córdoba; su trabajo de tesis comenzó con un estudio exploratorio reuniendo a 5000 agentes; continuando con la elaboración de una muestra con 956 bomberos voluntarios de todas las regiones de la Provincia.

Para obtener datos representativos, en el estudio se siguió un análisis geográfico donde actúan los miembros, a partir de la división hacia el este y oeste de Córdoba. El este por una topografía de llanura con bajo riesgo de incendio, y del oeste, donde predominan las sierras con elevado riesgo de siniestros relacionados al fuego. También se contempló la cantidad de salidas/intervenciones anuales en las que participaron las diferentes delegaciones.

Tras la firma de un convenio entre la Federación de Bomberos de Córdoba y equipos de estadística de la UNC, Diego Rosas y los psicólogos del Departamento de Psicología de la Emergencia de dicha federación visitaron los cuarteles seleccionados, donde los agentes completaron diferentes encuestas. Así se aplicaron distintas escalas de medición del estrés, como la de Impacto del Estresor, reconocida mundialmente.

Del análisis de los datos obtenidos se llegó a la conclusión que 38% de los bomberos se ubicaba en la categoría “con estrés” y que afectaba a hombres y mujeres de manera similar.

En general, los niveles elevados de estrés estuvieron acompañados por una sintomatología depresiva que no implica en sí mismo un diagnóstico de depresión. A eso se suma un nivel de tabaquismo de 28%, levemente superior a la media nacional que se ubica en 24%.

Lo importante a tener en cuenta de esta investigación, como explica el autor, es que una vez que el bombero ha culminado su trabajo, debe ser capaz de bajar el nivel de estrés que la situación lo ha llevado para no verse afectado en otras actividades.

Finalizado el estudio, Rosas concluye que el aspecto positivo del estudio fue que los resultados permitieron impulsar la capacitación de los Bomberos Facilitadores en Salud Mental, que consiste en agentes supervisados por los psicólogos del departamento que dan siempre la primera respuesta a las necesidades de apoyo psicosocial ante las situaciones de gran estrés.

Fuente: Comercio y Justicia

Romina Paván – Redacción Empresalud

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *