01 de abril de 2020

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

España empezará a estudiar la regulación para la desconexión digital del trabajo

Durante los últimos años, la preocupación y obsesión por el trabajo ha desbordado el entorno laboral, trasladándose incluso a la esfera privada de las personas. Además, la adopción de las nuevas tecnologías de comunicación ha desarrollado hábitos que han llevado a los trabajadores y empleadores a desconocer el límite entre el horario de trabajo propiamente dicho y las horas de descanso.

Esta situación llevó a Francia hace unos meses a implementar una reforma laboral tendiente a garantizar el pleno ejercicio del derecho del asalariado a la desconexión, así como la instrumentación por parte de las empresas de dispositivos que regularan la utilización de las herramientas digitales fuera del horario laboral, como lo desarrolla un artículo de La Voz de Galicia.

En ese contexto, y bajo la consulta del diputado del Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT) Carles Campuzano, el Gobierno español ha asegurado que estudia la posibilidad de una regulación que reconozca el derecho de los trabajadores a la “desconexión digital” de su empresa, una vez finalizada su jornada laboral, según lo informa Europa Press.

Así, tras la contestación, Empleo destacó que la normativa se encuentra en fase de estudio, aunque no brindó más detalles al respecto. No obstante, una propuesta similar ya fue emitida a la Cámara Baja por parte de la coalición catalana En Comú Podem.

En efecto, la proposición emitida tenía como objetivo evitar que los empleados continúen trabajando tras finalizar su jornada y garantizar el descanso necesario. Incluso, se proponía un plan de uso de las tecnologías implicadas en la comunicación fuera de la jornada y que hubiese una monitorización del estrés por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE), como lo detalla Xataka.

Los expertos aseguran que el continuo flujo de información ha llevado a los trabajadores a elevar sus centros de atención simultáneos. En otras palabras, en una reunión gran parte de los presentes observa en algún momento su móvil, tableta o portátil. También, otros hábitos como el jefe hiperconectado aumentan la presión impuesta que solo herramientas como la desconexión digital puede evitar.

Indudablemente, habrá que esperar para saber cómo el Gobierno español instrumentará esta normativa y cuáles serán sus aplicaciones en el marco laboral. Mientras tanto, se avanzará en las propuestas existentes y, seguramente, se sumará la presión de los sindicatos y las empresas por establecer pautas que los beneficien.

Fuente: voltaico.lavozdegalicia.es

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *