14 de diciembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Venezuela: 30 mil trabajadores mueren o se incapacitan por accidentes laborales cada año

Esta cifra representa cerca del  10 por ciento de los 360 mil accidentes laborales que se proyectan para nuestro país este año, según las proyecciones anuales y de los subregistros que se estiman como resultado de los accidentes laborales, aún cuando muchos de estos no son oficialmente reportados.

Estos accidentes no sólo ocasionan gran pérdida a las familias y efectos negativos en el entorno laboral, sino que para el país podría alcanzar una disminución del 4% del PIB actual, a causa de las sanciones, los costos médicos y los efectos productivos sobre las empresas.

Sin embargo, desde hace una década, a partir de la creación del Instituto Nacional de Prevención y seguridad Ambiental, Insasel, y de la reforma de la Ley orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del trabajo, Lopcimat, en el 2005, el cuidado porla Salud Ocupacional ha aumentado en Venezuela.

El fundador de este instituto y ex presidente,  doctor Francisco González,  explicó la transcendencia que ha tomado la seguridad y la salud de los trabajadores en Venezuela, durante una charla orientadora organizada por el Departamento de Extensión Comunitaria dela Universidad Yacambú, dirigida a trabajadores, estudiantes y al público en general.

El doctor González, especialista en salud ocupacional y docente de pre y post grado,  destacó que actualmente Venezuela es uno de los tres países de Latinoamérica que consagra en su Constitución, específicamente en el Artículo 89, el Derecho a la Salud en el Trabajo, lo cual nos convierte en un país de vanguardia en materia de protección de sus trabajadores.

Uno de los mejores avances que plantea este derecho fundamental y la legislación que lo desarrolla, es la urgencia de prevenir situaciones de riesgo en el trabajo, especialmente a través de la conciencia de los mismos empleados, quienes deben aprender a velar por su salud, respetando las normas ambientales y de seguridad,  para evitar la exposición a situaciones o sustancias que puedan poner en peligro su cuerpo o que progresivamente les generen secuelas mentales o físicas.

La protección de la salud del trabajador va mucho más allá de la ausencia de enfermedad, explica el especialista.  La salud es el bienestar integral del individuo y buena parte de la salud depende de su vinculación con el trabajo.

“El trabajo es la condición y la actividad fundamental de la vida humana”¦El trabajo es un hecho social del cual depende la generación de la riqueza, establece la relación del hombre con la naturaleza y determina la transformación de su entorno”.

Explica González que en la medida en que el trabajo es un generador de bienestar y no de enfermedad o desgaste, el empleado recupera el dominio sobre su futuro, su libertad, y deja de ser dependiente de éste.

Durante su exposición, realizada en el ambiente 1 del Campus 1 dela Universidad Yacambú, el especialista en Salud ocupacional destacó que en nuestro país se han dado importantes pasos en esta área, especialmente a partir de la creación hace una década del Insasel:

” Venezuela está a la vanguardia en materia de seguridad en el trabajo, especialmente en las áreas legislativas.  Actualmente hay unos 120 mil delegados de prevención y que desarrollan cotidianamente esta acción preventiva para educar a los trabajadores. Este esfuerzo también ha permitido rescatar la acción fiscalizadora del Estado y ahora se realizan inspecciones, se investigan los accidentes y se sancionan a las empresas que incumplen”.

Con respecto a la enfermedades laborales, el experto indica que lamentablemente hay un gran subregistro, porque muchos médicos no se dan cuenta que las causas de los síntomas provienen del entorno laboral.

No obstante, la OIT ha demostrado en sus investigaciones que de los 2 millones 300 mil trabajadores que mueren anualmente en el mundo por accidentes o enfermedades laborales, el 32% muere por cáncer, provocado, sobre todo,  por contacto a sustancias cancerígenas a las que están expuestos los trabajadores.

González apunta que la importancia de estas charlas en el aprendizaje y prevención, especialmente en el caso de las universidades, con el propósito de que toda la comunidad, estudiantes, trabajadores, docentes y empresarios conozcan el costo de la exposición a situaciones riesgosas, y comprendan que tomar medidas preventivas genera más ventajas que costos.

Fuente: elimpulso.com

Te puede interesar:

“En Venezuela no hay cultura de prevención”

“Situación de la Seguridad y Salud en Venezuela”

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *