21 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Seguridad y salud en el trabajo deben ser prioridad en las empresas

Controlar los riesgos que pueden afectar la seguridad y la salud de los trabajadores en sus espacios laborales, es una responsabilidad que las empresas deben asumir. Para ello el Ministerio del Trabajo ha establecido el Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), con el fin de que los empleadores lo apliquen dentro de sus organizaciones.

Más allá de capacitaciones e inducciones, se trata del “desarrollo de un proceso lógico y por etapas, basado en la mejora continua, lo cual incluye la política, la organización, la planificación, la aplicación, la evaluación, la auditoría y las acciones de mejora con el objetivo de anticipar, reconocer, evaluar y controlar los riesgos que puedan afectar la seguridad y la salud en los espacios laborales”, explica el Ministerio.

Sin embargo, la mayor razón por la que ocurren este tipo de situaciones se debe a la poca prevención por parte de los empleadores. “Las empresas deben entender el alcance que puede tener el no atender un sistema de seguridad y salud en el trabajo en debida forma. En este tema hablamos de personas, de trabajadores que van a sus sitios o a sus ambientes de trabajo a prestar un servicio. Hay que hacerles entender que eso además tiene un costo económico, alto, significativo y que puede traer en ocasiones consecuencias nefastas: un accidente mortal, por ejemplo, las indemnizaciones y multas son bastante altas”, manifiesta la directora territorial en Santander del Ministerio del Trabajo, Ofelia Hernández Araque.

En lo que va del año en Santander, el panorama sobre este tema no es muy positivo. Entre enero y septiembre de 2018 fueron reportados 497 accidentes de trabajo, de los cuales 390 fueron considerados como graves, 87 como leves y 20 como mortales. El 57 % (285) de ellos se reportaron de modo extemporáneo y el 43 % (212) a tiempo.

“Este año ya hemos batido un récord, el año pasado fueron cerca de 13 mortales”, afirma Hernández Araque.

El 78 % de los accidentes graves ocurridos lo sufrieron hombres, mientras que el 22 % fueron mujeres. Producción, transformación y conservación de carne, cría especializada de aves de corral, y empresas de suministro de personal o empleo temporal, fueron las actividades económicas que registraron mayor nivel de accidentes graves.

De los empleadores afectados el 38 % tenían menos de 6 meses de estar laborando, “esto indica que las inducciones han sido deficientes, las capacitaciones no han apuntado a las verdaderas necesidades que tiene el trabajador para desarrollar el puesto de trabajo. La inducción sigue siendo una de las deficiencias de las empresas frente a sus trabajadores nuevos porque dirigimos acciones hacia riesgos que no son los importantes”, explica Hernández.

A nivel nacional e internacional la seguridad laboral se ha convertido en una necesidad urgente con el fin de encontrar una solución para disminuir las estadísticas de los accidentes y las enfermedades laborales.

“Desde la academia debemos apoyar al empresario para el fortalecimiento de su productividad, para generar estilos de vida saludables en nuestros trabajadores”, indica Édgar Martínez Rosado, Coordinador de la Especialización en Seguridad y Salud en el Trabajo de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB.

Este posgrado tiene como fin la formación de profesionales en la prevención de las lesiones y enfermedades causadas por las condiciones de trabajo y de salud, así como la protección y promoción de la salud de los trabajadores bajo criterios éticos, de servicio idóneo a los trabajadores y a las empresas.

“Aquí tenemos un componente interesante, estamos muy de la mano con el Ministerio, con la política de trabajo digno y decente. Eso lo ven reflejado los estudiantes en el módulo de legislación, porque no solamente hablamos de las normas sino la política que tiene en estos momentos sobre la cultura de la prevención. Todo esto se ve reflejado en nuestro componente formativo que nos da una proyección y continuidad para la formación”, sostiene Martínez Rosado.

El graduado de esta especialización podrá desempeñarse como director o coordinador del sistema de gestión en seguridad y salud en el trabajo, asesor y consultor en empresas, participante en grupos de investigación o auditor del SG-SST.

Según el coordinador, “el profesional que egresa no es un jefe de capacitación sino que la gestiona a través de la innovación. Aquí manejamos las Tecnologías de la Información porque es un perfil que debemos tener todos los profesionales en la actualidad”.

El programa tiene una duración de un año y se ofrece bajo la metodología virtual.

Fuente: vanguardia.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *