22 de septiembre de 2019

Los riesgos que faltan: Cal y Carburo Cálcio

Capítulo Anterior

 

Cal

¿Qué es?
Se trata de un término general para los productos de la caliza calcinada, por ejemplo, el óxido de calcio y el hidróxido de calcio.

Óxido de calcio: Cal viva. Cal quemada. Ceniza de cal. Son terrones o polvo de color blanco o blanco grisáceo, la calidad comercial puede tener un tinte marrón debido a la contaminación con hierro y puede contener óxido de magnesio.

Hidróxido de calcio: Cal hidratada. Cal apagada. Es un polvo cristalino, blando, blanco, inodoro, alcalino, con un sabor ligeramente amargo, la calidad comercial puede contener pequeñas cantidades de óxido de magnesio y de hierro.

¿Dónde se utiliza?
El óxido de calcio se utiliza como agente aglutinante en la industria de la construcción, como material refractario, como fundente en la fabricación del acero, como materia prima para el blanqueador hipoclorito cálcico y para el tratamiento del terreno en la agricultura.

El hidróxido de calcio se utiliza en el tratamiento del suelo, como compuesto contra incendios y también en la fabricación de la pulpa del papel, en el refinado del azúcar y el curtido de la piel. Se usa en la construcción y en la ingeniería civil para los morteros, argamasa, cementos y en los lubricantes.

¿Qué riesgos tiene?
El óxido de calcio tiene una pronunciada acción irritante y cáustica produciendo diferentes formas de dermatitis, acompañadas por descamación y erupción vesicular. En casos graves de dermatitis recurrentes se han producido incapacidades permanentes.

Han ocurrido quemaduras muy graves a los obreros que han caído accidentalmente en los pozos de cal y que en algunos casos la extensión de las lesiones han llegado a ser fatales.

La zona más comúnmente afectada es la conjuntiva produciendo graves lesiones debidas al contacto de grandes partículas de cal en los ojos, provocando una ulceración ocular e incluso la perforación del mismo.

Debido a la inhalación de cal se han registrado casos de bronquitis y neumonía. Durante el tratamiento en el horno de cal se producen grandes cantidades de monóxido y bióxido de carbono, habiéndose informado de casos de envenenamiento y asfixia.

¿Cómo se previenen?
El personal deberá vestir ropa de trabajo de material resistente, protección para las manos, para los ojos, el rostro y equipo respiratorio, recubriéndose la piel expuesta con vaselina o aceite. No se deberá permitir a los obreros ducharse hasta que se hayan eliminado con aceite o vaselina todas las trazas de cal adheridas al cuerpo. Debe animarse a los trabajadores a que se cambien de ropa interior y la ropa de trabajo al terminar su jornada laboral.

Se deberá tener un control muy cuidadoso del polvo en la fabricación del producto.

La planta debe estar situada al aire libre, además la protección deberá estar dotada de ventilación por aspiración. Está ventilación cerca de los hornos deberá estar diseñada de manera que extraiga tanto el polvo como los gases, como por ejemplo el monóxido de carbono y el dióxido de azufre.

Carburo Cálcico

¿Qué es?
Se presenta como masas irregulares de color negro grisáceo, el producto industrial se colorea por mezcla con carbón.

El carburo cálcico se descompone en presencia de agua, produciendo acetileno y dejando un residuo de cal. El tipo comercial, en general, contiene fósforo, azufre y cal, como impurezas.

¿Dónde se utiliza?
El carburo cálcico se emplea en los generadores y para las lámparas de acetileno, para la soldadura y corte oxiacetilénicos.

Se utiliza para la producción industrial de acetileno, de cianamida cálcica y en la industria de pirotecnia.

¿Qué riesgos tiene?
Este producto tiene un marcado efecto irritante. El carburo seco en contacto con la piel produce dermatitis. El contacto con la piel húmeda o con las membranas mucosas produce ulceraciones y cicatrices. Se han visto lesiones oculares con pronunciada hiperemia en los párpados y conjuntivas, con frecuencia acompañadas de secreciones mucopurulentas.

Con frecuencia se ha observado un tipo especial de melanodermia (coloración negra de la piel) con gran hiperpigmentación y numerosas telangiectasias (dilatación de los vasos capilares y de las pequeñas arterias) Los accidentes más frecuentes en la industria son las quemaduras que evolucionan muy lentamente, son difíciles de tratar y con frecuencia necesitan escisiones (cortadura, separación, rompimiento).

Además este producto produce queilitis (inflamación de los labios) caracterizada por sequedad, hinchazón e hiperemia de los labios, con intensa descamación y formación de profundas fisuras radiales observándose lesiones erosivas con tendencia a la supuración en las comisuras de la boca.

El carburo cálcico, por sí mismo, cuando se expone al aire libre, desprende acetileno, que es un gas narcótico asfixiante y que representa un considerable riesgo de fuego y explosión.

¿Cómo se previene?
Los trabajadores en los locales de horno deberán estar protegidos del calor excesivo, contra el calor radiante, chispas y partículas calientes, con trajes de tela, cascos, manoplas, protectores de pies y piernas revestidos de amianto. El casco posee una fina tela metálica para la protección de los ojos y de la cara.

La instalación deberá poseer una buena ventilación general por convección y el tejado tendrá aberturas para ventilación.

El polvo depositado en los lugares de trabajo debe ser recogido por medio de aspiradores y sistemas extractores permanentes. Los tambores y barriles de carburo cálcico se almacenaran en lugares secos y bien ventilados, además se instalaran equipos de extinción.

Se indicara, mediante avisos, que no se debe utilizar agua en caso de incendio.

 

Capítulo Posterior

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *