16 de octubre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Chile: Mujeres tienen menos accidentes laborales, pero más estrés por relación familia-trabajo

El primer estudio sobre accidentabilidad laboral que analiza la diferencia entre hombres y mujeres, revela varios datos sobre este tipo de incidentes, así como enfermedades profesionales. Por ejemplo, el 75% de los accidentes se produce en el rango de 25 a 49 años; mientras que los segmentos jóvenes son los más propensos a enfermedades laborales. La investigación la realizó Mutual de Seguridad y la Universidad de Chile.

Daniel Fajardo Cabello Daniel Fajardo Cabello | Industria | 05:00 hrs

Las mujeres en Chile sufren mucho más de tendinitis que los hombres, debido principalmente a que realizan más actividades laborales que requieren de una buena motricidad fina.

Por su parte, los trabajadores tienen más accidentes relacionados a grandes esfuerzos físicos o de alto impacto. Sin embargo, en términos generales los hombres son el grupo que protagoniza la mayor cantidad de accidentes laborales y enfermedades profesionales.

Esta son algunas de las conclusiones que se generan a partir del primer estudio de “Caracterización y análisis de género de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales de trabajadores/as”. Elaborado por la Mutual de Seguridad, en conjunto con la Escuela de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, el objetivo fue hacer el primer levantamiento de la industria que permita reconocer y comparar los factores de diferenciación de accidentabilidad laboral entre hombres y mujeres.

El informe evalúa el universo de trabajadores afiliados a la Mutual de Seguridad CChC durante 2009, 2010, y 2011.

Accidentes

Dentro del análisis de la investigación, que se realizó producto de las enfermedades o accidentes reportados por los mismos trabajadores(as), hay varias conclusiones interesantes como por ejemplo, que los trabajadores se accidentan cada vez a edades más tempranas, lo que encuentra su explicación en el mayor ingreso de la población joven al mercado laboral.

Por otro lado, las mujeres jóvenes son las que sufren más enfermedades profesionales.

En otra arista, el grupo correspondiente a las edades entre 25 y 49 años totalizan más del 75% de los accidentes laborales. Pero comparativamente, las mujeres presentan una proporción creciente de denuncias en este tramo de edades año a año, pasando a representar desde un 76,6% en 2009 a un 79,4% en 2011.

El grupo de hombres en cambio, tienen porcentajes algo mayores antes de los 19 años y después de los 60 en relación a la fuerza laboral femenina.

Pero en términos generales, cuando comparamos los mismos oficios, la mujer sufre menos accidentes que los hombres.

Diferencia en enfermedades

En cuanto a las enfermedades profesionales, a diferencia de lo que se esperaría, la mayor cantidad se da en el segmento 35-44 años. “Es interesante este dato, ya que uno tendería a pensar que a mayor edad, más enfermedades. Pero lo cierto es que tenemos aproximadamente 200 enfermedades anuales reportadas por personas de más edad; y en cuanto los más jóvenes, cerca de 2.000. Esto sucede, porque los problemas más graves se producen en algunos meses o muy pocos años, como por ejemplo la tendinitis”, comenta María Elisa León, gerente de Innovación, Investigación y Desarrollo de Mutual de Seguridad.

La investigación revela que además de la diferencia física propia de ambos sexos, hay temas culturales que también influyen en el comportamiento y la accidentabilidad. “La discriminación de género es bastante alta y socialmente se protege más a la mujer, la que recién se está incorporando a actividades de mayor riesgo,”, dice León.

Pero además, según el estudio, han aparecido una serie de problemas relacionados a los conflictos entre trabajo y familia, que se ven principalmente en las mujeres. Este factor “constituye una dimensión extremadamente relevante para comprender los fenómenos de salud mental, especialmente en el caso de las mujeres, y en consecuencia, debiera ser considerada a la hora de identificar los factores explicativos de la salud mental de las mujeres trabajadoras”, apunta el estudio.

De hecho, se ha demostrado que en Chile  las mujeres asalariadas expuestas a conflictos trabajo/familia experimentan mayores niveles de distrés (estrés negativo)  que las no expuestas (36,2% y 16,7% respectivamente) .

Estado civil

Al comparar a la población femenina y masculina que denunció enfermedad profesional o accidente laboral según su estado civil, se comprueba que las mujeres activas en el mercado laboral se encuentran mayormente solteras que casadas, a diferencia de los hombres. También superan a los hombres en los grupos de divorciadas y viudas.

Respecto del tipo de denuncia, se aprecian diferencias cuando se trata de las denuncias por enfermedad profesional, donde los hombres presentan cifras superiores al 60% en cuanto al estado civil casado.

“Esto podría explicarse ya que los hombres trabajadores son en general los principales proveedores del hogar y jefes de familia, lo cual los mantiene en pareja y en el mercado laboral durante más años”, concluye el estudio.

Fuente: pulso.cl

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *