21 de septiembre de 2019

Luces y sombras de la LRT
Entrevista al Dr. Gabriel Tosto

“El trabajador lo único que tiene es su cuerpo y su tiempo a cambio de un salario. El sistema de reparación y prevención de Riesgos del Trabajo es un tema central en el diseño de relaciones laborales; es donde se determina cómo y qué se hace con las contingencias que pueden sufrir los trabajadores en sus relaciones laborales, ya sea por que se enfermen profesionalmente o por que tengan un accidente. Es por esa causa que no atender a los riesgos de trabajo, es descuidar una de las claves del sistema productivo de un país; que es el trabajo”, nos comenta el Dr. Tosto.

– ¿Desde su punto de vista cuáles son las virtudes de la LRT en base a estos 11 años?
– Desde 1915 a 1996 la única respuesta a las contingencias laborales era un reclamo judicial que se traducía en una reparación económica. En 1996 se dicta la Ley de Riesgos de Trabajo (LRT) a mi juicio con luces y sombras.
Una de las luces es que instaló el debate de la prevención, pero no la solucionó. Otra luz es que a la par de la reparación económica se colocaron las reparaciones en especies, que son el otorgamiento de medicamentos, de terapias y de rehabilitación para recuperar la capacidad laboral del trabajador. Y eso es una buena cosa bajo mi punto de vista.

– ¿Y los defectos o sombras?
– L
as sombras son que comenzó como un sistema “poco amigable” y sigue siendo así en algunas jurisdicciones para la concurrencia del trabajador con su asesor letrado, no están abiertos francamente los mecanismos para concurrir al sistema, el trabajador va solo. Eso da una sensación de inseguridad en cuanto a una respuesta imparcial por parte del órgano administrativo.
Otra sombra es que comenzó con reparaciones económicas muy mezquinas que provocó que muchos trabajadores no conformes con sus reparaciones, concurrieran a la justicia por parte del derecho común.
Otro punto oscuro es que no todas las patologías que se atribuyen al trabajo están contempladas en la Ley. La LRT nació con un sistema de lista cerrada de patologías y eso contribuyó a incrementar la nota de mezquindad al sistema.
Estos dos últimos temas como la reparación y la lista cerrada fueron solucionados por el Decreto 1278 del año 2000; donde establece una apertura de la lista por las Comisiones Médicas e incrementó las reparaciones económicas.

– ¿Cuál es su opinión respecto al sistema y las ART?
– E
n el inconciente colectivo esta presente que el sistema de reparación está en defensa de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo; eso es un prejuicio. Hay que trabajar en esa línea para que el trabajador sienta que el sistema no está para la defensa de la ART sino para sus intereses, por que así es la razón valorativa que toma la constitución. El trabajo debe ser preferido por las leyes, el sujeto preferido es el trabajador no el sistema que lo gestiona.
Las ART, tienen fines de lucro distinto al resto de América que están organizadas por mutualidades donde no hay lucro sino económicamente se retroalimenta por satisfacción mas adecuada para el propio sistema.

– ¿Que es lo que se podría proyectar respecto a la LRT?
– N
o va a haber un cambio significativo. Los dos o tres proyectos de Ley mantienen el diseño actual. Sin embrago trata de echar luz en las sombras; hace hincapié real sobre la prevención con el Comité de Seguridad e Higiene en las Empresas, donde va a haber una participación real del gremio y la administración a los fines de que en cada empresa haya prevención. También va a permanecer el mismo diseño administrativo pero con una respuesta más amigable, más imparcial con preferencia para el trabajador y la reparación se dará por la vía Civil.

– ¿Qué opinión le merece la prevención?
– L
a prevención insume dinero, pero en el largo plazo cuesta menos tener trabajadores íntegros, hacer prevención siempre es más económico que obviarla. La prevención no se soluciona con legislación, la ley puede establecer condiciones y requerimientos; la prevención declamada no sirve si no se traslada a la práctica que es donde se efectiviza y se evita el riesgo por un siniestro.

– ¿Usted diría que la LRT es una ley muerta?
– N
o lo diría, la ley ha tenido severos cuestionamiento por el máximo orden jurisdiccional. Si se admite la metáfora no es que se mate a una ley, sino que para resolver un conflicto no sólo basta con leer la ley sino todo lo que se ha desarrollado en contexto a ella.

Por Tamara Ruiz

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *