18 de agosto de 2019

C

letra-C1.jpg

CAMBIAR

Si nuestro entorno se nos ha hecho aburrido o imposible de sobrellevar, hay que tratar de realizar algún cambio, por pequeño que sea.

Cambie, renuévese de algún modo, aunque sea cambie de lugar los muebles de su oficina, de su dormitorio o donde sea.

Esta es una opción fácil, divertida y de efectos sorprendentes. El espacio cambiará de tal modo que le parecerá que está en otro lugar. Como toda novedad, le hará sentir, más cómodo y optimista.

Dése tiempo para adaptarse. Si aprende a relajarse cuando hay circunstancias nuevas, los cambios que haga en el futuro serán más fáciles para usted.

“Si quiere obtener resultados diferentes, tiene que comenzar por hacer algo diferente porque si continúa realizando lo que, siempre hace, continuaráobteniendo el resultado que siempre obtiene”.LAIR RIBEIRO

CAMINAR

30 – 5 – 30 – 6
El Doctor Cormillot, recomienda un buen plan de caminatas que denomina 30-5-30-6. Consiste en lo siguiente:Disponer tres veces por semana de 30 minutos para caminar. Salir y caminar 5 minutos, luego correr suavemente durante 30 segundos y eso realizarlo 6 veces en la media hora. No obstante, es bueno consultar a su médico para decidir qué programa de ejercicios es más conveniente para usted a los fines de no exagerar en el ejercicio ya que cuando es demasiado puede forzar el corazón y aumentar el nivel de estrés.

Caminar en forma regular es una de las maneras más efectivas y rápidas de eliminar el estrés, sin embargo, no se debe permitir que este ejercicio se vuelva otra carga.

Una caminata diaria de media hora, puede mejorar considerablemente la salud y el estado de ánimo. Es suficiente para aumentar la energía, cambiar el estado de ánimo y proporcionar un enfoque positivo de las tareas del día.

Si lo practicamos regularmente, mejora la capacidad pulmonar, tiene efectos benéficos sobre la salud cardiovascular y ayuda a quemar grasa en el organismo. Después de treinta minutos de ejercicio intenso, el cerebro libera epinefrina y endorfinas en el cuerpo que disminuyen la tensión.

La epinefrina es la hormona del estrés, nos da la energía para ayudarnos a mantener el nivel de actividad al tiempo que mejora la circulación. De esta manera se limpia el cuerpo de toxinas y de ácido láctico, cuyos niveles aumentan cuando estamos inactivos y tensos.

Relájese 30 minutos por día. Incorpore a su vida un ritual desestresante: caminar, escuchar música o realizar un ejercicio no competitivo.

CANTAR

Es muy posible que esté pensando: “yo no sé cantar, por lo tanto, no puedo hacerlo”. Y allí está el error, usted puede cantar aunque no sepa.
No se trata de hacerlo en forma pública, pero seguro que debe acordarse de alguna canción infantil, de esas que nos hacían cantar en el colegio.
Hay algunas marchas, como “La Marcha de San Lorenzo”, “La Marcha del Deporte”, etc, que si usted las canta con énfasis, pensando en positivo, verá qué resultado desestresante obtendrá.
Pruébelo y lo comprobará.

COLORES

Cuando se está bajo estrés, comer bien y sano es crucial. Desafortunadamente, lo mas seguro es que ése será el momento en que menos deseos tendrá de comer bien y se sentirá atraído a comer las comidas que lo consuelan y picará cualquier cosa. Manténgase alejado de los azúcares y las grasas. Como tardan mas tiempo en digerirse que otros tipos de alimentos, disminuye el flujo de sangre al cerebro y a los músculos pues ésta es enviada al aparato digestivo, lo que contribuye a que usted se sienta aletargado y menos alerta.Y es precisamente ese momento cuando necesita tener bien oxigenado su cerebro a los fines de pensar con objetividad. Por lo tanto cuando se sienta tensionado, no coma. O si tiene deseos de hacerlo, hágalo pero no sobrecargue al cuerpo con una comilona.

Los colores, junto con la luz y el ruido, son elementos que interactúan con nuestros sentidos e influyen sobre ellos. Pueden trabajar en contra de uno, aumentando el estrés; o a favor, si funcionan como reductores ambientales del estrés.

El color puede nutrir la mente, tal como las vitaminas nutren el cuerpo. Pinte una habitación de azul o verde claro, colores pasteles, que son colores que se consideran tranquilizantes y se sentirá mejor que si la pinta de rojo, lógicamente.

Se sabe que los colores estimulan, irritan, relajan y pueden actuar sobre el humor de las personas.
Con respecto al estrés, se conoce que las respuestas fisiológicas como la presión arterial, el pulso y las ondas cerebrales, varían de una forma distinta cuando el individuo está expuesto al rojo, que es un color estimulante, o al azul, que es más tranquilizante.

El rojo es un color estimulante del apetito, es excitante y es asociado, a menudo, con el fuego, la sangre y es utilizado como color de advertencia o peligro en casi todo el mundo por la forma en que rápidamente llama la atención.
El azul claro es tranquilizante y se afirma que puede elevar el humor, algo similar ocurre con el marrón claro.
El amarillo reduce el aburrimiento pero, si es muy fuerte, resulta estimulante, es el color del alerta.
El verde da tranquilidad, sugiere la naturaleza, la paz, la esperanza, aunque algunos estudios recientes señalan que, por el contrario, el verde oscuro puede incrementar el estrés.
El rosa indica efectos tranquilizantes, ya que hace disminuir la presión arterial, el pulso y la ansiedad, según estudios científicos recientemente realizados, en Alemania.

COMIDAS

Tómese su tiempo para comer. Coma tranquilo saboreando y pensando en lo que come.

Mastique quince o veinte veces cada bocado, así mojará con saliva correctamente la comida.
Lo que es muy necesario porque la función de la boca en la alimentación no es solamente la de triturar sino también de salivar bien la comida ya que allí comienza en realidad la digestión.

La gente suele decir: “comí apurada, y me cayó como una piedra en el estómago”. Eso que es irreal, es muy gráfico y se explica por el hecho de que al tragarse rápidamente no se le dio el necesario tiempo a la comida para comenzar su proceso digestivo.

El estrés puede interferir con la absorción de los nutrientes y causar dolores estomacales, lo cual sucede cuando el sistema digestivo sufre un espasmo.

Si puede, a la hora del desayuno o del almuerzo, escoja un ambiente diferente de aquel en el que transcurre su día lleno de estrés, evite comer en su lugar de trabajo. Evite hablar de negocios o cualquier tema que le preocupe cuando esté comiendo. Coma relajado y tranquilo.
Coma a intervalos regulares y una dieta alta en proteínas y fibras, baja en carbohidratos y repartiéndola en cinco comidas más pequeñas, en lugar de las tres comidas mas grandes que son habituales.

Coma fruta todos los días, no necesita tiempo de preparación, es barata y le trae a su cuerpo la energía necesaria en forma fácil y correcta. Consumir frutas disminuye el estrés en forma considerable.

Si usted está bajo estrés y necesita una pausa para comer, trate de lograr un efecto tranquilizante comiendo cereales con salvado de trigo, verduras de hojas verdes o frutas en general a fines de mantener un nivel adecuado de azúcar en la sangre.

El estrés hace que el sistema digestivo funcione de manera incorrecta y más de la cuenta, aumentando los niveles de jugo gástrico en el estómago. Por lo tanto si padece, por ejemplo, de colitis, síndrome de colon irritable, o de hernia hiatal, manténgase alejado de alimentos excesivamente condimentados o grasosos.

Es muy importante que usted haga elaborar una dieta que no sea rígida y que pueda llevar a cabo en forma fácil y correcta. No hay motivo alguno por el cual lo nutritivo no pueda ser delicioso.

“No hay mejor dieta que comer poco y con calma”.
SENECA

COMUNICACIÓN

Usted permanentemente está interactuando con otras personas. Se encuentra con amigos, compañeros de trabajo, habla por teléfono o personalmente, envía notas, fax o e-mail todo el tiempo.

Pero, ¿puede asegurar que se comunica bien? ¿Cuántas veces un mal entendido lo llenó de sorpresa y de estrés? De allí la importancia de una buena comunicación en todo nivel.

Muchos de los problemas que se producen en la vida diaria surgen de una mala comunicación.

No todos saben comunicarse en forma efectiva: una cosa es lo que uno piensa que va a comunicar y otra, la que recibió la persona a quien nos dirigimos.

La capacidad de comunicarse bien es un aspecto importante de nuestra relación diaria que a menudo no tenemos en cuenta.

El proceso de la comunicación es tan sutil como complejo, hay tres factores esenciales: el mensaje, el emisor y el receptor. Y cada uno de ellos tiene su propia importancia.

-Mensaje: Es lo que uno quiere transmitir; puede ser una idea, un pensamiento o un simple saludo.

-Emisor: Si uno es el emisor, deberá elegir cómo lo va a transmitir. ¿Con imágenes?, ¿con acciones?, ¿con gestos? o con palabras. Aquí también hay que ver como lo enviamos, ¿por fax?, ¿por carta? o directamente ¿voy y se lo digo?

-Receptor: Es quien recibe el mensaje y debe interpretarlo. ¿lo interpreta bien?, ¿no hay errores?, ¿está completo?

Como se puede apreciar son muchas las cosas que se deben tener en cuenta tanto al emitir un mensaje como al recibirlo.

Siempre puede haber malas interpretaciones, que nos pueden llevar a producir enojos, depresiones y por supuesto estrés.

Por lo tanto trate de mejorar su forma de comunicarse, sobre todo, si advierte que esto es un punto flojo de su accionar

“Nadie puede lastimarte si tú no lo quieres, pues sólo serás lastimado si consideras que lo
han hecho.” EPICTETO

 CONGRATÚLESE

PRÉMIESE USTED SOLO
Prémiese a sí mismo mediante actividades placenteras. Su sistema inmunológico se fortalecerá. El éxito consiste en hacer lo que es correcto para nosotros. Tómese un tiempo para usted y haga algo hermoso que le guste como salir a caminar hablarle por teléfono a una persona querida, de vez en cuando ir al cine o a cenar con amigos, etc. Si no puede tomarse un par de horas por semana, podría darse una verdadera recompensa, a usted mismo, haciendo algo placentero. Por lo menos dése usted una “palmadita” en la espalda acompañada de una pausa de diez minutos para realizar algo distinto.

Casi todo el mundo quiere el respeto y la aprobación de los demás. Y es algo justo y correcto, pero el problema comienza cuando intentamos complacer a todo aquel que se nos cruza en el camino.

No siempre es posible realizarlo y mucha gente derrocha demasiado tiempo y energía tratando de complacer a los demás, en lugar de concentrarse en sus propias esperanzas, planes y sueños.

Hágase un regalo personal, algo que realmente le guste y le caiga bien. No necesariamente debe ser un regalo costoso, puede ser algo simple y que no le cueste nada.

Déle continuidad al sistema concediéndose algo especial al final de un día de trabajo. Una buena técnica de manejo del estrés es programar una actividad grata al día.

CONTEMPLACIÓN

La contemplación es simplemente dejar que nuestros ojos descansen fijamente sobre algún objeto escogido y sentirlo. Cualquier objeto servirá para contemplar, siempre que no tenga asociaciones perturbadoras para nosotros.

El mirar fijamente, (”tratak”, como se conoce en yoga), tiene que ser de un modo relajado, no tenso, manteniendo la mirada serena más que concentrada.

CREATIVIDAD

La creatividad es la mayor rebelión que hay en la vida. El creativo no puede seguir un camino ya trillado, tiene que hacer su propio camino.

Tiene que marginarse de la mente colectiva. Una persona creativa es aquella que tiene percepción, puede ver cosas que nadie ha visto antes, oye cosas que no ha escuchado nadie antes. Entonces hay creación de algo que no existía.

El creativo tiene una especial capacidad para convertir cosas impensadas en algo nuevo, algo inexistente. Algo que no se le daba el valor o la importancia que tiene y que el creativo, por su propia esencia, es capaz de ver y capturar.

En el mundo actual prácticamentea todos se nos exige responder a los desafíos de una forma creativa. Ddsesde el ejecutivo mas alto hasta el ama de casa, tienen que inventar cosas nuevas para enfrentarse a los múltiples contratiempos de la vida moderna.

Vivimos en un mundo lleno de reglas pautadas que nos limitan Pero los que se salen de las mismas creando algo nuevo son los que verdaderamente se superan.

Todos somos creativos en algún tema de la vida, todos somos capaces de crear. Y es tan lindo tener la satisfacción de realizar algo que antes no existía.

Cuando se sienta estresado, busque pausas y distracciones creativas para romper la rutina, flexibilizarse y disminuir el estrés.

“Sólo la persona creativa sabe cómo acabar con el aburrimiento. La persona creativa no conoce el estrés. Siempre está emocionada, encantada, constantemente en un estado de aventura y felicidad que hace que no conozca el estrés.”
OSHO
<< Dedicado a “El Hombre Urbano”
D >>

Notas relacionadas