21 de abril de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Ejercicio físico como medida de prevención laboral

La prevención laboral es algo en lo que cada día reparan más empresas. Los gastos destinados a prevención han aumentado considerablemente en los últimos años y, no es de extrañar, ya que prevenir siempre es mejor que curar. Según los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos sociales, de enero a junio de 2018 se dieron más de 650.000 accidentes laborales. Estos datos muestran la carencia de cultura preventiva en España. La mejora de la condición física de los empleados es imprescindible para evitar lesiones y, por consiguiente, bajas laborales.

Existen determinados puestos de trabajo que exigen movimientos repetitivos o manipulación de cargas y que necesitan una formación física que les ayude a evitar lesiones en el trabajo.“Yo perdía tiempo en mi trabajo porque a veces el dolor de espalda era tan insoportable que me tenía que levantar y darme un paseo o ir al baño a estirarme. Pero si me recuerdan las posturas correctas de mi espalda, repercute en mi salud y en que voy a ser más eficiente y tener todas las energías volcadas en el trabajo” afirma Raúl Gavin, empleado de grupo MasterD.

Cada día son más las empresas que implementan programas de cuidado de la salud física y emocional (con talleres de estiramientos, trabajo en equipo, risoterapia para combatir el estrés …). Estas organizaciones buscan dar en la clave de conciliar trabajo, salud y felicidad mejorando así el bienestar general de sus empleados.“Si nuestros trabajadores están bien, nuestra empresa también lo estará, mejorará el clima laboral, la satisfacción de los clientes y trabajadores, motivación, mayor rendimiento… Considero que toda empresa debe cuidar a sus trabajadores y promover unos hábitos saludables” apunta Marian Luna, responsable de Medioambiente, Salud y Seguridad de Algontec.

Programas de ejercicio físico en la empresa

Existen diferentes programas de ejercicio para cada tipo de puesto. Todos ellos favorecen la ergonomía y la higiene postural de los trabajadores y contribuyen a la prevención de lesiones. Los más demandados suelen ser:

  • Programas de estiramientos adaptados a los puestos de trabajo: estos talleres son perfectos para aprender ejercicios concretos para cada tipo de puesto. Los empleados aprenden técnicas de estiramiento y calentamiento a la vez que mejoran la propia conciencia corporal y su bienestar.
  • Pilates en la empresa: el Método Pilates está basado ejercicios que requieren la concentración del cuerpo y de la mente. Favorecen el control de la respiración, la postura y son muy útiles para combatir el estrés laboral.
  • Talleres de Manejo Manual de Cargas (MMC) y cuidado del aparato locomotor: Pensado para los puestos que requieren cargan peso o realizan movimientos repetitivos. Los empleados aprenden los patrones de movimiento adecuados así como ejercicios específicos para prevenir lesiones.

Fuente: interempresas.net

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *