12 de agosto de 2020

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Costa Rica y Panamá exigen respeto a los derechos laborales de indígenas Ngäbe Buglé

La defensora de los habitantes de Costa Rica, Montserrat Solano, y el defensor del pueblo de Panamá, Alfredo Castillero, quienes se reunieron el viernes en San José, dijeron en una entrevista conjunta con Acan-Efe que los indígenas han denunciado violaciones a sus derechos laborales y dificultades para el acceso a la salud en Costa Rica.

“La mayor parte de ellos entran en la época de cosecha desde Panamá a Costa Rica y no hay un reconocimiento de la relación laboral, no necesariamente tienen acceso a la seguridad social y el derecho a la salud”, manifestó Solano.

La defensora costarricense comentó que los servicios de emergencias de las centros de salud pública sí atienden a niños, mujeres embarazadas y casos de emergencia, pero para las otras situaciones no lo hacen.

“Es preocupante, aunque se hacen algunos esfuerzos preventivos. El estado costarricense debe encontrar una solución”, afirmó Solano.

La defensora dijo que existe una propuesta de trabajo para fortalecer los controles con el fin de que los empleadores respeten los derechos laborales de estas personas, pero ésta no entrará a funcionar hasta 2017.

Solano aseguró que hay algunos caficultores conscientes de la situación, que colaboran con las autoridades y hacen esfuerzos por garantizar los derechos de los indígenas, así como iniciativas para brindarles un mejor acceso a la salud.

Por su parte, el defensor del pueblo de Panamá comentó que se ha reunido con dirigentes de los pueblos originarios de su país y ellos le han manifestado los problemas que enfrentan durante la época que migran hacia Costa Rica.

“Ellos sienten que son privados de sus derechos en virtud del trabajo que hacen. Queremos que haya conciencia y que este tema sea atendido con seriedad”, aseguró.

Datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) indican que cada año aproximadamente 15 mil indígenas panameños Ngäbe Buglé cruzan a Costa Rica para trabajar en las plantaciones de café por un período aproximado de cinco meses, y muchos de ellos se quedan en este país.

Muchos de estos indígenas no tienen documentos de identidad ni actas de nacimiento y son llamados por el ACNUR como los “Chiriticos”, en un juego de palabras que une la provincia panameña occidental de Chiriquí y el apodo de “ticos” que reciben los costarricenses.

El ACNUR y Gobierno costarricense, con el apoyo del Registro Civil de Panamá, tienen en marcha una iniciativa para otorgarle a estas personas documentos de identidad y que sea más fácil para ellos acceder a los servicios médicos y de educación estatales.

En 2015 este proyecto visitó unas 2.000 fincas de Costa Rica, con lo que se logró para 1.394 indígenas la determinación de su nacionalidad o el registro tardío de su nacimiento, y la entrega de documentación de identidad.

Fuente: .tvn-2.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *