21 de septiembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

7. Gestión del Estrés

-Me alegro que te haya gustado porque yo te iba a comentar algunas otras cosas mas, porque depende la actitud con que vos encaras tu día, es como te sentirás en el mismo. Por lo general las personas no le dan la importancia que realmente tiene la propia actitud. Y la actitud es la forma de ser de cada uno y todos la tenemos, a veces sin darnos cuenta. Cuanto más alto se llega en la pirámide organizacional de una empresa, más importante es controlar su actitud.

-Y como la controlás”¦

-Ya vamos a llegar a eso, déjame decirte algunas otras cosas de la actitud, para que me entiendas bien. La actitud se comunica, se trasluce, se ve en las personas a través de su tono de voz, la expresión facial, la postura, al delegar, al dirigirse a las personas, al estrechar su mano, etc.

 

-¿Al estrechar la mano?

-Sí, por supuesto, al estrechar la mano”¦ ¿No te pasó alguna vez, que alguien te extiende la mano sin firmeza, toda floja?, casi sin ganas.

 

-Sí sí me pasó, y me pareció muy feo. En realidad no me gusta ese tipo de personas que dan la mano de esa manera”¦ es como si no te quisieran saludar y dan mala sensación.

-Exacto, el estrechar las manos o apretón de manos, como también se le dice, se debe hacer con firmeza, con buena actitud, con deseos de saludar a la persona que se tiene al frente, con una sonrisa, por eso te digo que la actitud se transmite a otras personas. Y hay que saber controlar la propia actitud. En general no se puede controlar, a veces, al conyugue, a los hijos, al gobierno, a la economía, pero a la actitud si se puede controlar. Y si no las controlas corres el riesgo que la actitud te controle o voz. Eso ocurre cuando “te descontrolas” y realizas actos negativos sin darte cuenta. Tú tienes el poder y el deber de controlar tu actitud mental negativa antes que sea tarde. Porque el que pierde el control de sus actos, pierde. En cordobés básico diríamos”¦.

 

-“El que se calienta, pierde”.

-Exactamente, el que se calienta pierde. Fijate que la actitud es un reflejo de los pensamientos de una persona. Una actitud buena puede cambiar fundamentalmente la orientación de las cosas. Quien sólo ve lo negativo en las diversas situaciones de la vida, está malgastando su tiempo y ayudando a aumentar el estrés.

 

-¿Y como la puedo controlar?

-Hay muchos ejercicios para cambiar al actitud, pero el mas simple es tirar los hombros hacia atrás, estirar el cuello, levantar la mirada y caminar erguido. En la actualidad si observas a la gente en la calle, verás que la mayoría camina con la cabeza hacia abajo, mirando el suelo, encorvado, como llevando algo pesado en los hombros. Y en realidad llevan algo pesado que son sus propios problemas, siempre estamos pensando en lo que debemos hacer cuando lleguemos a tal o cual lado, y el tiempo que tenemos que siempre es poco y nos vivimos quejando de la vida y de las cosas que tenemos que hacer.

Fijate que hay un solo lugar en el mundo donde la gente que está allí, no tiene ningún problema y es el cementerio. Y vos estás vivo, la vida es hermosa, alégrate de vivirla. Viví el presente, olvidate del pasado y el futuro es mañana, HOY solo tienes el PRESENTE. Y es un regalo de Dios, por eso se llama PRESENTE. Vivilo con alegría y con actitud mental positiva.

Te cuento una cosa más y ya termino: yo tengo como “disparador” para cambiar mi propia actitud, cuando voy caminando en la vereda. Cuando veo una persona caminando pesadamente, llevando esa carga mental que se trasunta en su cuerpo como un agobio general, inmediatamente tiro los hombros para atrás, y miro al frente, hacia adelante  arriba, hacia el futuro y el futuro siempre tengo la esperanza de que será mejor. Pero para ello, debo gozar en el presente.

 

-La verdad que tenés razón, voy a empezar a caminar como dices, con ese tipo de actitud, pero además te quiero preguntar”¦

-No, no. Por hoy ya terminamos, me lo preguntas el próximo domingo, pero mientras tanto podés volver a leer lo anterior. O si querés leer lo que sigue…

…………………

Estas “charlas” cotidianas sobre el estrés, se realizan todas teniendo en cuenta el libro “EL ABC DEL ESTRÁ‰S LABORAL”, del Dr. Hugo Francisco Rostagno.

SEGUINOS EN FACEBOOK, TWITTER Y GOOGLE +


Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *