21 de noviembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

LRT, 20 años despues: la prevención brilla por su ausencia

Por Dr. Hugo Francisco Rostagno

Hace 20 años, todos los prevencionistas estábamos contentos porque pensábamos que por fin se creaba una Ley Nacional con verdadero espíritu de Prevención. Los que pensábamos así, pronto nos dimos cuenta que la realidad era muy distinta a lo que primeramente se creía.

Cuando comenzó el sistema desde la Jefatura de Estado en ese momento se explicaba que con este sistema habría más  Prevención, con lo que existirían menos accidentes laborales y enfermedades profesionales, y menos muertos. También se argumentaba que de esta manera bajaría el costo laboral de las empresas y disminuirían las demandas judiciales. También se aseguraba que habría una mejor asistencia médica a los accidentados en el trabajo.

Con el tiempo pasado y 20 años de vigencia de esta ley,  lo único que mejoró es la mejor asistencia médica para todos los accidentes de trabajo. Todos los demás postulados anteriores, que parecen muy lógicos en los papeles, en la práctica no se dieron. No hubo mayor Prevención, lo que ocasionó que hubiera más accidentes y enfermedades profesionales, mas muertos y que trajo un mayor costo laboral y por supuesto mayor litigiosidad.

Por lo general las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), no cumplen con la prevención correspondiente. No ocurre lo mismo cuando son Empresas Grandes o Multinacionales, ellas saben bien que invertir en prevención es importante y cumplen con la prevención establecida porque así se lo piden desde su casa matriz.

Con respecto a las Enfermedades profesionales, como no existe un verdadero y equitativo registro, no se sabe cuántas hay, pero los que estamos en esto sabemos que existen y son muchas. Sabemos también que las Aseguradoras no le prestan la atención correspondiente y como a su vez, tampoco son controladas por el Estado, se vive en un total desconocimiento de las mismas y por supuesto de la prevención de ellas. Hace varios años que un Superintendente reconoció en un Congreso Internacional que había un “subregistro” de las Enfermedades Profesionales, razón por la cual al poco tiempo se lo obligó a renunciar. Desde entonces no se habla a nivel oficial de este tema.

Las ART, son Aseguradoras, que funcionando como tal sólo les interesa la parte económica del negocio, y si bien por ley están obligadas a orientar y controlar que sus respectivas empresas afiliadas realicen la debida prevención de riesgos del trabajo, en la práctica cotidiana no sucede esto. Así tenemos que las ART, no controlan a sus propias empresas afiliadas.

En realidad es un error de la Ley que las ART tengan que controlar y denunciar a sus propios clientes, existiendo un desconocimiento total del Marketing, si alguien controla y denuncia a su propio cliente, rápidamente se quedará sin clientes. Por lo que resulta una incongruencia.

La SRT, Superintendencia de Riesgos del Trabajo, que es el organismo del Estado que tiene que a su vez la responsabilidad de controlar y sancionar a las ART, para que cumplan con la Prevención de Riesgos del Trabajo, tampoco cumple con su cometido y así tenemos las cifras de accidentes de trabajo que existen en este momento.

De acuerdo al análisis anterior tenemos que los responsables de este problema son muchos:

-El Estado, porque no controla a las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo.

-Las ART, porque no controlan a las Empresas afiliadas.

-Las Empresas, que como nadie les dice nada, no controlan a sus propios empleados.

-Los Empleados, que muchas veces aunque le entreguen los elementos de seguridad en muchos casos no los usan.

-Los Médicos e Ingenieros Laborales, que no sabemos, no queremos o no podemos convencer al resto de la gente de las bondades de la prevención.

-Los Abogados Laborales, que están esperando que todos los anteriores fallemos para iniciar ellos los correspondientes juicios laborales.

En resumidas cuentas, cuando la responsabilidad de algo es de muchos, en definitiva se diluye, y no es de nadie. Por eso afirmo que en Argentina la Prevención de Riesgos del Trabajo, brilla por su ausencia.

Es lamentable pero cierto.

……………………….

Publicado en Prevencionar – España

Mas información sobre el tema:

La falacia de la pre existencia en los exámenes de ingreso

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *