20 de septiembre de 2019

Análisis de riesgos del trabajo

Por Dr. Hugo Francisco Rostagno
director@empresaludng.com.ar

Análisis de riesgos

Un análisis de riesgos es un procedimiento que lleva a integrar los principios y prácticas de salud y seguridad aceptadas en un trabajo en particular. Se debe examinar cada paso básico de la tarea que se realiza para identificar riesgos potenciales y determinar la forma más segura de trabajar.

Un buen método de análisis de los riesgos del trabajo es el denominado JHA, por sus siglas en inglés (Job-Hazard-Analisis) el cual es excelente para investigar, controlar y evaluar los riesgos del trabajo. Se divide determinado trabajo en distintas etapas y luego se evalúa para ver si existe una posibilidad mejor y más segura manera de realizarla.

Generalmente el método más utilizado es observar a un trabajador, u observarse a uno mismo, desempeñar el trabajo correspondiente. Las principales ventajas de este método incluye que no se basa en la memoria individual y que el proceso acelera el reconocimiento del riesgo.

Además es importante contar con un grupo de trabajadores experimentados o un supervisor en el trabajo determinado para que complete el análisis por medio de la discusión. Una ventaja de este método es que más gente se involucra y esto permite una base más amplia de experiencia y permite promover una aceptación más rápida de los procedimientos del trabajo resultante. Los miembros del Comité Conjunto de Seguridad y Salud deben participar en este proceso.

El proceso de análisis debe identificar previamente riesgos no detectados e incrementar el conocimiento del trabajo de aquellos que están participando. El conocimiento de seguridad y salud aumenta, la comunicación entre trabajadores y supervisores mejora, y la aceptación de los procedimientos de trabajo seguro se promueven.

Un procedimiento escrito de trabajo basado en él, puede formar la base del contacto regular entre supervisores y trabajadores en cuanto a seguridad y salud. Puede servir como ayuda de instrucción para la capacitación inicial del trabajo y como una guía resumen para los trabajos pocos frecuentes.

 

Pasos básicos

1) Seleccionar el trabajo que se va a analizar
Normalmente, todos los trabajos deberían estar sometidos a un control de riesgos para lo que es necesario identificar los potenciales riesgos de cada tarea que se van a analizar. Incluso si el análisis de todos los trabajos es lo que se planea, es en este paso donde se garantiza que se examine primero los trabajos más críticos.

Los factores que se deben considerar para asignar una prioridad para análisis de trabajo incluye:

  • Trabajos en donde los accidentes ocurren frecuentemente o no muy frecuentemente pero que resultan en lesiones discapacitantes.
  • Tareas potenciales de realizar lesiones o enfermedades graves. Las consecuencias de un accidente, condiciones peligrosas, o exposición a sustancias nocivas son potencialmente graves y dignas de tener en cuenta.
  • Trabajos recientemente establecidos, que debido a la falta de experiencia en los trabajadores, los riesgos puede que no sean evidentes o anticipados.
  • Trabajos modificados, se pueden formar nuevos riesgos con los cambios en los procedimientos de trabajo.
  • Trabajos desempeñados poco frecuentemente: los trabajadores pueden estar en riesgo mayor cuando realizan trabajos que no son rutinarios, y un JHA brinda un medio de revisar los riesgos.

2) Dividir el trabajo en una frecuencia de partes
Después de que se ha seleccionado un trabajo para análisis, la etapa siguiente es dividir la tarea a analizar en diversos en pasos. Se define un paso de trabajo como un segmento de la operación necesaria para avanzar en el trabajo.
Se debe tener cuidado para no hacer los pasos demasiado generales, saltándose pasos específicos y sin riesgos asociados. Por otro lado, si están demasiado detallados, serán demasiados pasos.
Una regla de oro es que la mayoría de los trabajos pueden ser descriptos en menos de 10 pasos. Si se requieren más pasos, sería preferible que divida el trabajo en dos segmentos, cada uno con su JHA separado, o que combine pasos cuando sea apropiado.
Un punto importante a recordar, es mantener los pasos en la secuencia correcta. Cualquier paso que esté fuera de orden puede obviar riesgos potenciales como introducir riesgos que no existen realmente.
Cada paso se registra en secuencia. Tome nota de lo que se hace en vez de cómo se hace.

3) Identificar los riesgos potenciales
Una vez que se registraron los pasos básicos anteriores, los riesgos potenciales deben ser identificados en cada paso. Con base en las observaciones del trabajo, conocimiento de las causas de lesión y accidente, y experiencia personal, verifique las cosas que podrían salir mal en cada paso.
Una segunda observación del trabajo se podría necesitar. Dado que los pasos básicos ya han sido registrados, se puede poner más atención a los riesgos potenciales. En esta etapa, no se hace ningún intento para resolver problemas que pueden haber sido detectados, solamente se los debe tener identificados.
Para ayudarse a identificar los riesgos potenciales, el analista de trabajo puede usar distintas preguntas como las siguientes:

  • ¿Puede un trabajador hacer un contacto nocivo con los objetos?
  • ¿Puede el trabajador resbalar, tropezar o caer?
  • ¿Esta el trabajador expuesto a calor o frío extremo?
  • ¿El ruido excesivo o vibración son un problema
  • ¿Existe algún peligro de que caigan objetos?
  • ¿Es la iluminación un problema?
  • ¿Alguna parte del objeto de la tarea podría quedarse prensada o
    atascada entre otros objetos?
  • ¿Presentan las herramientas, máquinas o equipos algún riesgo?
  • ¿Puede el trabajador sufrir de un desgarro al levantar, empujar o levantar un peso?
  • ¿Pueden las condiciones del tiempo afectar la seguridad?
  • ¿La radiación nociva es una posibilidad?
  • ¿Se puede hacer contacto con sustancias cáusticas, toxicas o calientes?
  • ¿Hay gases, polvos, rocíos o vapores en el aire?

En fin, las preguntas para hacerse son múltiples y se deberán realizar en el contexto del trabajo que se realiza.

 

Medidas preventivas para superar estos riesgos

La etapa final de un JHA es determinar formas para eliminar o controlar los riesgos identificados. Las medidas generalmente aceptadas, en orden de preferencia, son:

1) Eliminar el riesgo
Esta es la medida más efectiva. Estas técnicas deben utilizarse para eliminar los riesgos:

  • Seleccione un proceso diferente
  • Modifique el proceso existente
  • Sustituya con sustancias menos peligrosas
  • Mejore el ambiente (ventilación)
  • Modifique o cambie el equipo o las herramientas

2) Contener el riesgo
Si el riesgo no se puede eliminar hay que buscar la manera de que se pueda prevenir el contacto utilizando cierres, guardas de máquina, o dispositivos y elementos de prevención para tal efecto.

3) Revisar los procedimientos de trabajo
Se debe considerar modificar los pasos que son peligrosos, cambiar la secuencia de pasos o agregar pasos adicionales.

4) Reducir la exposición
Estas medidas son las menos efectivas y sólo deben utilizarse sino existe otra solución posible. Una forma de minimizar la exposición es reducir la cantidad de veces que se encuentra el riesgo. Un ejemplo puede ser modificar la maquinaria para que se necesite menos mantenimiento.

Esta parte del análisis se prepara usualmente mirando al trabajador hacer el trabajo. El observador es normalmente el supervisor inmediato pero un análisis más voluminoso requiere tener otra persona, preferiblemente un miembro del Comité de Seguridad y Salud Ocupacional, participando en la observación, de esa manera será menos factible que falten puntos clave en esta forma.

El trabajador que será observado debe ser experimentado y ser capaz de desarrollar todas las partes del trabajo. Para reforzar la cooperación y participación total del trabajador, la razón del ejercicio tiene que ser explicado claramente. El JHA no es un estudio de movilidad y tiempo disfrazado, ni tampoco un intento por descubrir actos inseguros individuales.

El trabajo, y no la persona, es lo que se estudia con la intención de hacerlo más seguro al identificar riesgos y hacer modificaciones para eliminarlos o reducirlos. La experiencia del trabajador puede ser importante para hacer mejoras.

Los trabajos deben ser observados durante los tiempos y situaciones normales. Por ejemplo, si un trabajo se hace rutinariamente solo en la noche la revisión del JHA debe hacerse también de noche. De manera similar, sólo se utilizarán las herramientas y el equipo que se usa regularmente. La única diferencia con respecto a las operaciones normales es el hecho de que el trabajador está siendo observado.

Cuando se termine, el desglose de los pasos deben de ser discutidos por todos los participantes, siempre incluyendo al trabajador, para hacer que todos los pasos básicos se noten y que estén en el orden correcto.

 

Difundir la información

El JHA es una técnica útil para identificar riesgos a fin de que se puedan tomar medidas para eliminarlos o controlarlos. Una vez que se completó el análisis, los resultados deben ser comunicados a todos los trabajadores quienes son o serán, los que realizarán este trabajo. De esa manera la Difusión de la Información Preventiva pasa a ser indispensable para la gente que trabaja.

Bibliografía:
• Centro Canadiense de Salud y Seguridad Ocupacional
• CIR. Centro de Investigación de Riesgos – Venezuela
• Argyris Chris. “El individuo dentro de la organización” Editorial Herder. Barcelona. 1989.
• Chiavenato I. “Administración de Recursos Humanos” McGraw Hill, 2ª Edición, México. 1994.
• Subdivisión de Higiene y Seguridad, 3M OR – OSHA

Prevención de los riesgos del trabajo
Las consecuencias de la enfermedad, la invalidez y la muerte, producidos por la falta de prevención de los riesgos del trabajo, son graves tanto desde el punto de vista individual, como familiar y social, reducen la capacidad productiva de la población, provocan gastos en la familia o en los servicios públicos de atención médica y en los grupos sociales. Además, las empresas se ven afectadas por el ausentismo al trabajo y la familia deja de percibir salario y puede tener dificultades serias para mantener su nivel de vida.

Actitud de los trabajadores
Es importante, que el trabajador sepa que él debe participar en la labor de
prevención de accidentes, ya que de él depende en gran medida en control de los
riesgos operacionales de su propia tarea. Todos los materiales o máquinas pueden ser
inseguros si la persona que los mueve, no lo hace en la forma correcta, segura, o no sabe como hacerlo.

Si el trabajador, es el que sufre el dolor de la lesión, si es el trabajador el que sufre las
consecuencias del accidente, entonces él es quien debe aplicar las normas de
seguridad, que le ha instruido su supervisor o el asesor de prevención de riesgos.

Diccionario básico de términos preventivos

Accidente: es todo hecho imprevisto y no deseado que interrumpe o interfiere el desarrollo normal de una actividad o proceso y que puede tener como consecuencias lesiones personales y/o daños materiales o ambientales y que probablemente es procedido por un acto inseguro o condición insegura o combinación de ambos.

Acto Inseguro: acción u omisión que conlleva a la violación de una ley, reglamento, norma, procedimiento o práctica segura, capaz de originar un accidente, incidente o enfermedad profesional.

Análisis: proceso sistemático, usado con el propósito de identificar la o las causas raíces que dieron origen al accidente o incidente, las cuales al ser corregidas, evitarán, la recurrencia de estos accidentes o incidentes similares.

Ausentismo Laboral: conjunto de ausencias por parte de los trabajadores de un determinado centro de trabajo, justificadas o no.

Causa inmediata: son los actos, condiciones inseguras y circunstancias que ocurren antes del accidente y que generalmente son observables a primera vista.

Causa raíz: es la causa más básica, que se manifiestan detrás de las causas de los actos y condiciones inseguras, y para llegar a ellas se requiere de una investigación mucho más profunda, debido a que las más evidentes son las causas inmediatas.

Comité de Análisis: es el equipo de personas formado para el análisis del accidente o incidente.

Condición: razón que explica por qué o en qué circunstancias un evento o secuencia de eventos ocurrió de una forma en particular.

Condición Insegura: cualquier situación en el ambiente de trabajo, tal como: características físicas de equipos y herramientas, agentes químicos y biológicos, condiciones ergonómicas y meteorológicas y factores psicológicos y emocionales que se desvían de los estándares establecidos, capaces de originar un accidente, incidente o enfermedad profesional.

Condición Psico-Física: alude tanto a los aspectos orgánicos y somáticos, como a los relacionados con la condición mental del trabajador.

Contaminación ambiental: deterioro del ambiente, sea que este presente o no algún riesgo para la salud pública y que sea originado por escapes de sustancias provenientes de las instalaciones o equipos del proceso.

Daño Material: daño sufrido por las instalaciones o equipos propiedad de la empresa que amerita el desembolso de dinero para recuperar las condiciones originales del mismo o para la restitución total del equipo o instalación.

Enfermedad: alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es mas o menos previsible.

Enfermedad Ocupacional: enfermedad que nace como resultado de una exposición a agentes agresores o riesgos ocupacionales.

Enfermedad no ocupacional: es toda alteración de la salud cuyo diagnóstico y confirmación sea efectuada por un médico y que ha sido originada por factores no relacionados con el entorno laboral.

Evento: son todas aquellas acciones o actividades ejecutadas o hechos ocurridos antes, durante y después del mismo y que son importantes para determinar las causas raíces que dieron origen al accidente o incidente.

Examen Médico de Ingreso: revisión de las condiciones de salud del trabajador, previo al inicio de la relación laboral.

Examen Médico Periódico: revisión de las condiciones de la relación laboral, con intervalos planificados.

Examen Médico de Egreso: revisión de las condiciones de salud del trabajador, cuando se acaba la relación laboral.

Factor Causal: es aquella condición que, si se elimina, hubiera ayudado a prevenir el accidente o incidente, o hubiera contribuido a minimizar las consecuencias de éste.

Incidente: es todo hecho imprevisto y no deseado que interrumpe o interfiere el desarrollo normal de una actividad pero que no genera ninguna de las siguientes consecuencias: lesión de trabajo, daño material, contaminación ambiental ni pérdida económica, pero que sin embargo tiene el potencial de ocasionarlas en circunstancias diferentes.

Lesión de Trabajo: es toda lesión funcional o corporal, permanente o temporal, inmediata o posterior, o la muerte, resultante de la acción de un agente externo que pueda ser determinada o sobrevenida en el curso del trabajo, por el hecho o con ocasión del trabajo.

Medida Preventiva: es toda acción dirigida a evitar la ocurrencia de eventos adversos para la integridad del trabajador y de las instalaciones.
Riesgo: probabilidad de obtener un resultado desfavorable como resultado de la exposición a un evento azaroso dado.

Riesgo Ocupacional: probabilidad de que un objeto, material, sustancia o fenómeno presente en el área de trabajo, pueda potencialmente desencadenar alguna perturbación en la salud o integridad del trabajador.

Salud Integral: comprende el estado de la salud total, abarcando el conjunto de todas las condiciones que promuevan el bienestar y armonía psico-física y social del trabajador.

Tipos de riesgos ocupacionales: los riesgos se pueden clasificar en: riesgos físicos, riesgos químicos, riesgos biológicos, riesgos ergonómicos y riesgos psico-sociales.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *