06 de diciembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

¿Cómo deberían ser las oficinas perfectas para que el empleado rindiese al máximo?

No es la primera vez que se nos pasa por la cabeza preguntarnos cómo podrían ser las oficinas perfectas: ¿se trata de una utopía o de una realidad que puedan existir este tipo de espacios de trabajo?
Hoy te vamos a mostrar que sí, que es posible equipar unas oficinas que resulten adecuadas para que el trabajador pueda rendir al máximo y, al mismo tiempo, sentirse cómodo.
Déjate guiar por los pasos que te enseñamos a continuación para que sepas cuáles son los aspectos fundamentales para conseguir diseñar un espacio de trabajo apropiado e incluso ideal, de modo que el empleado rinda lo máximo posible.

  • Oficinas cómodas y funcionales: A veces obviamos este aspecto en nuestro ahínco constante en preocuparnos únicamente por el diseño y la estética.
    Que el espacio de trabajo resulte agradable es lo más importante. Si incluyes demasiados elementos, por ejemplo, por muy bonitos que sean, quizás dificulten el trabajo diario de los empleados. El diseño nunca debe influir en la ergonomía del empleado.
  • Espacio de trabajo luminoso y espacioso: La iluminación es uno de los aspectos más importantes. Siempre que sea posible, es preferible que sea natural, si no es así, debes incluir las suficientes fuentes de luz como para abastecer a todo el espacio de trabajo.
    La sensación de espaciosidad en la oficina, sobre todo en la zona de puestos operativos, se puede conseguir de muchas maneras: además de con la luz y las ventanas, jugando con el color de las paredes, con la decoración, con mamparas de cristal.
  • Muebles de oficina ergonómicos: Equipar todos y cada uno de los espacios de trabajo con sillas de oficina adecuadas a la fisionomía del usuario y personalizables es otro de los aspectos fundamentales. De esta manera evitaremos que el usuario padezca dolores musculares o desarrolle una mala higiene postural. Esto es lo mínimo exigido. También, cada vez con mayor frecuencia, se está extendiendo el uso de mesas regulables o elevables de oficina, ya que muy frecuentemente el trabajador se ve en la necesidad de cambiar de postura a lo largo de su jornada laboral.
  • Aislamiento acústico: ¿Y lo incómodo que resulta trabajar en una oficina con ruido? Desde luego, si lo que buscamos es una oficina adecuada al empleado para que rinda al máximo, debe contemplar zonas aisladas y tranquilas para que pueda concentrarse y así evitar distraerse constantemente. Incorporando paneles fonoabsorbentes puedes eliminarlo sin necesidad de realizar obras, aunque en algunas ocasiones sí que es necesario levantar tabiques.
  • Temperatura: Ni demasiado calor, ni demasiado frío. Las bajas temperaturas provocan que nuestras ideas se congelen, mientras que las altas causan su derretimiento. Lo ideal es que se encuentre entre los 21 y los 23 grados.
  • Con zonas soft-seating o coworking: Las zonas de descanso activo o de trabajo en equipo incrementan exponencialmente el rendimiento del empleado: permiten que el trabajador pueda incrementar la comunicación con sus compañeros y trabajar en proyectos conjuntos, de forma activa pero distendida, pero al mismo tiempo también permite que los empleados puedan trabajar en diferentes espacios y cambiar su postura a lo largo de la jornada laboral.
  • Estética y diseño agradables: Aunque al comienzo decíamos que muchas veces le damos demasiada importancia a la apariencia, esto no significa que no tenga su trascendencia en el diseño de oficinas. La imagen tiene que ser acorde con su filosofía, tiene que transmitir unos valores o unas sensaciones determinadas… porque además de agradables a la vista también influyen en la productividad.
  • Decoración para el toque final: Los pequeños detalles pueden poner la guinda a tu oficina y, además, ser funcionales: papeleras, paragüeros, percheros, maceteros, sofás de espera, lámparas de diseño… ¡Hay infinidad de opciones!

Fuente: proteccion-laboral.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *