11 de diciembre de 2019

Panter lidera un estudio funcional del calzado de seguridad

Panter, fabricante español del sector del calzado de seguridad, protección y uniformidad, ha liderado un proyecto de investigación en colaboración con INESCOP (Instituto Tecnológico del Calzado y Conexas) dirigido a evaluar el calzado de seguridad desde un punto de vista funcional, analizando tres factores: estabilidad, confort y rendimiento.

La investigación ha permitido determinar los parámetros que influyen en la comodidad del calzado de seguridad, obteniendo óptimos resultados a través de ensayos biomecánicos que se han centrado en la cinemática, la dinámica, la actividad muscular (en la estabilización y durante la marcha) y las presiones plantares.

Atmosfera (KPa)

Los avances obtenidos con esta investigación pionera han permitido al fabricante diseñar una nueva horma ergonómica, con estrictos criterios científicos y biomecánicos, que ya se ha incorporado a todas las nuevas gamas de calzado Panter presentadas en el Catálogo para 2015.

Datos y conclusiones del estudio

Los investigadores contaron con la colaboración de voluntarios equipados con calzado Panter y el sofisticado equipamiento del Laboratorio de Análisis Funcional (LAFC) del Calzado, de INESCOP. Entre este equipamiento se encontraban las plantillas de presión plantar con sensores para registrar los impactos que recibe el pie, marcadores para la captura de datos y posterior análisis de los movimientos de la pierna y el pie durante la marcha, y electrodos de electromiografía para la medición de la actividad muscular.

La interacción usuario calzado permitió obtener las siguientes conclusiones:

-Alta sensación de confort debido a la homogeneización de la distribución de las fuerzas de impacto durante la marcha.

-Excelente absorción de energía que amortigua los impactos sobre el sistema musculo-esquelético sin comprometer la estabilidad del usuario.

SELLO PANTER ERGONOMIC

Óptimo reparto de las presiones plantares. Se eliminan las zonas de presión que pueden generar incomodidad o dolor localizados.

Limitación del excesivo movimiento de pronación y supinación del pie, favoreciendo una menor carga muscular de la espalda durante la marcha, lo que mejora la prevención de lesiones de espalda y de esguinces.

Mejora del aislamiento térmico, que supone incrementar el confort.

Estabilidad dinámica. Se traduce en una reducción de las presiones debido a un reparto de presiones plantares optimizado, por lo que el desgaste muscular es menor, así como la posibilidad de desarrollar lesiones.

Estabilidad estática con un solo pie (mono-pedestación estática).

“Esta innovación supone una importante contribución a la industria del calzado de seguridad al elevar los estándares de confort, lo que, en definitiva, se traduce en una mejora de la calidad de vida de las personas”, citan fuentes del fabricante.

Fuente: Protección Laboral

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *