23 de julio de 2019

Dorsolumbalgia en el trabajo

  1. Tanto las tareas dinámicas como las estáticas pueden producir dolores de columna ya sea por lesiones de los músculos, tendones, articulaciones o los discos intervertebrales. Es fácil de entender que existan lesiones en un trabajo dinámico como levantar pesos, realizar esfuerzos, empujar o traccionar pero también se pueden producir, cuando se está en posiciones fijas con poca libertad de movimientos y posturas corporales incorrectas. Por eso, es interesante que la persona conozca la estructura de la columna vertebral y su funcionamiento, con sus posibilidades y limitaciones para usarla correctamente.
  2. Anatomía
  3. Por Dr. Hugo Francisco Rostagno.

    Recordemos que la columna tiene desde arriba hacia abajo, cuatro sectores bien definidos, pero interconectados entre sí: el cuello o sector cervical, la espalda o sector dorsal, la cintura o sector lumbar y la pelvis o sector sacrocoxígeo.

    El sector cervical tiene siete vértebras de mucha movilidad. Es el que sostiene la cabeza y nos permite movilizarla para mirar hacia los lados. Sigue después el sector dorsal que tiene doce vértebras con escasa o nula movilidad, recordemos que junto con la parrilla costal forma el tórax que cubre a los pulmones. Luego tenemos el sector lumbar con cinco vértebras, en el que se hacen casi todos los movimientos de esfuerzo de la columna y por último está el sector del sacro-cóccix que no tiene movilidad, y forma la pelvis.

    Entre vértebra y vértebra, existen los discos intervertebrales, que permiten la movilidad de la columna. A su vez los ligamentos recubren a los discos para que se mantengan en su lugar, son estructuras importantes de la columna que limitan los movimientos excesivos. También están los músculos que de manera general son grandes y constituyen verdaderas masas musculares del organismo. Los músculos de la región posterior del cuerpo son más grandes y voluminosos ya que son los responsables de la mantención de la posición erecta. Son también los constituyentes más importantes del dolor de columna.

    La columna vertebral además de ser el pilar que sostiene todo el cuerpo, sirve también de protección a la médula espinal.

    Curvaturas de la columna
    La columna tiene cuatro curvaturas naturales o fisiológicas: la primera anteroposterior a nivel del cuello que se denomina lordosis cervical y que nos permite movilizar la cabeza. Otra a nivel de la espalda denominada cifosis y que cuando es muy pronunciada, vulgarmente se le llama “joroba”. La tercera a nivel lumbar que también se denomina lordosis y que es similar a la que mencionaba anteriormente a nivel del cuello, pero en este caso se denomina lordosis lumbar. Y la cuarta constituída por el sacro y el cóccix, que no tiene movimiento.

  4. Fisiología
    Con la columna podemos realizar movimientos de flexión, llevando la cabeza y el torso hacia abajo; de extensión, con la cabeza y el torso hacia atrás; de flexión lateral y de rotación. Estos movimientos los podemos realizar gracias al sector lumbar que es el sector de mayor movilidad, sobretodo a nivel L4, L5 y S1. (Vértebras lumbares 4ta. y 5ta. y 1ra. sacra). Precisamente en éste sector es donde se producen las mayores patologías derivadas del trabajo, por los esfuerzos mal realizados. Y es también este sector el que adquiere gran importancia a nivel medico legal, por las implicancias posteriores a un acontecimiento traumático laboral.
  5. Patología
    Dorsolumbalgia
    El dolor de espalda o dorsolumbalgia, puede tener varias causas, en primer lugar a nivel laboral puede ser por un traumatismo, un esfuerzo o un desgarro muscular. Pero además puede ser debido a una malformación congénita o una desviación de su eje de curvatura. También puede doler por una musculatura deficiente o una lesión muscular, que puede ser una infección o inflamación; además la causa de dolor a nivel de la columna puede ser por artrosis, artritis u obesidad. Igualmente tiene mucho que ver la edad de la persona por el envejecimiento de las vértebras, la pérdida de minerales, la esclerosis de los ligamentos y la deshidratación de los discos. En el ámbito laboral se puede dar con facilidad en las personas que trabajan con vibraciones constantes, como el conductor de ómnibus, tractores o grandes camiones.

    Hernia de disco
    Cuando ocurre esta patología a nivel laboral, constituye un verdadero problema médico legal, tanto para el empleado, como para el empleador, el médico laboral y la ART, que lamentablemente aún no ha sido resuelto, por la ley. (Ver Empresalud hace 10 años, página 26).

  6. Prevención
    Cómo levantar pesos
    Usted debe recordar que quien mejor cuidará de su propia columna es usted, por eso debe conocer que hay diversas técnicas de seguridad y economía de esfuerzo para no lesionar la columna en el trabajo, tales como:
    • Aproximar a la carga. El centro de gravedad de un hombre se encuentra más o menos a la altura del pubis, y debe estar lo más cerca posible del centro de gravedad de la carga.
    • Flexión de las rodillas. Al levantar un peso desde el suelo, es conveniente hacerlo flexionando las rodillas con la espalda recta, para hacer fuerza con la musculatura de las piernas que siempre es más fuerte que las de la columna.
    • Buscar el equilibrio. En posición de pie se deben separar un poco las piernas poniendo un pie más adelante del otro, haciendo una figura trapezoidal, con los pies, de esa manera se aumenta la base de sustentación para hacer un esfuerzo.
    • Fijar la columna vertebral. Para levantar algo pesado la columna debe estar recta y alineada, no “arquear” la espalda.
    • Torsión y esfuerzo de la columna. Se debe tener en cuenta de no hacer torsión de la columna cuando se hace un esfuerzo. Es muy común como accidente en el fútbol o en el tenis, o cuando el ama de casa se agacha para abrir el horno de la cocina. Son dos movimientos que cuando se realizan en forma conjunta pueden ocasionar lesiones importantes.
    • Aprovechar el peso del cuerpo. Cuando se empuja un vehículo, por ejemplo, se debe apoyar la espalda contra él y hacer fuerza con las piernas y no con la columna.
    • Tracción simple. Cuando se debe llevar una carga junto al cuerpo en lo posible hacerlo con los brazos estirados.
    • Trabajo de pie con mesada. Si es una tarea de precisión, dibujante, relojero etc., la mesada deberá estar un poco más alta que el nivel de los codos. Pero si es una tarea de esfuerzo, como armado de motores, deberá estar la mesa de trabajo más baja que en el caso anterior.
    • Trabajo sentado. Se deberá tener una silla ajustable, con apoyo lumbar regulable, preferentemente con apoyo en los pies. La silla o sillón deberá contar con cinco rueditas, esto es importante porque da más estabilidad que las sillas con tres o cuatro rueditas, como venían anteriormente. Esto, aunque hoy parezca muy simple constituyó en su momento, un avance ergonómico.
    • Manejando. Después de manejar varias horas, se produce una lumbalgia característica. Es bueno detenerse cada dos horas más o menos, levantarse, estirar las piernas y caminar. De paso evita el sueño.
    • Caminar. Al caminar se deberá adoptar una posición firme y erguida, de esta manera los discos intervertebrales reparten el peso del cuerpo. Se deberá llevar los hombros hacia atrás, el cuello recto y la cabeza levantada, como queriendo mirar por sobre las otras personas. De esa manera se suele relajar la rigidez de la columna.

Curiosidad

La gente de campo, que ha trabajado de sol a sol con la pala, el rastrillo o la azada y que termina el día muy cansado y dolorido en su espalda, sabe que haciendo un pequeño ejercicio suele mejorar el dolor. Cuando vuelve de una jornada pesada, pone el rastrillo o la azada sobre los hombros y cuelga sus manos de ella, mientras camina de regreso, con eso se consigue un prolongado elongamiento de los músculos de la columna con el consiguiente alivio de la dorsolumbalgia.

Espina Bífida
Durante años, gozó de una “mala prensa”, a nivel Médico Laboral. Era suficiente que alguien supiera que tenía espina bífida, y ya se lo declaraba “NO APTO” para ingresar a trabajar. Y si se iba de la empresa, había que indemnizarlo.

Afortunadamente ahora ya no es así.
En realidad la “famosa” espina bífida en un 99% de los casos, es sólo una malformación congénita del individuo, que por lo general no duele ni molesta. A veces es sólo un hallazgo radiológico, que no tiene casi ninguna implicancia clínica, ni genera incapacidad de ninguna manera.

Lumbalgia por mochilas de los escolares

La revista The Lancet, especialista en temas médico científicos, publicó recientemente un trabajo donde Stefano Negrini, y su equipo de la Foundation ONLUS en Milán (Italia), aseguran que la carga de peso excesiva y repetitiva es un factor de riesgo para las lumbalgias no sólo en adultos sino también en niños los cuales, como demostró, cargan en sus mochilas, al menos una vez a la semana, más del 30% de su propio peso corporal. Esta cifra es el triple de lo establecido por los especialistas, quienes recomiendan que el peso máximo no exceda el 10%-15% del peso del menor.

La relación entre el exceso de peso en las mochilas y los problemas de espalda ya ha sido establecida en varios estudios. Puede provocar desde desgarros tendinosos, problemas musculares en el cuello, hombros o espalda, hasta agravar un trastorno de escoliosis.

Tras analizar durante tres semanas el peso de las mochilas de 237 niños de entre 11 y 12 años que estudian en la zona de Bresso (Milán), los investigadores constataron que la media de peso que transportaban estos escolares en sus mochilas era de 9,3 kilos (un 22% de su peso corporal). Asimismo, confirmaron que la media máxima de peso cargada por los menores fue de 11,5 kg (cerca de un 28% del peso). En algunos casos, incluso, llevaban a sus espaldas hasta 16,3 kg (un 46% del peso).

Stefano Negrini y sus colaboradores recuerdan que la media de peso y la media máxima de kilos que transportan estos niños equivalen a que un hombre de 80 kilos de peso cargue diariamente con una bolsa de una media de 17,6 kg y un máximo de peso de 22 kilos (para una mujer de 60 kilos, esta carga sería de 13,2 y 16,5 kilos, respectivamente).

Las leyes italianas restringen a 30 kilos, para los hombres, y a 20 kilos, en el caso de las mujeres, el peso que debe transportarse diariamente en el trabajo. En Estados Unidos, se recomienda un peso límite para los adultos de 23 kilos. Y en México, el peso límite para la estiba es el de 18 kg. Sin embargo no existe ninguna ley de este tipo para los niños, que pueda aplicarse en las escuelas.
Con lo que se concluye afirmando que dados los resultados de este trabajo y teniendo en cuenta que dicha incidencia está aumentando considerablemente entre los menores, el peso de las mochilas debe disminuirse drásticamente.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *