20 de septiembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

HOY: EL VIDRIERO

Como todas las modalidades de trabajo tiene también sus riesgos que es preciso conocer. Por ejemplo marcan el contorno del vidrio o el diseño del cristal cortándolo con un tallador y posteriormente eliminan el vidrio sobrante a mano o con una herramienta especial corriendo el riesgo inminente de cortarse los dedos.

Fijan los paneles de cristal en los marcos de madera con puntas especiales y extienden y allanan la masilla alrededor de los bordes con un chuchillo para sellar las juntas. Instalan espejos o cristales estructurales en las fachadas de edificios, tabiques y techos. Colocan bisagras metálicas, cerraduras y otros dispositivos en las puertas de vidrio prefabricadas. Asimismo, pueden colocar películas adhesivas plásticas en el cristal o pulverizar éste con una solución de tintura para evitar el reflejo de la luz.

Riesgos de accidente

Cortes punzantes debidas a la utilización de herramientas de trabajo como instrumentos de punta, cortadores de vidrio, cuchillas, etc.
Lesiones, en especial cortes graves en las manos y los pies, con aplastamiento de los dedos causados por las hojas de vidrio pesadas y sus bordes afilados al intentar trasladar, montar o cortar el vidrio.
Caídas desde altura producidas al montar cristales en ventanas, paredes y techos, etc.
Riesgo de aplastamiento bajo el peso de una o varias hojas de vidrio.
Resbalones, y caídas especialmente en suelos húmedos o resbaladizos.
Lesiones oculares y cutáneas producidas por esquirlas.

Intoxicación aguda o quemaduras químicas por la utilización de reactivos fuertes para gravar el cristal, por ejemplo cuando se trabaja con ácido fluorhídrico.
Riesgo de incendio vinculado a la utilización de sustancias inflamables.
Descargas eléctricas causadas por contacto con equipos electromecánicos.
Daños en los ojos y la piel producidos por la radiación ultravioleta al trabajar bajo la luz solar directa.
Daños producidos por el golpe de calor.
Intoxicación crónica y enfermedades cutáneas producidas por el contacto con plomo, arsénico y otros elementos tóxicos.
Dermatitis causadas por masillas, sellantes, adhesivos o disolventes.
Lesiones musculares u óseas producidas por un esfuerzo físico excesivo y posturas inadecuadas al transportar o manipular hojas de vidrio voluminosas.

Prevención

Realizar evaluación de las exigencias físicas de tareas que requieran demasiado esfuerzo.
Controlar los dispositivos de manipulación de materiales.
Tratar de automatizar o semiautomatizar los procesos peligrosos peligrosos.
Usar en el piso, superficies antideslizantes.
Tener equipo de manipulación de material.
Protección y aislamiento de superficies reflectantes.
Ropa y guantes que protejan del calor y de posibles cortes.
Buen diseño y mantenimientos de la manipulación de materiales.
Eliminación de residuos adecuados.
Protección respiratoria cuando haga falta.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *