20 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Wearlumb, un body inteligente contra la fatiga lumbar

Un body inteligente que combina diferentes tipos de sensores para prevenir riesgos de fatiga lumbar y da pautas correctoras al usuario. Este es el wearable que ha desarrollado el centro tecnológico Eurecat (miembro de Tecnio) junto a las empresas SGS Tecnos, especializada en la prestación de servicios de seguridad y salud laboral, y Worldline, dedicada al desarrollo y a la implementación de soluciones en movilidad, con el objetivo de evitar esta patología que produce incapacidad laboral a 142.000 personas en España cada año.

Denominado Wearlumb, este wearable para la monitorización postural ha sido diseñado para ayudar a reducir el tiempo necesario para realizar estudios ergonómicos y para interpretar los resultados. Gracias a su configuración, es capaz de proporcionar información al terapeuta sobre la probabilidad de recaídas e, incluso, ofrecer información, en tiempo real, a cualquier servicio de prevención de riesgos laborales para valorar la evolución del trabajador.Para conseguirlo, combina diferentes tipos de sensores inerciales, sensores de flexión y sensores de elongación, que identifican de forma automática situaciones de riesgo, proponen medidas para prevenir lesiones y favorecen la aplicación de métodos de seguridad específicos en relación a las características del puesto de trabajo.

Sensores integrados en el textil para medir la postura

El sistema está formado por una pieza de ropa equipada con un conjunto de sensores integrados en textil para medir la postura, un programa informático consistente en un conjunto de algoritmos para la interpretación de los datos provenientes de los sensores y un sistema experto de apoyo a la toma de decisiones para analizar los posibles diagnósticos en cada caso.

Su realización ha implicado el desarrollo de sensores específicos para detectar elongación y flexión, el diseño de algoritmos de extracción de datos de los sensores y la conversión de los mismos en datos interpretados como ángulos de flexión e inclinación del cuerpo, la configuración de un sistema de apoyo a la decisión para Wearlumb orientado a personal sanitario, a los técnicos de prevención, y directamente al paciente o usuario, y que reaccione ante sus acciones, así como el diseño de un sistema de comunicaciones entre la prenda textil y el dispositivo móvil.

Las unidades tecnológicas de Tejidos Funcionales e Impresión Funcional de Eurecat han colaborado y aportado su conocimiento en diseño de sensores, electrónica impresa sobre base textil y ergonomía, para el desarrollo del wearable.

Estudios ergonómicos para incidir en la prevención

Las patologías lumbares son las más frecuentes en los procesos de baja tanto por accidente de trabajo como por enfermedad común. La falta de diagnóstico y de seguimiento profesional del problema ocasiona episodios recurrentes dolorosos en un porcentaje alto de los pacientes y puede afectar más del 90% a lo largo de su vida. En este sentido, la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el trabajo, considera que las lesiones a nivel lumbar constituyen un riesgo emergente y prevé un aumento de su incidencia.

Por ello, se recomienda realizar estudios ergonómicos y buenas prácticas generales para los trabajos con riesgo de alterar la zona lumbar o cualquier otra parte del cuerpo que sufre un estrés repetitivo, pero los estudios personalizados son caros y en general no se puede realizar por cada trabajador de forma individual, así que había una clara necesidad de desarrollar herramientas de evaluación asequibles para detectar y prevenir situaciones de riesgo.

Muchos episodios de trastornos músculo-esqueléticos en el trabajo se pueden prevenir mediante el cumplimiento de buenas prácticas de salud y seguridad existentes, pero hasta ahora no existían herramientas asequibles para automatizar este proceso. Ahora, las personas que lo requieran podrán utilizar directamente este e-textile sin la necesidad de involucrar a un terapeuta y también podrán evaluar problemas posturales durante las 24 horas del día.

Asimismo, los deportistas podrán utilizar Wearlumb para obtener su propio diagnóstico de los movimientos que está realizando y el grado de fatiga muscular de la zona lumbar, lo que les permitirá corregir o detener movimientos incorrectos, malas posturas o esfuerzos extremos.

El desarrollo de Wearlumb, que se ha llevado a cabo con la financiación de ACCIÓ dentro del programa de Nuclis d’Innovació Tecnològica Locals, es un ejemplo del esfuerzo del sector textil del Maresme (Barcelona) por posicionarse como referente en el desarrollo de proyectos de gran valor añadido gracias a la innovación tecnológica. En este sentido, el Proyecto de Especialización y Competitividad Territorial (PECT) de Mataró-Maresme que ha empezado este año constituye una ambiciosa estrategia con el objetivo de promover y posicionar este territorio en materia de innovación textil.

foto
Los sensores específicos detectan elongación y flexión musculares. Modelo femenino.

Otros ejemplos de wearables de Eurecat

Eurecat ha desarrollado también en su sede de Mataró una camiseta que incorpora sensores capaces de captar, medir y comunicar en tiempo real bioseñales como la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la temperatura corporal. Los sensores biométricos y las conexiones están integrados en la prenda mediante procesos textiles convencionales como el bordado y la confección, acercando así la tecnología a la industria textil tradicional. Las aplicaciones principales de este tipo de soluciones son el cuidado de la salud y el bienestar. La prenda incorpora un equipo de medición portátil y autónomo que permite tomar datos ubicuos y que dispone de comunicación inalámbrica, para poder hacer la lectura en tiempo real desde un ordenador o cualquier dispositivo móvil. La camiseta, que además de aplicaciones médicas posee un gran potencial en campos vinculados al estudio del comportamiento y de las emociones, es un prototipo desarrollado en el marco del proyecto europeo Temis.

Asimismo, Eurecat ha creado, dentro del proyecto europeo StayActive, una camiseta inteligente que, con el apoyo de un guante, controla la respiración, el ritmo cardíaco y la sudoración de la piel para medir los niveles de estrés que sufren los trabajadores y dar instrucciones para prevenirlo, basadas en pautas saludables como moverse, hacer una pausa o salir a tomar el aire. El diseño del wearable, que ha sido desarrollado por Eurecat en colaboración con la firma RGB Medical, tiene el objetivo de reducir los niveles de estrés en el entorno laboral, una patología de tipo psicosocial que se calcula que afecta, junto con depresión o ansiedad, al 30% de los trabajadores de la Unión Europea, donde está considerado el cuarto problema más acusado de salud. El proyecto, que está liderado por la empresa Teamnet y que cuenta con la implicación de seis socios de cuatro países europeos, es capaz, de realizar un completo electrocardiograma, hacer una pletismografía del ritmo respiratorio y una medición de la conductividad y de la temperatura de la piel, mediante la integración de un sistema de sensores textiles e impresos. El dispositivo es totalmente ergonómico y confortable para el usuario al no contener partes rígidas de ningún tipo, dado que todos los circuitos y los sensores que lo integran son textiles o impresos con tintas conductoras.

foto

Modelo de Wearlumb masculino.

Los tejidos funcionales

Los tejidos funcionales permiten la creación de nuevas estructuras textiles y prendas que proporcionan soluciones más eficientes, en cuanto a costes y propiedades frente a las limitaciones inherentes a las tecnologías tradicionales, en general rígidas y costosas. Se trata de tejidos que incorporan nuevas funcionalidades capaces de reaccionar a estímulos, normalmente eléctricos, para generar luz, calor, monitorizar datos, transmitir datos u otros, o bien interaccionan de forma más eficiente ante el uso de los mismos. En salud ya hay ejemplos de aplicación de prendas que contienen sensores impresos para la monitorización, por ejemplo, de un proceso de rehabilitación, manguitos para la presión inteligentes capaces de informar si ésta varía durante una intervención o colchones con sensores que monitorizan la posición del paciente, entre otros ejemplos. En arquitectura, podríamos nombrar la utilización de dispositivos electroluminiscentes integrados en textiles de suelos o paredes para actuar favoreciendo la visibilidad de la zona o adecuando la decoración de la misma a diferentes momentos específicos. También la utilización de textiles que funcionan como pantallas contra la radiación electromagnética, por ejemplo, para aislar salas de cine o teatros de las comunicaciones móviles. En los últimos años el textil funcional está ganando mercado en arquitectura, interiorismo, alimentación y agricultura, entre otros. La investigación hecha en estos campos, unida a la que se hace en empresas de electrónica de consumo, presenta una fuente de innovación enorme. Metales, polímeros, fibras de refuerzo y electrónica en forma de hilo nos permiten crear textiles funcionales, textiles inteligentes. En el caso de wearables basados en ropa o soft wearables nos permite crear objetos, ropa o accesorios con base textil que puedan cambiar de forma, color, temperatura, entre otras posibilidades y a parte pueden medir su posición, tensión y la fisiología del cuerpo. La combinación de la sensorización y la actuación de los textiles nos abre posibilidades en el campo del entretenimiento, salud y deporte, entre otros.

Previsiones y perspectivas de futuro

En estos momentos la gente ya utiliza prendas de ropa hechas con textil funcional y elementos de electrónica en forma de pulseras, relojes, móviles y otros dispositivos en campos como la salud, entretenimiento y deporte. Es cuestión de tiempo que los usuarios empiecen a pedir que algunos de estos objetos se combinen entre ellos. La mayoría de los soft wearables actuales se centran en la monitorización y en la comunicación de la información mediante pantallas, sonido o luz. Los desarrollos tecnológicos harán que en unos años podamos integrar multifunciones a nivel de los hilos. Esto nos permitirá completamente cambiar la manera de entender la ropa, como nos vestimos y como la compramos. Queremos ver un futuro de la ropa del día a día más personal, interactiva y sobre todo sostenible fuera de los modelos de negocio de producción en masa actual. El hombre se ha rodeado de tecnología para poder llegar a lugares y realizar acciones nuevas. Desde pieles, ropa, gafas, coches, aviones o ordenadores, cada una de estas tecnologías nos ha permitido cambiar y evolucionar. Con el desarrollo de los wearables podemos llegar al interior del cuerpo humano. Mediante la monitorización de constantes vitales y otras medidas fisiológicas podemos conocer mucho más cómo somos o qué hacemos y, con esta información, podemos crear una segunda piel que evolucione con nosotros.

foto

Wearlumb integra un conjunto de sensores en textil para medir la postura. Modelo masculino.

Fuente: interempresas.net

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *