17 de octubre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

San viernes, ¡Desestresate!: “Mono ejecutivo”

 

-Hola, te comento que estoy haciendo lo que me dijiste, no llevo los trabajos a mi casa por lo menos en el fin de semana y eso hace que disfrute más en familia y estemos todos más contentos y yo menos estresado.

-Me parece perfecto. Y…¿Qué pasó con el GOL?, ¿gritastes alguna vez?

 

-Sí… precisamente te quería contar, que lo hice dos veces en la semana y la segunda vez lo tuve que hacer tres veces para poder descargarme y sentirme mejor, es real, te sentís más descansado y aliviado. Ahora comprendo por qué cuando iba a la cancha, y después dormía tranquilamente… claro me descargaba totalmente.  Además se lo recomendé a un amigo.

-Es que son cosas tan simples que a veces la gente no le da la importancia necesaria y cree que no le puede ser de utilidad. Y eso es porque no sabe todo lo que ocurre en el organismo cuando uno está estresado y que nos produce ciertos síntomas que hay que conocer.

 

-Contame sobre esos síntomas…

-Hay que tomarse unos instantes para investigarlo y conocerlo mejor. Es necesario responder a algunas preguntas tales como: ¿Te duele la cabeza?, ¿Te sentís cansado?, ¿Sentís angustia?, ¿Te duele alguna parte del cuerpo?, ¿Tenés insomnio?, ¿Comés mucho y rápido?, ¿No podés quedarte quieto?, ¿Te exaspera el más mínimo error?, ¿Te sentís inapetente?, ¿Te sentís irritado?, ¿Estás deprimido?, ¿Tenés diarrea frecuente?. Éstas, y más preguntas podríamos hacernos todos para detectar si estamos inmersos en un estado de estrés.

 

-Yo tengo casi todas esas cosas que dices…

-No te aflijas a todos nos pasa. Te reitero que hay que saber gestionarlo y que no nos pase como al Mono  Ejecutivo.

 

-¿Mono ejecutivo?, ¿Qué es eso?

-Mirá, el “Mono Ejecutivo”, es un experimento interesante que se realizó hace muchos años en EEUU de la siguiente manera: Tomaron dos grupos de diez monos cada uno y los separaron en dos jaulas diferentes que no estaban en contacto entre sí. Todos los monos eran similares en cuanto a tamaño y edad. A los primeros diez monos los trataron normalmente, como ocurre con los monos de cautiverio, es decir le dejaron hacer su vida normal y no tuvieron ningún problema de enfermedad, y siempre vivieron sanos.

 

-¿Y los otros diez monos…?

-Está bien, no te apures, porque estás teniendo síntomas de estrés. A los otros diez monos de la otra jaula los hicieron vivir estresados.

 

-¿Cómo hicieron para estresarlos?

-Te cuento, a esos monos antes de darles de comer sonaba un timbre y le daban la comida, treinta segundos después sonaba otro timbre y automáticamente le quitaban la comida. Los monos aprendieron pronto que si querían comer, debían hacerlo muy apurados y antes que sonara el otro timbre, porque sabían que no había más comida hasta el próximo timbre. Vale decir que comían apurados y preocupados siempre. En realidad estaban estresados continuamente y todos ellos desarrollaron úlceras. Te comento que las úlceras son propias del ser humano y no de los animales. De esta manera se demostró que la forma en que a veces comemos los humanos estando estresados es contraproducente y nos daña la salud.

 

-Tendré que comer más tranquilo…

-Por supuesto, quedate tranqui…, comé pausadamente, masticá alrededor de veinte veces cada bocado, y si estás muy estresado mejor no comas.

 

-¿Cómo, que no coma…?

-Si, no comas si estás estresado. Es mejor no comer que comer cuando uno se siente nervioso o preocupado. Hay una forma gráfica que todo el mundo dice cuando le cayó algo pesado: “Me cayó como piedra en el estómago”. En realidad no es una piedra, pero es como si lo fuera. Es la forma en que uno está lo que hace que la comida te caiga mal.  Por eso es bueno recordar que “las úlceras no vienen de lo que uno come, vienen de lo que lo está comiendo a uno”.

 

-Bueno, te haré caso, la próxima vez que coma, lo haré pausadamente…

-Me parece perfecto, come tranquilo saboreando la comida y te caerá bien.

……………………

Ver mas: “Gestionar el estrés”

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *