21 de octubre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

San viernes, ¡Desestresate!: “Grita GOOOOOL…”

 

-Hola. Mirá ya aprendí de que cuando el estrés es poco es bueno, y cuando es mucho es malo. Pero no me pidas que me acuerde de las palabritas que me dijiste antes…

-Perfecto, me parece muy bien. Eso es lo importante, como se llaman lo podes ver después, pero no hace falta. Lo realmente importante es conocer cuando uno está estresado para poder “gestionarlo”, en forma positiva.

 

-¿Qué es lo que hace que el estrés sea malo?

-El estrés tiene dos maneras de presentarse en la persona: agudo y crónico. Es agudo cuando lo provoca un hecho específico y crónico debido a la acumulación de ansiedad y presión diaria.

En las dos formas nos puede desgastar y perjudicar nuestra salud. La respuesta que tiene nuestro organismo frente al estrés que estamos sufriendo se puede manifestar en nuestro cuerpo de diferentes maneras, algunas que podemos darnos cuenta y otras no.

 

-¿Cuáles, por ejemplo?

-La tensión arterial que se eleva en algunos casos cuando estamos estresados y que podemos medir con el tensiómetro. Si es muy alta y no nos enteramos o sí nos enteramos pero no le damos la importancia que tiene, nos puede llevar a tener un infarto de miocardio o un ACV, los que son muy graves. También el aumento del estrés nos hace susceptibles a trastornos respiratorios, gripes, anginas, aumenta el riesgo de los trastornos cardíacos, diabetes, psoriasis, asma, colitis, cáncer, gastritis y úlceras en el estómago o el intestino. Puede haber también disminución de la función renal, problemas del sueño, alteraciones del apetito o agotamiento general, entre otros.

 

-¿Tiene algunos síntomas para darme cuenta?

-Rápidamente podemos decir que los síntomas más frecuentes del estrés son por ejemplo dolores de cabeza, dolores musculares, insomnio, aislamiento, gastritis, diarrea o constipación, irritabilidad, agresividad  y es en ese momento, como te dije el otro día, que tu esposa te comienza a decir “no te aguanto mas”.

 

-Sí, pobre ahora la entiendo… Ahora trato de dejar los problemas del trabajo afuera.

-Perfecto, esa es una manera de combatir al estrés y empezar a gestionarlo, no es fácil. Pero te repito, no hay que llevar los problemas del trabajo a la casa y los de la casa al trabajo.

 

-Si. Lo entiendo… Pero… ¿Cómo hago?

-Te comento. Cuando vuelvas del trabajo a tu casa y sientes que todavía en la cabeza te están dando vueltas los temas del trabajo y recuerdas a cada instante algún problema o discusión que tuvistes con tu jefe o un compañero, lo mejor que puedes hacer es gritar.

 

-¿¡GRITAR!?

-Si, gritar.

 

-¿Cómo gritar…?

-Te explico, cuando vayas en tu auto y si estás solo gritá un GOL, por ejemplo, acordate de algún gol, que hayas gritado con ganas de tu equipo favorito… y grita fuerte GOOOOOOOOOL…..

 

-Pero eso es como si tuviera en la cancha…

-Exacto, como si estuvieras en la cancha, con todas tus fuerzas y tus ganas, gritá el gol de Messi, por ejemplo. Yo lo hago siempre cuando estoy estresado. Solamente me fijo que el auto esté andando y no esté parado en un semáforo y que otro me vea, porque lo primero que piensa es que estoy loco. Precisamente lo hago para no estar loco. El sólo hecho de gritar, te hace sacar  de adentro esa energía acumulada que nos está haciendo mal. Por eso es importante encontrar un lugar tranquilo y lejos de la gente, en que se pueda gritar sin llamar la atención. Puede ser el propio auto porque de los otros autos y con el ruido de los motores no te escucharán y así te vas a sentir aliviado. Es mejor gritar solo, cuando uno está estresado que gritarle, o reaccionar mal ante el primero que se te cruce en el camino, o por un simple cambio de opiniones. Hay que sacarse el estrés antes que sea tarde.

 

-Vos sabés, que no me convence mucho, que me voy a curar del estrés gritando….

-No, no te vas a curar del estrés gritando, porque siempre vas a tener estrés. Además del estrés uno no se cura y por eso insisto, cada vez que tengas estrés debes “gestionarlo” en forma positiva. Y gritar es una de ellas. Hay un sinnúmero de cosas simples que puedes hacer para luchar contra el estrés. Recordá que es una lucha constante que debemos realizar en forma contínua. De todos modos probá, lee lo que dijimos antes y cuando te sientes estresado grítate un GOOOOOOOL……….. y te sentirás aliviado.

 

 

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *