19 de agosto de 2019

Se aproxima una nueva ley sobre riesgos del trabajo

-¿Por qué se necesita una nueva Ley de Riesgos del Trabajo?
-E
ntre otras cosas porque los montos que tiene hoy el sistema son insuficientes. Además existen una serie de dolencias que no están en el listado de enfermedades profesionales y por las que los trabajadores están demandando por vía judicial un resarcimiento. Hoy existe un acuerdo entre las partes en que lumbalgias, hernias y várices puedan ser en el futuro incorporadas como enfermedades a las que les de cobertura el sistema de riesgos del trabajo, siempre que se den en determinadas condiciones. De esta manera bajaríamos el nivel de litigiosidad judicial. Por eso necesitamos una ley que permita que el sistema tenga certeza también para el empleador. El objetivo de la nueva ley es darle previsibilidad a los empleadores y avanzar en la prevención. Este sistema avanzó mucho en todo lo que es la lógica del seguro, pero no ha avanzado en la misma proporción en lo preventivo. Entonces en esta nueva ley vamos a hacer hincapié en la prevención, para tratar de evitar el accidente, porque lo otro es para cuando ya se falló en la prevención.

-¿Cómo se piensa avanzar en este sentido?
-U
no de los puntos es la creación de los Comités Mixtos dentro del ámbito de un establecimiento, donde el empleador, el servicio de Higiene y Seguridad de la empresa y el trabajador, puedan hablar sobre el medioambiente de trabajo y encontrar los mecanismos para disminuir los riesgos. Otro de los puntos importantes es fijar dentro de las obligaciones de las ART la realización de diagnósticos al momento de asegurar al empleador. Esto es hacer un estudio del riesgo que existe en ese momento y los planes de mejoramiento de esa situación. Hoy esto no se está cumpliendo adecuadamente.

-¿Se eliminará el tope para las indeminizaciones?
-S
e está considerando elevarlo o directamente eliminarlo. Todavía es cuestión de consultas. Pero lo que es claro es que los trabajadores que demandan en el fuero civil a sus empleadores luego de cobrar ese monto, obtienen mucho más en un segundo pago. Eso es insostenible y los costos judiciales van a seguir aumentando si no calculamos de otra manera las prestaciones numerarias y, así, desincentivamos la vía judicial.

-¿Cómo es la situación actual de los accidentes laborales en la Argentina?
-E
l sistema de riesgos del trabajo está brindando cobertura a aproximadamente 550 mil accidentes y enfermedades profesionales que se producen al año, con la consecuencia de alrededor de mil muertes anuales en el trabajo. En el año 2008 hemos tenido cifras muy importantes de disminución de la mortalidad en el ámbito laboral en casi un 11% en promedio y desde que se instaló este sistema las muertes en el trabajo cayeron un 40%. En forma paralela, disminuyeron casi un 5,5% los accidentes de trabajo, y es importante remarcar que estas disminuciones se produjeron en un momento de expansión económica. Si comparamos nuestros datos con los países con los cuales Argentina se compara por tener formas de registro equivalentes (Chile en América Latina y España en Europa) ha sido muy importante la caída de la mortalidad en el ámbito laboral en Argentina, superando a estos dos países. En términos de accidentes todavía no hemos logrado lo que logró España en el mismo período, pero hemos superado las mediciones de Chile, que venía superando a nuestro país en años anteriores.

-¿A qué se atribuye esta disminución de la mortalidad y de los accidentes en el ámbito laboral en nuestro país?
-E
xisten varios motivos concurrentes. Una de las caídas más importantes que tenemos de accidentes mortales corresponde a accidentes in “itinere” (camino al trabajo). Acá está incidiendo el trabajo de la Agencia de Seguridad Vial ante un tema preocupante como lo son los accidentes de tránsito. Pero las personas deberían dejar de morirse por accidentes laborales porque en la mayoría de los casos se pueden prevenir. La infección con un virus es bastante difícil de evitar, pero que a una persona que está haciendo un pozo al lado de una pared vieja no le pongan un puntal, es inexplicable. Y se muere gente así o se muere en accidentes de tránsito por conductas imprudentes. Por eso es importante que comencemos a desarrollar una cultura de la prevención. También incidió una mayor articulación del trabajo entre todos los actores institucionales, que hizo que el año pasado incrementáramos un 1.700% la cantidad de inspecciones en las provincias. Del año 2007 hasta fines de 2008, las provincias incrementaron un 70% su capacidad inspectiva, y desde la Superintendencia les facilitamos recursos económicos y técnicos para contratar y capacitar más inspectores. En la Argentina los accidentes laborales no se producen porque haya una situación de irresponsabilidad generalizada de las empresas, sino que el 40% de éstos están concentrados en alrededor del 1% de los empleadores. Es allí donde debemos intensificar nuestro trabajo. También incide en la disminución de los accidentes que este tema figure en las agendas sectoriales. Los gremios están tratando el medio ambiente laboral y el sector empresarial es más conciente de que la prevención no es un gasto, sino una inversión que a la larga redunda en mayor productividad.

Fuente: SRT

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *