20 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Nuevo código europeo para reducir los casos de cáncer

Investigadores de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) y el Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) de Barcelona, entre otros, han participado en la cuarta edición del Código Europeo contra el Cáncer, que tiene por objeto reducir la carga del cáncer al informar sobre cómo evitar o reducir la exposición a sustancias cancerígenas y adoptar comportamientos para reducir el riesgo de cáncer.

El código incluye 12 recomendaciones para prevenir el cáncer y sugerencias para las exposiciones ocupacionales y ambientales. El lema de esta edición es “en el lugar de trabajo, protégete contra las sustancias que causan cáncer, siguiendo las instrucciones de salud y seguridad”.

Las personas están expuestas a lo largo de su vida a una amplia gama de contaminantes de diferentes fuentes tanto en el hogar y en el trabajo como en el medio ambiente en general. Se trata de exposiciones que no pueden ser controladas directamente por el individuo. Productos químicos, metales, polvo, fibras y trabajos han sido asociados con un mayor riesgo de cánceres específicos, como el cáncer de pulmón, piel y vejiga urinaria, y mesotelioma.

Se ha atribuido una mayor incidencia de cáncer de pulmón por la contaminación atmosférica, incluso en áreas que están por debajo de los límites diarios de la UE debido a la contaminación del aire. Además, una amplia gama de plaguicidas, así como productos químicos industriales y domésticos, puede dar lugar a la exposición humana generalizada, principalmente a través de los alimentos y el agua.

Para la mayoría de los contaminantes ambientales, las medidas más eficaces son las regulaciones y acciones comunitarias dirigidas a reducir y eliminar las exposiciones. “Por tanto, es imprescindible crear conciencia sobre los carcinógenos ambientales y ocupacionales para motivar a las personas a ser proactivas en la promoción de la protección y el apoyo a las iniciativas destinadas a reducir la contaminación”, explica Manolis Kogevinas, director adjunto e investigador de CREAL, centro de la alianza ISGlobal.

Las regulaciones no son homogéneas en todos los países de la UE y las medidas de protección en el lugar de trabajo no se utilizan sistemáticamente para todos los trabajadores todo el tiempo. Por lo tanto, la recomendación de la cuarta edición del Código europeo contra el cáncer se centra en lo que las personas pueden hacer para reducir su riesgo de cáncer, protegerse en el lugar de trabajo contra las sustancias que causan cáncer y seguir las instrucciones de salud y seguridad.

Fuente: prevention-world.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *