22 de octubre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

México: El 42 % de las Enfermedades de trabajo son auditivas y respiratorias

Mutilación de dedos, manos y brazos en las fábricas; alteraciones respiratorias serias por el contacto continuo con polvos en empresas mineras y cementeras; diversos tipos de cáncer por estar expuestos a agentes químicos en factorías de productos de asbesto, o al benceno, tetracloruro de carbono, percloroetileno, cromo y arsénico, entre otros, son ejemplos de los accidentes y enfermedades asociados al trabajo que a diario ocurren en México.

Rodolfo Nava Hernández, coordinador de Salud en el Trabajo de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, dijo que también hay problemas de cuello y columna vertebral asociados con los asientos de las oficinas; alteraciones en la salud por factores estresantes en bolsas de valores y redacciones de periódicos; daños en la vista y manos por movimientos repetitivos en personal de maquiladoras, además de afecciones auditivas por ruido constante en la industria metal-mecánica.

El investigador informó que de acuerdo con datos del IMSS en 2013 se reportaron en el país 415 mil 660 accidentes y seis mil 364 enfermedades asociadas. “Estas cifras, no actualizadas para 2014 y 2015, tienen un sub-registro, pues muchas empresas no reportan al IMSS los daños a sus empleados y los resuelven intramuros. Se estima que de cada 100 accidentes en esos entornos, se notifican sólo 60”, señaló.

Entre los casos más dramáticos, precisó el profesor del posgrado de la FM, se encuentran los mineros y las obreras de las maquiladoras, que con frecuencia adquieren cáncer, los primeros, y deformaciones en manos y disminución de la agudeza visual, las segundas, a consecuencia de la labor que desarrollan sin condiciones mínimas de seguridad.

“Según el IMSS, el 42 por ciento de las enfermedades ocasionadas por el ambiente de trabajo son auditivas y respiratorias, generalmente derivadas de la exposición al ruido en las industrias siderúrgica, metal-mecánica y textil; y al polvo, gases y humos tóxicos en las industrias minera, cementera y de la construcción”, precisó.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en América Latina se reconoce apenas el cinco por ciento de los casos de esas afecciones, por lo tanto existe un sub registro de 95 por ciento. El problema es grave; falta información y medidas de seguridad para prevenir los accidentes y las enfermedades en esos ambientes. “Necesitamos que las comisiones de Seguridad e Higiene, que por ley deben existir y funcionar en todo centro de trabajo, sean eficientes”.

 

Cultura de la prevención

Este año, el tema del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo es “Únete a la construcción de una cultura de la prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo”. La cultura sobre el tema, consideró Nava Hernández, es escasa en México.

No tenemos una cultura de prevención y el problema se agudiza en las micro, pequeñas y medianas empresas, que conforman el 90 de los centros de trabajo afiliados al IMSS. El restante 10 por ciento son grandes firmas, algunas multinacionales; muchas de ellas traen de sus países de origen la normatividad sobre seguridad que aquí aplican, explicó. Naciones como Alemania, Francia y Japón son ejemplos a seguir en esta temática. “Hacen funcionar los comités de vigilancia de la seguridad, un factor importante para la prevención”.

El universitario adelantó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social labora en dos normas oficiales mexicanas (NOM), una dirigida a la ergonomía ocupacional (que aborda temas como las cargas pesadas, los movimientos repetitivos y las posturas forzadas) y otra sobre factores de riesgo psicosocial (referente a la exposición a factores de estrés, las relaciones interpersonales negativas, acoso laboral y sexual, trabajo nocturno y rotación de turnos, entre otros) para tratar de incidir desde la normatividad en este tema.

Faltan profesionales en el área

Poco conocida como especialidad, la medicina del trabajo se imparte desde 1968 y ofrece grandes posibilidades de desarrollo profesional; la FM ofrece una gama de posibilidades académicas para la formación de profesionales en este campo. Existen alrededor de 250 especialistas certificados por el Consejo Nacional Mexicano de Medicina del Trabajo, que son todavía muy pocos.

La entidad universitaria participa en la formación y actualización de recursos humanos con la asignatura de Ambiente, Trabajo y Salud; asimismo, con el Programa de Servicio Social de Salud en el Trabajo, en el que cada año de 12 a 15 médicos pasantes realizan esa asistencia en algún centro laboral, donde llevan a cabo actividades para la prevención de problemas vinculados.

También ofrece una asignatura optativa para alumnos de pregrado: Introducción a la Medicina del Trabajo, que a partir de este año se impartirá en línea. Además, el diplomado de Salud en el Trabajo, el Seminario Permanente de Salud en el Trabajo; la maestría y el doctorado de Salud en el Trabajo, correspondiente al Programa en Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud de la UNAM.

Fuente: invdes.com.mx

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *