22 de octubre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Los servicios de jardinería, unas de las actividades con mayor incidencia de siniestralidad

Los servicios a edificios y actividades de jardinería son tanto en hombres como mujeres una de las actividades prioritarias en función de su siniestralidad laboral. En concreto, en hombres es la segunda actividad ya que, de los 170.744 trabajadores afiliados, existe una incidencia de 6.389. Mientras que en mujeres es la tercera actividad prioritaria, puesto que de las 363.990 trabajadoras, existió una incidencia de 3.591 accidentes de trabajo en 2017. Así se desprende de los datos del Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.
Y en concreto, según destaca la Federación Española de Empresas de Jardinería (FEEJ), en 2014, dentro de los servicios a edificios y jardinería, el 35% de los accidentes de trabajo de hombres en empresas de 10 a 25 trabajadores y el 32,7% en empresas de 26 a 49 se produjeron en la realización de actividades de jardinería.Ante estos datos, los expertos destacan cómo la especialización de algunas tareas, la peligrosidad de materiales, maquinaria o herramientas, así como las condiciones de altura o físicas y ambientales hacen necesaria la especialización a la hora de ofrecer este tipo de servicios.

Así, la responsable de Mantenimiento de Jardines y Áreas Verdes de Paimed, Gema Palanca, explica cómo “la jardinería exige buena forma física y que los profesionales dispongan de los recursos humanos y materiales que le permiten realizar su trabajo minimizando los riesgos”. Por ello, destaca que este trabajo “exige profesionales bien formados, equipados y conocedores de la normativa y de su aplicación”.

En 2016, el valor del mercado nacional de las compañías de servicios de jardinería se situó en 835 millones de euros, un 1,8% más que en el ejercicio anterior, según datos de DBK. Lo que confirma su buen crecimiento.

Su demanda procede principalmente del sector público, un 68%, aunque es el sector privado en el que se está produciendo un ligero aumento. En concreto, con un total de 265 millones de euros en 2016, un 1,9% más que el año anterior. El sector cuenta con un total de 14.935 empresas de jardinería, según datos de FEEJ y da empleo a 33.000 personas. Andalucía es la primera comunidad autónoma con mayor número de empresas de jardinería (2.925) seguida de Catalunya (2.614), Comunitat Valenciana (1.865) y Madrid (1.829).

Economía sumergida

En este contexto es clave la profesionalización y el uso de las tecnologías más punteras para ofrecer un servicio global dentro del sector de la jardinería que cumpla las condiciones medioambientales.Junto a la siniestralidad laboral, la economía sumergida, que se estima en un 23%, es otra de las lacras para el sector. Este hecho ha provocado daños a las empresas que cumplen la legalidad vigente en materia fiscal y de seguridad y salud.

Así, la responsable de Mantenimiento de Jardines y Áreas Verdes de Paimed destaca cómo, ante esas situaciones de contratación ilegal, los propietarios de jardines pueden encontrarse con problemas de “responsabilidad subsidiaria en caso de accidente en su propiedad, delito fiscal, no poder exigir las garantías posteriores de un trabajo sin factura, no poseer Seguro de Responsabilidad Civil y nadie puede responder de la honestidad de los trabajadores”.

Paimed ha apostado desde sus inicios por la diferenciación de sus servicios y las nuevas técnicas en la jardinería y Medio Ambiente con un equipo humano altamente cualificado y en continua formación.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *