22 de septiembre de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Los riesgos en la oficina…

Y el mayor riesgo es precisamente la creencia de que no existen, por eso hay que prestarles mucha atención, ya que aquí también se pueden producir accidentes o enfermedades.

Accidentes por caídas.
Son los más comunes y por lo general se dan en escaleras, que no conservan los escalones las medidas necesarias para hacerlos seguros, como por ejemplo las escaleras caracol. Por eso es conveniente no correr en las mismas, y tener cuidado cuando hay escalones con alfombras o gomas, que pueden estar despegadas.

Accidentes por esfuerzos excesivos

Por lo general el oficinista es una persona que si no hace ejercicios físicos por su cuenta, no está en buenas condiciones físicas y cualquier esfuerzo mal realizado, puede ocasionarle diversas lesiones dolorosas como una hernia inguinal, lumbalgia, o lesiones de columna. A veces se hace, sin pensar, un esfuerzo mayúsculo como levantar un fichero, correr una máquina o trasladar libros pesados, con las consecuencias anteriores. También es importante tener el escritorio a la altura adecuada y las sillas regulables, y con cinco rueditas. Esto es importante para evitar caídas cuando se corre la silla.

Accidentes por uso inadecuado del mobiliario
Se debe tener muy en cuenta que cuando se abre un cajón de un fichero, por ejemplo, se debe cerrar después para evitar tropezar con él. No se debe utilizar un estante mas bajo de una biblioteca como escalón para llegar a un libro que está alto. A veces ocurren accidentes por querer descansar un poco en la misma silla levantando los pies en el escritorio, se corre el asiento y se producen serias lesiones a nivel de la columna.

Riesgos de incendio
Los incendios pueden presentarse en una oficina de distinta manera, y a veces suelen tener consecuencias graves o mortales: No apagar bien un fósforo, o una colilla de cigarrillo más la acumulación de sustancias inflamables como papel, cartón etc. suelen tener consecuencias funestas.
Es aconsejable siempre tener un matafuegos a mano. En caso de incendio en un edificio, es conveniente mantener la calma, no gritar, utilizar las escaleras y no los ascensores y no volverse a buscar cosas personales.

Medidas Preventivas
-No suba ni baje escaleras corriendo.
-Tómese siempre de la baranda.
-Utilice escaleras pequeñas de mano y no los cajones de los archivos.
-Utilice enchufes con puesta a tierra.
-Si tiene que levantar algo del suelo, hágalo flexionando las rodillas y no la columna.
-Mantenga los cajones cerrados.
-Verifique que estufas y fuentes de calor no estén en contacto con cortinas o papeles.
-El orden y la limpieza del lugar de trabajo, también dan seguridad.
-Los cajones de las mesas y armarios deben estar cerrados.
-Utilice los papeleros para depositar papeles solamente, no ponga vidrios rotos o materiales cortantes, ni restos de cigarrillos.
-Es conveniente tener señalizados los caminos de evacuación.
-Se debe conocer perfectamente el manejo de los extintores, los que deberán estar bien señalizados y apoyados en una pared a una altura no mayor de 1,70m.
-No tener aparatos eléctricos en mal estado.
-No manipular, ni tratar de reparar nunca objetos, aparatos o instalaciones que tengan algo que ver con la electricidad.
-No desconecte nunca un enchufe tirando del cable.
-Las instalaciones eléctricas deben ser revisadas periódicamente por un especialista.
-Las puertas de emergencia deben abrirse siempre hacia fuera.
-Evitar las puertas de vaivén o en su defecto tener precaución al abrir estas puertas.

Recuerde que el riesgo mayor es el que se desconoce

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *