19 de enero de 2021

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Los riesgos del carburo calcico

 2. ¿Dónde se utiliza?

El carburo cálcico se emplea en los generadores y para las lámparas de acetileno, para la soldadura y corte oxiacetilénicos. Se utiliza para la producción industrial de acetileno, de cianamida cálcica y en la industria de pirotecnia.

 

3. ¿Qué riesgos tiene?

Este producto tiene un marcado efecto irritante. El carburo seco, en contacto con la piel, produce dermatitis. El contacto con la piel húmeda o con las membranas mucosas produce ulceraciones y cicatrices. Se han visto lesiones oculares con pronunciada hiperemia en los párpados y conjuntivas, con frecuencia, acompañadas de secreciones mucopurulentas.

Con regularidad, se ha observado un tipo especial de melanodermia (coloración negra de la piel) con hiperpigmentación y numerosas telangiectasias (dilatación de los vasos capilares y de las pequeñas arterias). Los accidentes más frecuentes en la industria son las quemaduras que evolucionan muy lentamente; son difíciles de tratar y necesitan escisiones (cortadura, separación, o rompimiento).

Además, este producto produce queilitis (inflamación de los labios) caracterizada por sequedad, hinchazón e hiperemia de los labios, con intensa descamación y formación de profundas fisuras radiales observándose lesiones erosivas con tendencia a la supuración en las comisuras de la boca.

El carburo cálcico, por sí mismo, cuando se expone al aire libre, desprende acetileno, un gas narcótico asfixiante que representa un considerable riesgo de fuego y explosión.

 

4. ¿Cómo se previenen?

-En los locales de horno, los trabajadores deberán resguardarse del calor excesivo, el calor radiante, las chispas y las partículas calientes con trajes de tela, cascos, manoplas, protectores de pies y piernas revestidos de amianto. El casco debe estar provisto de una fina tela metálica para la protección de los ojos y de la cara.

-La instalación deberá poseer una buena ventilación general por convección y el tejado tendrá aberturas para ventilación.

-El polvo depositado en los lugares de trabajo debe ser recogido por medio de aspiradores y sistemas extractores permanentes.

-Los tambores y barriles de carburo cálcico se almacenarán en lugares secos y bien ventilados, además, se instalarán equipos de extinción.

-Se indicará, mediante avisos, que no se debe utilizar agua en caso de incendio.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *