24 de febrero de 2019

M

MASAJES

Dar y recibir masajes no sólo es una fuente productora de bienestar, también puede mejorar la comunicación y las relaciones y ser una experiencia profundamente desestresante.

Simplemente, cuando esté solo y estresado, ponga sus manos en la cabeza y masajéese el cuero cabelludo, el pabellón de las orejas y detrás de ellas.

Todo esto produce un aumento de la circulación en la cabeza, que es positivo y le hará descargar tensiones.

Puede aprender a masajear tomando cursos especiales y luego practicar con un ser querido.

MASCOTAS

Tener un animalito como mascota, ya sea un perro, un gato, o peces o el que usted prefiera nos hace que al depender ellos de nosotros, veamos nuestros propios problemas como más alejados.

Las mascotas nos dan algo diferente en que pensar, nos transmiten amor, mientras más cerca de ellos estemos, nos ayudarán a desarrollar vínculos afectivos que mantendrán alejados la soledad y el estrés.

La interacción con animales nos llena tanto de alegría como de sentimientos positivos y contribuye a nuestra felicidad.

Los perros, a veces, logran que sus amos se olviden de sus problemas y sólo lo consiguen con mover la cola cuando  llega a su domicilio.

Sólo con sentarme frente a una pecera y contemplar la tranquilidad que reina en ese ámbito, personalmente me produce satisfacción y me trasmite paz.

A veces se puede combinar una buena música con la contemplación de pecesitos, obtendrá tranquilidad, y por lo tanto disminuirá su estrés.

“Aspire a estar satisfecho y feliz en general, no a que cada uno de los aspectos de su vida sea perfecto. La satisfacción completa no existe porque todo es susceptible de mejorar. Aspire a la perfección sin obsesionarse.”
DAVID  THOREAU

MEDITACION

La meditación hace que uno se vuelva más sensible a su entorno y más relajado.

Cuando se disponga a meditar, hágalo de modo que se encuentre cómodo, de esa manera le será mas fácil relajarse.

METAS

En la vida es bueno tener metas estimulantes, pero a la vez tienen que ser mensurables y alcanzables.

Las personas que se ponen metas inalcanzables, viven estresadas tratando de cumplirlas y tienden a perder su autoestima al fracasar en su meta, lo que empeora el estrés.

Que sus metas sean realistas y alcanzables, le harán disminuir su estres.

MIEDO

El miedo es un mecanismo básico de protección del ser humano y por lo tanto, no debería avergonzarnos tener miedo.

Comprender el miedo y lo que  puede pasar, es la clave para superarlo. Si usted le tiene miedo al miedo no lo podrá vencer nunca.

El primer paso para superar un obstáculo es reconocerlo y respetarlo. No tenga miedo, estudie el problema que tiene y trate de superarlo. Una buena forma de mitigar una fobia o un miedo es a través del control de la respiración.

Los episodios de miedo o pánico siempre están asociados a una respiración rápida y entrecortada, por lo que imponerse una respiración profunda, lenta y consciente, desactiva parcialmente el miedo, disminuyendo el estrés.

La próxima vez que tenga miedo, respire profundamente y siga adelante.

MUSICA

La música es un arte sutil e indefinible. Las cualidades tranquilizantes y terapéuticas de la música, están ampliamente demostradas, la música nos sirve para mitigar los estados mentales negativos, como el nerviosismo, la tristeza, el cansancio y, por supuesto, el estrés.

MÚSICA PARA RELAJACIÓN
La música para  relajación tiene que ser tranquila y serena pero cada uno tendrá dentro de su gusto el tipo que más le agrada, que tanto puede ser música clásica, popular o ligera. Una variante es utilizar la visualización mientras escucha. Escuchar música cuando uno está estresado es proporcionarle a su propia mente algo en qué sostenerse para dejar un poco de lado las preocupaciones. Después de unas horas de música, al volver a pensar en los problemas que tenía, éstos adquieren otra dimensión. Y de esa manera con la mente mas tranquila se puede hacer un mejor uso del tiempo y de las tareas a realizar para disminuir el estrés. La música tiene influencia sobre nosotros en distintos niveles, tiende a transportar la mente al lugar que más nos gusta, estimula nuestro cerebro no importando la edad que tengamos. Escúchela en una posición cómoda, con los ojos cerrados y transpórtese mentalmente hacia un lugar plácido y cálido que usted conozca o imagine. Piense que la música actúa a su alrededor como agua que fluye y se lleva todas las impurezas y tensiones ocasionadas.

Como nada es más subjetivo que la música, debe ser usted, personalmente, quien vaya haciendo descubrimientos sobre la misma y los efectos que le causa para combatir cualquier estado de ánimo adverso.

Tampoco quiere decir que debe renunciar al silencio, éste también es muy importante a la hora de reducir el estrés. Es usted quien decide cuándo debe sonar la banda sonora de su vida.

También es aconsejable la música para trabajar sólo cuando no se trabaja en un ambiente ruidoso. Se aconseja normalmente usarla a mitad de la mañana y a la mitad de la tarde, que es cuando el individuo comienza a disminuir su atención y rendimiento.

Es muy conocido el hecho de cómo influyen las marchas militares estimulando al individuo insuflándoles energía. De la misma manera usted debe encontrar qué tipo de música le gusta escuchar y en qué momento.

La música suave afecta el hemisferio derecho del cerebro, que es el asiento de la emoción, impidiendo el paso de pensamientos negativos o estresantes. Nos hace tranquilizar, bajar la presión arterial, el ritmo cardíaco y respiratorio y la tensión muscular disminuye y se liberan endorfinas y serotonina.

Escuche música instrumental o la que usted prefiera. Inclusive, aquella que incluye instrucciones para relajarse.

“Usted puede explicar a alguien el argumento de un libro, de una película o incluso la composición de un cuadro, pero ¿Cómo explicar una sonata si no es tarareándola?”
DALE CARNEGIE

MUERTE

El miedo a la muerte es una de las variantes del miedo en general que mencionaba anteriormente y que es necesario comprender para desterrar.

La muerte es lo único que tenemos seguro y no debemos temerle. Pero eso ya depende de cada una de nuestras creencias.

 

<< Dedicado a “El Hombre Urbano”
N >>

Notas relacionadas