16 de diciembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

La prevención de riesgos laborales es también responsabilidad del trabajador sanitario

La Gerencia Regional de Salud acaba de publicar el primer número de la ‘Hoja informativa sobre prevención de riesgos laborales en Sacyl’, con la que se pretende hacer llegar todos los detalles sobre esta materia a los trabajadores sanitarios, aumentar la cultura preventiva entre empleados, equipos directivos y mandos intermedios, y avanzar en la asimilación diaria de la prevención. Porque el año pasado se produjeron más de tres mil accidentes laborales en Sacyl, la cuarta parte con baja y casi medio millar “in itinere”.

“La prevención no es exclusiva de quienes nos dedicamos a ello, somos quienes asesoramos, la prevención empieza por uno mismo desde el momento en que nos levantamos de la cama, antes incluso de llegar al centro de trabajo”, destaca José Lorenzo Bravo Grande, especialista en Medicina del Trabajo, Jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Área de Salud de Salamanca. Por eso, es esencial la formación, a través de cursos que se imparten continuamente en el hospital, y la información, a través de la intranet y las denominadas ‘carpetas comunes’ con Atención Primaria, donde permanentemente hay datos y consejos.

Presta asistencia a unos seis mil trabajadores de Atención Especializada, Atención Primaria (incluyendo las sustituciones). Una Unidad Básica de Salud Laboral está compuesta por un médico especialista en medicina del trabajo y una enfermera especialista en enfermería del trabajo. En el Servicio de Prevención, además existen dos técnicos superiores en Prevención y dos especialistas en Prevención, más un administrativo. El Servicio de Prevención también actúa como dispositivo docente de la Unidad Docente Multiprofesional de Salud Laboral y foma a MIR y EIR del Trabajo. En España sólo hay cuatro unidades docentes de este tipo. En concreto, hay un médico especialista en trabajo por cada dos mil trabajadores. En todo el país son unos cuatro mil, pero hay más de dieciocho millones de afiliados a la Seguridad Social. “No salen las cuentas y se está descuidando la formación de especialistas. Tendríamos que fijarnos en países que lo hacen mejor, como Francia, Suecia, Noruega… Si no se hace así, mal vamos”.

Entre sus funciones está colaborar con la dirección de la empresa en la mejora de la acción preventiva y ejercer una labor de vigilancia y control sobre el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales. Por ejemplo, a través de exámenes de salud (los conocidos como reconocimientos médicos), específicos según los riesgos a los que está sometido cada trabajador. “Cada uno tiene sus propios riesgos y no es lo mismo un celador que un trabajador de cocina”, puntualiza José Lorenzo Bravo Grande. Incluso se responsabilizan de la protección de embarazadas y lactantes.

Otra función fundamental es ser informados de los daños producidos en la salud de los trabajadores. En la nueva hoja informativa precisamente se detalla un nuevo procedimiento de accidentes laborales. La comunicación de un incidente o accidente debe realizarse antes de las 48 horas siguientes al superior jerárquico a través de un modelo establecido y el trabajador se pondrá en contacto con el Servicio de Prevención. La baja, en su caso, la da el médico de familia, pero siempre con el parte de asistencia sanitaria firmado por el médico del trabajo del Servicio de Prevención. Además, se realiza la investigación del suceso y se proponen medidas preventivas para evitar su repetición. “Si no conocemos no podemos actuar, tampoco la empresa, y así sucesivamente”, afirma el doctor Bravo, recordando que no sólo se deben comunicar accidentes, donde hay lesiones, también cualquier incidente para poder evitar que vuelva a suceder.

Ahí entra también la violencia tanto externa (de un paciente o familiar al trabajador sanitario) como la interna (entre empleados del hospital o centro de salud). La notificación se puede realizar incluso desde casa a través de internet, rellenando un documento pdf. “Es importante que se vayan asumiendo protocolos de actuación para si un día llega la agresión, que uno sepa cómo actuar”.

Una correcta inmunización de los trabajadores del área sanitaria es fundamental

El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales tiene además entre sus misiones concienciar a los trabajadores sanitarios de la importancia que supone la inmunización, conocer qué vacunas tienen puestas. “Tenemos herramientas para las enfermedades prevenibles y esas son las vacunas. Es necesaria una correcto estado de inmunización para poder trabajar en un ámbito sanitario. En Estados Unidos una persona no entra en el hospital a trabajar si no tiene todas las vacunas administradas”.

Por ejemplo, a la vuelta de la esquina está el invierno y la campaña de vacunación contra la gripe, “que se suele confundir con un catarro, que se pasa con leche con miel, pero no es así y la gripe complica estancias de algunos pacientes, las alarga, y hay que tener conciencia de que somos sanitarios y debemos estar correctamente inmunizados cuando vamos a trabajar. Sí o sí. Eso no admite ninguna discusión. Si no se hace de esa manera, estamos jugando con nuestra vida, pero sobre todo con la vida de los pacientes”. Porque toda prevención siempre es poca, y más en un recinto tan especial como un hospital.

Fuente: noticiascyl.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *