16 de julio de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

La importancia de garantizar la seguridad en entornos de trabajo con materiales explosivos

En la actualidad son muchas las compañías que han incluido el uso de tabletas digitales como parte de su equipación tecnológica cotidiana y éstas han sido desarrolladas para ser utilizadas en entornos volátiles donde gases, vapores, vapores inflamables o polvos combustibles están presentes. En determinadas industrias los trabajadores deberían cuestionarse hasta qué punto añadir elementos eléctricos puede llegar a provocar un incidente de gravedad.

Para evitar incidentes no deseados las empresas han de cumplir con las siguientes regulaciones europeas y norteamericanas de Seguridad:

  • La Directiva 99/92/CE (también conocida como Directiva de ATEX) recoge los requisitos mínimos para mejorar la seguridad y la salud de los trabajadores potencialmente expuestos a atmósferas explosivas.
  • La Directiva 94/9/CE (la Directiva de equipos ATEX) relativa a los aparatos y sistemas de protección para su utilización en atmósferas potencialmente explosivas.
  • La certificación norteamericana CID2 es una norma ANSI / ISA para ubicaciones peligrosas.

Estas regulaciones son las más aceptadas para el uso de las tabletas táctiles u otros dispositivos electrónicos similares en entornos donde existe un riesgo potencial de explosión. En sectores como el químico, el petrolero o el gasista, es todavía muy importante prevenir posibles riesgos y han de asegurarse de que los trabajadores cuentan con dispositivos certificados correctamente. Dispositivos que, dada su calidad y su seguridad, jamás podrán en riesgo la salud del trabajador.

Distintos niveles de riesgo en entornos de trabajo y un ejemplo práctico

El trabajo en entornos de riesgo cualquier dispositivo electrónico con una certificación inadecuada podría generar una chispa y causar una explosión no deseada. El nivel de riesgo de explosión en el lugar de trabajo debe determinarse antes de establecer los requisitos mínimos que cumplirán los productos que se van a utilizar. Estos riesgos se dividen en 3 categorías según la Directiva ATEX:

  • Categoría 3, Zona 2: considerando un área donde no es probable que se produzca una atmósfera explosiva pero, si ocurriera, sería durante un período corto de tiempo.
  • Categoría 2, Zona 1: para un área donde ocasionalmente se puede generar una atmósfera explosiva durante el desarrollo de la actividad laboral.
  • Categoría 1, Zona 0: un área donde la atmósfera es explosiva de manera continua o de forma intercalada pero en periodos suficientemente largos de tiempo.

Para comprender mejor estas tres categorías, podemos explicarlo mediante una analogía con una gasolinera común. La Zona 2 de ATEX coincidiría con las áreas al aire libre de la estación de servicio. La Zona 1 se encontraría junto la bomba de repostaje de combustible. Y la Zona 0 se encontraría dentro del propio surtidor. Aunque en este caso se trata de un ejemplo sencillo, las empresas deben evaluar y especificar de forma precisa cada una de sus propias zonas, ya que el riesgo que conllevan las brechas de seguridad y las consecuencias económicas de un cálculo incorrecto pueden ser considerables.

Para evitar estas situaciones de combustiones y explosiones espontáneas, las tabletas resistentes certificadas por ATEX están diseñadas específicamente para recibir golpes y caídas, así como para su uso óptimo en distintos entornos de condiciones adversas, como una baja o alta luminosidad o de meteorología extrema.

Además, las organizaciones que operan bajo una atmosfera explosiva deben exigir a los fabricantes de tabletas que presenten una Declaración de conformidad ATEX (DoC) o una prueba de conformidad C1D2 antes de comprar y poner en marcha un dispositivo eléctrico. Esto ayudará a garantizar que los empleados y los propios activos estén protegidos en todo momento en su lugar de trabajo ante cualquier eventualidad.

Fuente: interempresas.net

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *