21 de noviembre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Estrés Laboral

Cuando exististe un desajuste demasiado grande o constante entre lo que el trabajo y el medio laboral nos piden y nuestra capacidad para dar respuesta a tales demandas, aparece un estado de tensión física y psicológica que se relaciona con multitud de problemas para el trabajador y para la organización en la que desempeña su labor.

Según datos de la última Encuesta Europea de Condiciones de Trabajo uno de cada cinco trabajadores sufre estrés en su trabajo, tratándose de uno de los principales problemas de salud entre los trabajadores europeos.

¿Cómo afecta el estrés a nuestra salud?

 El estrés laboral contribuye a una mala salud mediante tres mecanismos: 

 Deteriora nuestros hábitos (peor cuidado de la salud, aumento del consumo de tabaco y alcohol, dieta inadecuada, menor práctica de ejercicio físico). 

 Causa desequilibrios en nuestro funcionamiento corporal por medio de alteraciones en el funcionamiento de nuestro Sistema Nervioso y Neuroendocrino. 
 Causa efectos psicológicos adversos: trastornos emocionales como la ansiedad y la depresión; pérdida de motivación e interés; disminución de la eficacia mental.

 Muchos y muy diversos son los problemas de salud que han sido relacionados con el estrés laboral. Los trastornos emocionales y las enfermedades cardiovasculares son, tal vez, aquellos con respecto a los cuales la evidencia científica es mayor.

¿Y a la organización en la que trabajamos?

Pero el estrés laboral también tiene consecuencias negativas para las organizaciones de trabajo:

 Absentismo: aumento de las ausencias del trabajador (no justificadas o por enfermedad). 
 Presentismo: incremento del tiempo en que el trabajador no trabaja pese a estar en la empresa. 
 Disminución de la productividad: el rendimiento del trabajador es menor y de menos calidad. 
 Pérdida (fuga) de profesionales cualificados. 
 Aumento de los conflictos y litigios: (problemas internos en la organización y con los usuarios o clientes). 
 Mayor siniestralidad laboral. 
 Aumento de la violencia física y psicológica en el entorno laboral. 
 Conductas de sabotaje y boicot por parte de los trabajadores.

 Revisiones recientes de los resultados científicos disponibles hasta la fecha cuestionan la idea comúnmente aceptada de que cierto nivel de estrés mejora el rendimiento laboral. Según estos estudios cuando una organización “se estresa” su rendimiento se deteriora.

Pero, ¿cuáles son las causas del estrés laboral?

Conocemos multitud de factores en la organización del trabajo que contribuyen a que aumente el estrés laboral. Entre estos podemos destacar:

 El aumento irracional de la carga de trabajo. 

 La falta de autonomía y capacidad de decisión en el puesto, especialmente en relación con la posibilidad de gestionar nuestro propio tiempo. 

 La falta de oportunidades de desarrollo profesional. 

 El desequilibrio entre nuestro nivel de esfuerzo y las compensaciones por nuestro trabajo. 

 Escaso apoyo por parte de compañeros y superiores.

 Un reciente informe de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo identifica como factores de riesgo emergentes:

 El aumento de la inseguridad respecto al trabajo (p. ej. nuevas formas de contratación). 
 Las implicaciones derivadas del envejecimiento de la población activa. 
 La intensificación del trabajo. 
 Las fuertes exigencias emocionales en el trabajo. 
 La falta de posibilidades para conciliar el trabajo y la vida personal.

Fuente: expertoschile.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *