17 de octubre de 2018

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

Consejos para cuidar tus ojos frente a la computadora en el trabajo

Cada trabajo es diferente y tiene sus exigencias, para muchos esto significa pasar muchas horas frente a la computadora. Esto presenta varios riesgos para la salud de nuestros ojos y, por supuesto, de nuestra vista. Por eso es muy importante aprender a cuidarlos a través de hábitos saludables, y aquí te damos unos tips para hacerlo.

Idealmente, las empresas deberían crear un ambiente de trabajo que propicie las condiciones de comodidad y seguridad para que los empleados desarrollen sus tareas diarias. Esto incluiría promover hábitos saludables para todos, en especial para quienes están toda su jornada pegados a un monitor.

Como es raro que eso pase, les dejamos unos consejos para que cuiden su preciada salud visual en la oficina:

1. Usar protección adecuada. Hace unos años se usaban las pantallas protectoras para evitar que el brillo del monitor llegara tan brillante a nuestros ojos. Hoy tenemos pantallas mate con opción a controlar el brillo, una ventaja que debemos aprovechar. Otra opción es el uso de lentes especiales para el trabajo de escritorio.

2. Trabaja con la iluminación necesaria. Contar con una cantidad de luz apropiada es determinante para el rendimiento laboral, evitar la fatiga visual a causa de un sobre esfuerzo y los accidentes de trabajo. La iluminación debe estar distribuida de manera uniforme, sin interrupción o intermitencias en el suministro, y que no haya contrastes marcados entre claro y oscuro. La luz no debe caer directamente sobre los ojos ni tampoco deben producirse sombras sobre los objetos que estás enfocando, por ejemplo, cuando se escribe en el papel.

3. Cuidado con la radiación solar. Si tu escritorio está cerca de la ventana y te llega la luz natural directa, necesitas tomar medidas de protección contra la radiación ultravioleta y los cambios en las intensidades de luz propias de esta fuente. Este tipo de iluminación puede provocar conjuntivitis, malformaciones en los párpados, alteraciones en la transparencia del cristalino (catarata) o degeneración de las células de la retina que llevan a una disminución permanente de la visión.

4. Toma pausas activas. Si realizas tareas que requieran concentración y ver algo muy de cerca por mucho tiempo, es saludable hacer una pausa cada 20 o 30 minutos. Levanta la mirada y fija tu atención en algo que se encuentre varios metros de distancia por unos 30 segundos.

5. Mantén tu distancia y postura. La pantalla debe estar a una distancia de 45 a 55 centímetros de tu rostro, y quedar justo a la altura de tus ojos. También es importante mantener una postura correcta cuando se realizan trabajos como leer o escribir. Asegúrate de que la altura de la silla y el escritorio permitan que tus pies descansen en el suelo, las piernas estén a la altura de las rodillas, la espalda esté recta y los hombros hacia atrás, sin torcer la cabeza o el cuello.

6. Evita las altas temperaturas. Trabajar en un ambiente con temperaturas altas, por encima de los 26°, hace que los ojos y mucosas se resequen, produciendo irritación, enrojecimiento de los ojos y exceso de parpadeo. Igualmente, los ambientes calurosos disminuyen las enzimas bactericidas y hacen más probable la aparición de una conjuntivitis.

Fuente: veintitantos.com

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *