21 de mayo de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

34. Gestión del estrés: “Relájate”

 

-Pero ¿como se logra cuando uno está estresado

-Se logra de diversas maneras, pero cuando uno está estresado o muy enojado y no puede reaccionar en forma positiva, es bueno acordarse de la respiración”¦

 

-Yo siempre respiro…

-Por supuesto, que respiras. Pero tratá de hacerlo en forma lenta y profunda, recordando algún momento especial de tu vida en la cual hayas estado tranquilo y disfrutando. Pensá en algún lugar conocido en el cual te hayas sentido bien, puede ser en el mar o en las montañas o donde quieras, lo importante es que te traiga un buen recuerdo de placer, de tranquilidad a tu propio cuerpo. Si en ese lugar había mucho sol y cantaban pajaritos, o lo que sea, cierra tus ojos piensa en los mínimos detalles que existían en ese momento. Con tu mente estarás en ese lugar aunque tu cuerpo esté en otro, pero esa visualización te hará disminuir el estrés.

También sirve inspirar suave y tranquilo por la nariz y hacer la expiración también en forma suave y tranquila por la boca, soplando como si fueras a apagar una vela. En yoga se le dice hacer “respiración vela”. Esto también te va a traer tranquilidad y por lo tanto disminuirás el estrés.

 

-Cada vez que quiero hacer eso, me ocurre algo que me saca de ese estado”¦

-No importa, trata de no reparar en eso, simplemente concéntrate en la respiración, mientras inhalas o exhalas lentamente y vuelve entonces a tu lugar mental. Debes cerrar los ojos y proyectar ante ti, en el ojo de la mente una escena tranquila y el organismo se relajará ante una imagen cálida y acogedora. Si te imaginas una escena violenta, el organismo responderá alarmado y tu cuerpo se preparará para luchar o huir.

Es importante adquirir el hábito de detectar regularmente dónde están los puntos tensos de tu cuerpo y de relajarlos. Puede ser a nivel digestivo en cuyo caso se puede manifestar con gastritis, cólicos o diarrea; puede ser a nivel cardíaco con manifestaciones de arritmia cardíaca, hipertensión; o también puede manifestarse con dolores de cabeza que ha veces son molesto e intensos. Si uno no le presta atención a estos signos del cuerpo, que nos hacen un “cierto llamado de atención”, luego se puede manifestar de otras formas mucho mas intensas como infarto o accidente cerebro vascular con manifestaciones que nos pueden llegar a complicar la vida.

 

-Te entiendo, o sea que cada uno debe aprender a conocer su propio límite de estrés”¦

-Exacto, no en todas las personas el estrés es igual. No todos reaccionamos de la misma manera. Por eso siempre repito que lo importante en la lucha contra el estrés es la prevención que debemos realizar cada uno por su cuenta y tratar de relajarse y sacarse esa tensión que nos preocupa.

 

-A veces quiero relajarme, pero no puedo”¦

-Mira, lo primero que necesitas es disponer de quince a veinte minutos tranquilo y sólo, puedes estar sentado o acostado o en cualquier posición que te sea cómoda. Una forma fácil de comenzar a hacerlo es cerrando los ojos, y poniendo tu propia atención en tus párpados intenta relajar tus músculos. Luego afloja la tensión de los músculos de la frente, con solo pensar en ellos, el estar estresado o preocupado hace que siempre tengamos el ceño fruncido, entonces relájalo. Relaja los músculos de tu cara. Luego piensa en tu cuero cabelludo y afloja la tensión del mismo, imaginando que estás adormecido.

Posteriormente dirige tu atención hacia atrás de tu cabeza y cuando llegues a la altura de los hombros sigue con tu atención dirigiéndote hacia los músculos del cuello y los brazos, hasta los dedos de las manos.

Prosigue así con todo tu cuerpo, haciendo lo mismo con el tronco y las piernas, verás que pronto te sientes mas tranquilo.

 

-¿Cuántas veces lo tengo que hacer por día o por semana?

-No, no es un remedio que podamos decir: se debe hacer cada ocho horas. Lo debes hacer cada vez que te sientas estresado. No te olvides que la lucha contra el estrés es constante.

“¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦..

Estas “charlas” cotidianas sobre el estrés, se realizan todas teniendo en cuenta el libro “EL ABC DEL ESTRÁ‰S LABORAL”, del Dr. Hugo Francisco Rostagno.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *