22 de agosto de 2019

728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo
728×90 Servicio Modelo de Medicina del Trabajo

33.Gestion del estrés: “Tus pensamientos”

-Por supuesto, pues ¡son mios!

-Claro, son importantes para vos, por que tus pensamientos hacen que tú hagas lo que piensas”¦

 

-¿Cómo es eso?

-Mirá, si vos piensas que estás mal, te sentirás mal. En cambio si piensas que estás bien, te sentirás mejor. Es imposible sentirse bien, si tienes pensamientos negativos. Si te sientes bien es porque tienes pensamientos positivos, te sentirás bien y estás comunicando a los demás que te sientes bien y eso es muy bueno.

 

-Pero entonces, todo sería muy fácil, si todos pensáramos en positivo todos estaríamos bien”¦

-Ese es precisamente el tema. Lo que pasa que la gente tiende a pensar en negativo, siempre estamos pensando en lo que no tenemos y en lo que nos falta. Y de esa manera enfocándonos en lo que nos falta conseguir en la vida, no sabemos apreciar lo que ya tenemos y siempre estamos insatisfechos y nos estresamos por conseguir lo que no tenemos.

Esto es un clásico en el mundo consumista en que vivimos, siempre hay un televisor nuevo, o una computadora mas grande, más rápida, de mejor calidad que deseamos tener y seguimos pensando en ello. Si te enfocas en las mejores cosas que ya tienes en tu vida, pensando en ellas y dándole la importancia que tienen verás que estarás mas satisfecho y más cómodo y no se trata solamente de las cosas materiales o económicas, sino que hay que saber apreciar la familia, los amigos, etc. que nos llenan de satisfacciones y que a veces no las tenemos en cuenta.

Pero todo parte del pensamiento o de la actitud mental que uno tenga. Se dice que los pensamientos son un imán que atrae cosas semejantes. Por lo que si siempre piensas cosas malas, atraerás cosas iguales, en cambio si piensas en cosas positivas y que te hagan sentir bien, atraerás ese tipo de cosas. Te recomiendo que leas el libro “El secreto” y verás que es así.

 

-¿El secreto?, también hay una película que se llama así, ¿verdad?.

-Si, está relacionada porque es de la misma autora, Rhonda Byrne. Habla de la ley de la atracción.

-¿Qué es la ley de atracción?

-La ley de la atracción, dice que “Lo semejante atrae a lo semejante”, y allí habla de que cada persona es como una torre de transmisión”¦

 

-¿Torre de transmisión?

-Míralo de este modo: todos sabemos que una torre de transmisión de televisión emite sus señales a través de una frecuencia, que se transforma en imágenes en nuestro televisor. La mayoría de las personas no sabemos como ocurre esto, pero sabemos que si sintonizamos un canal veremos lo que transmite. Elegimos un canal por la frecuencia que transmite, si queremos ver otras imágenes cambiamos de canal o sea que sintonizamos otra frecuencia. De la misma manera vos sos una torre de transmisión, y lo que transmites crea tu vida.

Las imágenes que recibes de la transmisión de tus pensamientos no se proyectan en la pantalla de tu televisor, ¡son las imágenes de tu vida!. Tus pensamientos crean la frecuencia, atraen cosas semejantes a esa frecuencia y luego las devuelven en forma de las imágenes de tu vida.

De esa manera si quieres cambiar algo de tu vida, cambia de canal y de frecuencia, cambiando tus pensamientos.

 

-Pero, ¿Cómo cambio mis pensamientos?

-Debes primero tomar conciencia de lo que estás pensando, analizar si eso es positivo o no. Y cambiar de frecuencia. Tienes que sentirte feliz con tus pensamientos positivos, si lo que piensas te hace sentir bien, es bueno. Si lo que piensas te hace sentir mal, cámbialos.

Buscá con la mente en tu pasado y recordá algún momento en que realmente te has sentido bien, y evocá ese momento. ¿Cómo te sentías?. Ponete en tu piel en ese momento y revivilo, verás que ya te sientes mejor y sin estrés. Sentirás la misma sensación de felicidad y tranquilidad que disfrutastes en ese momento.

 

-Está bueno, ¿“El Secreto”, me dijistes?

-Así es. Te lo recomiendo…

“¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦”¦..

Estas “charlas” cotidianas sobre el estrés, se realizan todas teniendo en cuenta el libro “EL ABC DEL ESTRÁ‰S LABORAL”, del Dr. Hugo Francisco Rostagno.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *